Conceptos fundamentales de drogodependencia

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
Conceptos fundamentales de drogodependencia por Mind Map: Conceptos fundamentales de drogodependencia

1. Criterios en drogodependencia

1.1. El sistema CIE-10 define el síndrome de dependencia como un trastorno con las siguientes características:

1.1.1. a) Manifestaciones fisiológicas, comporta- mentales y cognitivas características.

1.1.2. b) Se da máxima prioridad al consumo de la sustancia.

1.1.3. C)Hay un deseo (fuerte o insuperable) de administración.

1.1.4. d) Las recaídas, después de un período de abstinencia, llevan a instaurar más rápida- mente este síndrome que en los no de- pendientes.

1.2. El sistema CIE-10 da las siguientes pautas diagnósticas si durante algún momento en los doce meses previos han estado presentes tres o más de los rasgos siguientes:

1.2.1. 1. Deseo o compulsión de consumir la sus- tancia.

1.2.2. 2. Disminución de la capacidad de control del consumo: para comenzar o para ter- minarlo.

1.2.3. 3. Síntomas somáticos del síndrome de abs- tinencia específico cuando se reduzca o cese el consumo.

1.2.4. 4. Tolerancia.

1.2.5. 5. Abandono progresivo de otras fuentes de placer o diversiones.

1.2.6. 6. Persistencia en el consumo, a pesar de sus evidentes consecuencias perjudiciales”.

1.3. Sistema DSM-IV-TR

1.3.1. Define la dependencia de sustancias psicoactivas como un patrón desadaptativo de consumo que conlleva un deterioro o malestar clínicamente significativos, expresado por tres (o más) de los apartados siguientes en algún momento de un período continuado de 12 meses.

1.3.1.1. Tolerancia

1.3.1.1.1. Es una necesidad de cantidades marcada- mente crecientes de la sustancia. El efecto de las mismas cantidades de la sustancia disminuye claramente con su consumo continuado.

1.3.1.2. Abstinencia

1.3.1.2.1. a) El síndrome de abstinencia caracterís- tico para la sustancia

1.3.1.2.2. b) Se toma la sustancia (o una muy pare- cida) para aliviar o evitar los síntomas de abstinencia.

1.3.1.3. La sustancia se toma con frecuencia en cantidades mayores o durante un período más largo de lo que inicialmente se pre- tendía.

1.3.1.4. Existe un deseo persistente o esfuerzos in- fructuosos de controlar o suprimir el con- sumo de la sustancia.

1.3.1.5. Se emplea mucho tiempo en actividades relacionadas con la obtención de la sus- tancia , en el consumo de la sustancia o en la recuperación de sus efectos.

1.3.1.6. Reducción de importantes actividades so- ciales, laborales o recreativas debido al consumo de la sustancia.

1.3.1.7. Se continúa administrando la sustancia a pesar de tener conciencia de problemas psicológicos o físicos que provoca.

1.3.2. Especifica:

1.3.2.1. Con dependencia fisiológica: aquellos que presentan signos de tolerancia o abs- tinencia.

1.3.2.1.1. Algunos autores la consideran la forma más grave de dependencia.

1.3.2.2. Sin dependencia fisiológica: los que no presentan signos de tolerancia o abstinen- cia.

2. Dependencia física o neuropsicológica

2.1. Recibe el nombre de neuroadaptación

2.1.1. La APA destaca que es importante di- ferenciar el “trastorno” de dependencia del “estado fisiológico” de dependencia física de una droga.

2.1.1.1. Es un estado orgánico que tiene lugar cuando se ha administrado cualquier droga en dosis y tiempo suficiente, de forma que pro- voque en el organismo una reacción de absti- nencia aguda cuando deja de consumirse.

2.1.1.2. La dependencia a sustancias psicoactivas, como trastorno, debe diagnosticarse si la persona comienza a utilizar la droga de forma proble- mática

2.2. Estado caracterizado por la necesidad de mantener unos niveles determinados de una droga en el organismo, desarrollándose un vínculo droga-organismo.

2.2.1. Sus dos componentes son:

2.2.1.1. Tolerancia

2.2.1.2. Síndrome de abstinencia

2.2.1.2.1. Cuando la administración de la droga se suspende bruscamente o se administra una sustancia antagonista, es decir, se rompe el vínculo droga-organismo.

2.2.1.2.2. Se caracteriza por unas manifestaciones más o menos agudas de una serie de signos y síntomas físicos y psíquicos de gravedad y perfil variable, según la droga.

2.2.1.2.3. Se divide en:

2.2.1.2.4. La aparición del síndrome de abstinencia agudo es lo que define la existencia de la dependencia física y no es un elemento indispensable de la drogodependencia.

2.2.1.2.5. La intensidad del síndrome de abstinencia agudo depende de:

2.2.1.2.6. Las teorías sugieren que existe una alteración a nivel neurobiológico en la dependencia física lo que podría deberse a la puesta en marcha de mecanismos enzimáticos (p. ej., umento de la síntesis de determinados neu- rotransmisores), que estaban controlados por la droga retirada, con la consiguiente hiperactividad de rebote

2.2.1.3. Además de la sensibilización, que se trata de la respuesta aumentada a una droga tras una presentación intermitentemente repetida.

2.3. La dependencia física es característica de las sustancias depresógenas (alcohol, opiáceos, hipnóticos, sedantes); menos marcada entre las drogas estimulantes (anfetaminas y derivados, cocaína y nicotina) y apenas perceptible en el caso de los alucinógenos.

2.3.1. Cuando la dependencia física se extiende a otros fármacos de la misma familia farmaco- lógica, se habla de dependencia cruzada.

2.3.1.1. Cuando aparece un síndrome de abstinencia por supresión de una determinada droga, se puede neutralizar con la adminis- tración de otra droga del mismo grupo.

3. Dependencia psicológica

3.1. Es el deseo irresistible (estado de ansia o anhelo [craving]) de repetir la administración de una droga para:

3.1.1. a) Obtener la vivencia de sus efectos agradables, placenteros y/o evasivos (sedación, euforia, alucinaciones)

3.1.2. b) Evitar el malestar que se siente con su ausencia.

3.2. Son las actividades de búsqueda de la droga por parte de la persona y la asociación de pa- trones de consumo patológico las que condi- cionan la dependencia.

3.3. Conductismo

3.3.1. Perspectiva del conductismo operante o instrumental

3.3.1.1. El consumo ocasional o recurrente de drogas“persiste por sus consecuencias”.

3.3.1.2. El refuerzo puede ser definido como “cualquier acontecimiento que aumenta la probabilidad de una conducta” y da lugar a un condicionamiento “respondiente”.

3.3.1.2.1. Refuerzo positivo:

3.3.1.2.2. Refuerzo negativo:

3.3.1.2.3. Para la instauración de la dependencia se suman los efectos reforzadores positivos y negativos de la droga que abocan directa- mente a cambios comportamentales en la persona, es decir, a una acción incoercible de búsqueda, obtención y consumo de la sustancia.

3.3.2. La dependencia psicológica está sujeta tanto a la capacidad reforzadora de la droga y a los niveles de condicionamiento clásico exis- tentes como a la forma que estos fenómenos se han integrado en la persona, configurando su particular estilo de vida.

3.3.3. Perspectiva del conductivo clásico o pavloviano

3.3.3.1. Se convierten en “señales” de la posible disponibilidad de droga:

3.3.3.1.1. Los estímulos interoceptivos (piloerección, sudoración, taquicardia, inquietud motora, etc.)

3.3.3.1.2. Todos los implementos (agujas, frascos, botellas, paquete de cigarrillos)

3.3.3.1.3. Conductas asociadas (estímulos ambientales: amigos, hora del día, calle, etc.)

3.3.3.1.4. En su presencia, el deseo de experimentar los efectos de ésta aumenta, es decir da lugar a un condicionamiento “contingente”.

3.3.3.2. Este tipo de aprendizaje, está más involucrado en los síntomas del síndrome de abstinencia agudo y en las recaídas del drogodependiente.

3.4. La dependencia psicológica es una situación compleja, y la intensidad y rapidez con la que se instaura, así como la dificultad para salir de ella una vez establecida.

3.5. Síndromes de abstinencia relacionados:

3.5.1. Síndrome de abstinencia tardío

3.5.1.1. Aparece a los pocos días o semanas de haber abandonado el consumo de la droga; después del síndrome de abstinencia agudo o bien.

3.5.1.2. Se trata de un conjunto de síntomas y signos derivados de una disregulación del sistema neurovege- tativo y de las funciones psíquicas básicas (afectividad, pensamiento, percepción, memoria, etc.).

3.5.1.2.1. Este síndrome da lugar a que la persona “recuerde” cada día a la sustancia de la que ha sido dependiente, reavivándose anhelos pasados, en definitiva, con grave riesgo de recaída en su consumo.

3.5.2. Síndrome de abstinencia condicionado

3.5.2.1. Una sintomatología típica del síndrome de abstinencia agudo en un drogodependiente que lleva meses o años sin consumir.

3.5.2.2. El cuadro se puede desencadenar cuando la persona vuelve a exponerse a los es- tímulos ambientales donde tenía lugar su consumo o bien los estímulos del entorno en que se encuentra son similares a aque- llos.

4. Dependencia psicológica

4.1. La necesidad de consumir la droga como signo de pertenencia a un grupo social que proporciona una clara señal de identidad personal.

4.2. El abandono del consumo de la sustancia puede generar en el drogodependiente graves crisis de relación capaces de provocar la reanudación de su consumo con el objeto de restablecer el equilibrio social.

5. Tolerancia

5.1. Disminución gradual del efecto de un fármaco tras la administración repetida de la misma dosis, lo que obliga a incrementar la dosis para obtener el efecto inicial.

5.2. Fenómeno adaptativo del organismo; la tolerancia trata de situarlo en un estado equivalente a la condición sin fármaco, sin droga.

5.2.1. Se desarrolla en función de:

5.2.1.1. Las propiedades farmacológicas de la droga

5.2.1.2. De los efectos que a nivel bioquímico produce en el organismo.

5.3. Desde la perspectiva del individuo:

5.3.1. Tolerancia innata:

5.3.1.1. Se produce cuando existe una disminución de la sensibilidad a la sustancia desde su primera administra- ción. Puede ser un factor de riesgo para desarrollar una dependencia temprana.

5.3.2. Tolerancia adquirida:

5.3.2.1. Tolerancia farmacocinética

5.3.2.1.1. Se produce por cambios en la distribución o metabolismo de la droga después de la administración repetida, reduciéndose su concentración en el plasma y, como consecuencia, en los lugares de acción.

5.3.2.1.2. El mecanismo más frecuente es la in- ducción enzimática que provoca la pro- pia sustancia, al promover un aumento de la síntesis de enzimas microsomales hepáticas.

5.3.2.2. Tolerancia farmacodinámica

5.3.2.2.1. Tiene lugar por cambios adaptativos que se producen en los sistemas biológicos afectados por la sustancia, de tal ma- nera que la respuesta fisiológica a dicha sustancia es menor.

5.3.2.3. Tolerancia aprendida (condiciona­ miento por contingencia o clásico):

5.3.2.3.1. Se refiere a la reducción de los efectos de una sustancia por mecanismos compensadores que se desarrollan con el consumo recurrente en situaciones semejantes.

5.3.2.3.2. En los drogodependientes se observa este tipo de tolerancia cuando la administración de la sustancia se asocia a determinadas “seña- les” ambientales premonitorias de la administración de la droga. Entonces se ponen en marcha reacciones fisiológicas preadaptativas a la sustancia que se va a recibir.

5.4. Desde la perspectiva de la propia sustancia,

5.4.1. Tolerancia aguda:

5.4.1.1. Es la que se genera precozmente con la administración re- petida de una droga con motivo de un acontecimiento determinado.

5.4.2. Tolerancia cruzada

5.4.2.1. Se desarrolla cuando un consumidor que presenta tolerancia a una droga se hace tolerante a los efectos de otra, cuya acción es semejante.

5.4.3. Tolerancia invertida

5.4.3.1. Es una propiedad por la que algunas drogas producen los mismos efectos o aun más acentuados con dosis más bajas.