Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
DHL por Mind Map: DHL

1. ¿Para que sirve?

1.1. La prueba de LDH se suele usar para: Averiguar si usted ha sufrido daño en un tejido del cuerpo. Monitorear problemas médicos que pueden causar daño en tejidos del cuerpo, como anemia, enfermedad del hígado, enfermedad pulmonar y algunos tipos de infecciones. Vigilar la quimioterapia en algunos tipos de cáncer.

2. ¿Qué es?

2.1. La deshidrogenasa láctica (DHL) se mide con mayor frecuencia para verificar daño tisular. Esta proteína se encuentra en muchos tejidos del cuerpo, especialmente el corazón, el hígado, el riñón, los músculos, el cerebro, las células sanguíneas y los pulmones.

3. ¿Por que se realiza?

3.1. El análisis LDH se utiliza, por lo general, para detectar si existen lesiones en el tejido. Estas lesiones pueden ser graves o crónicas. También puede utilizarse para controlar las afecciones progresivas, como la distrofia muscular y el VIH.

3.1.1. Esta proteína se encuentra en muchos tejidos del cuerpo, especialmente el corazón, el hígado, el riñón, los músculos, el cerebro, las células sanguíneas y los pulmones. Otras afecciones por las cuales se puede hacer el examen abarcan: Conteo bajo de glóbulos rojos (anemia) Cáncer, como el cáncer de la sangre (leucemia) o el cáncer linfático (linfoma)

4. Valores de referencia

4.1. El valor normal de la concentración sanguínea de LDH es: 105 - 333 UI/l. Estos valores pueden variar ligeramente entre laboratorios. En cambio, la concentración plasmática es: 190 - 390 UI/l.

5. Niveles altos

5.1. Un nivel superior a lo normal puede ser indicio de: -Deficiencia de flujo sanguíneo (isquemia) -Ataque cardíaco -Anemia hemolítica -Mononucleosis infecciosa -Leucemia o linfoma -Enfermedad hepática (por ejemplo, hepatitis) -Presión arterial baja -Lesión muscular -Debilidad muscular y pérdida del tejido muscular (distrofia muscular) -Formación anormal de nuevos tejidos (generalmente cáncer) -Pancreatitis -Accidente cerebrovascular -Muerte de tejido

6. Tipos

6.1. Las diferentes isoenzimas de la LDH se encuentran en distintos tejidos del cuerpo. Las áreas de mayor concentración correspondientes a cada uno de los tipos de isoenzimas son las siguientes: LDH-1: corazón y glóbulos rojos LDH-2: glóbulos blancos LDH-3: pulmones LDH-4: riñones, placenta y páncreas LDH-5: hígado y músculos esqueléticos

7. Niveles bajos

7.1. Los niveles bajos de LDH afectan el modo en que el organismo descompone la glucosa para utilizarla como energía en las células; en particular, en las células de los músculos. Es muy poco frecuente que una persona presente niveles bajos de LDH. Existen dos tipos de mutaciones genéticas que hacen que la persona presente niveles bajos de LDH. Las personas que presentan el primer tipo de mutación genética sienten fatiga y dolor muscular, mientras que las del segundo tipo pueden no presentar síntomas. Asimismo, una persona puede presentar niveles bajos de LDH si ha consumido una gran cantidad de ácido ascórbico (vitamina C).