10 recomendaciones para la revisión y reescritura

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
10 recomendaciones para la revisión y reescritura por Mind Map: 10 recomendaciones para la revisión y reescritura

1. 1.- Lee varias veces tu texto, poniéndote en el punto de vista de tu lector/a objetivo/a.

1.1. Lee en voz alta

1.2. Pregúntate:

1.2.1. ¿Es claro o tedioso de leer?

1.2.2. ¿Me gustaría leer un escrito así?

1.2.3. ¿Qué puedo hacer para mejorar mi texto?

1.3. Lee cuantas veces sea necesario para que en la última lectura ya no detectes errores.

2. 2.- Identifica y borra las oraciones que no aportan con nueva información o que se escapan al tema que estás desarrollando.

2.1. Eliminar cualquier digresión o divagación interrumpen la lectura coherente y cohesionada de tu escrito.

2.2. Eliminar cualquier repetición innecesaria de lo dicho.

3. 3.- Revisa que tu escrito tenga una estructura lógica y adecuada a lo solicitado.

3.1. El texto debe estar dividido claramente (ojalá mediante un subtítulo) en:

3.1.1. Introducción

3.1.1.1. Indicar tema

3.1.1.2. Mostrar relevancia

3.1.1.3. Explicitar estructura

3.1.2. Desarrollo

3.1.2.1. Puede ser de diversos tipos

3.1.2.1.1. Causa-consecuencia

3.1.2.1.2. Problema-solución

3.1.2.1.3. Definición-descripción

3.1.2.1.4. Comparación-contraste

3.1.2.1.5. Clasificación-enumeración

3.1.3. Conclusión

3.1.3.1. Síntesis

3.1.3.2. Proyección o reflexión

4. 4.- Constata que las ideas estén unidas mediante frases y marcadores discursivos.

4.1. Unir claramente los enunciados ayuda a cohesionar el texto y a organizar las ideas que quieres comunicar.

4.2. Diccionario de partículas discursivas del español (Briz, Pons, y Portolés, 2008; Diccionario de Partículas Discursivas del Español

4.3. Conectores discursivos

5. 5.- Revisa la extensión de oraciones y párrafos.

5.1. Si tu oración tiene más de tres verbos (o más de tres líneas) conjugados, lo más probable es que sea demasiado larga.

5.2. Si un párrafo tiene más de siete líneas, es posible que no esté separado adecuadamente.

5.2.1. Sin embargo, cabe agregar que, así como es incorrecto realizar párrafos de varios subtemas o demasiado largos, también es un error hacer un punteo de oraciones.

6. 6.- Comparte tu texto con alguien más para que lo lea y comente; de este modo, te podrá confirmar si las ideas están desarrolladas de manera clara.

6.1. Pregúntale

6.1.1. ¿De qué se trata el texto?

6.1.2. ¿Qué se dice sobre el tema?

6.1.3. ¿Cómo se dice (con qué estructura)?

6.1.4. ¿Te costó entender? ¿Por qué?

6.1.5. ¿Qué crees que puedo mejorar?

7. 7.- Observa las palabras de tu manuscrito para revisar su ortografía.

7.1. Revisa palabras subrayadas en colores por el editor de textos (como Word o Docs).

7.1.1. En rojo se suelen subrayar los errores de ortografía; en verde, los de corrección gramatical (concordancia, uso de comas, etc.), y en azul, las faltas relacionadas con significado contextual, empleos dudosos o tilde diacrítica.

7.1.2. No obstante, es importante que tengas en cuenta que estos programas no identifican todos los errores, por lo que debes revisar la totalidad del texto, no solo lo que esté subrayado.

7.2. Consulta en internet

7.2.1. Fundación del Español Urgente: buscador de dudas, sirve para resolver todo tipo de consultas relacionadas al castellano (Fundéu BBVA)

7.2.2. Real Academia Española: sirve para acceder al significado, ortografía y conjugaciones de las palabras del castellano (Diccionario de la lengua española | Edición del Tricentenario

8. 8.- Evalúa tu texto a partir de las instrucciones y criterios de evaluación que te han entregado para guiar tu trabajo.

8.1. Pregúntate si tu escrito cumple con cada una de las indicaciones. Para lo anterior, es recomendable imaginar que las instrucciones y criterios de evaluación son una lista de cotejo o checklist. De este modo, puedes ir tachando cada uno de los aspectos que consideres que se ha cumplido satisfactoriamente.

9. 9.- Revisa el formato del documento.

9.1. Revisa que

9.1.1. (1) se cumplan las indicaciones del trabajo o de la empresa (como uso de logo, índice y portada).

9.1.2. (2) haya una unidad de estilo (no deben haber cambios innecesarios de interlineado, tipografía, formas de destacar, entre otros aspectos).

9.1.3. (3) el escrito esté ordenado, además de transmitir formalidad y rigurosidad.

9.1.3.1. Aspectos relevantes a considerar son:

9.1.3.1.1. a) Portada

9.1.3.1.2. b) Presencia de título, autor/a y otros elementos contextuales (nombre de la asignatura o empresa, logo, etc.)

9.1.3.1.3. c) Índice (en el caso de que el texto tenga varias páginas y secciones)

9.1.3.1.4. d) Márgenes (se recomienda no cambiar los que vienen por defecto en la aplicación en que se esté escribiendo)

9.1.3.1.5. e) Tipografía o tipo de letra (esta debe ser legible y tradicional; como, Arial, Times New Roman, Calibri, Helvética y Verdana)

9.1.3.1.6. f) Interlineado (se recomienda utilizar el que viene por defecto en el programa de edición de texto o el que se solicite para el trabajo)

9.1.3.1.7. g) Justificación (en general, se recomienda que el texto esté alineado a ambos márgenes de manera homogénea). Esto se puede realizar mediante la herramienta “justificar” de los editores de texto.

10. 10.- Tomar distancia.

10.1. Una vez que consideras que tu texto está correctamente escrito en los diversos ejes considerados, es recomendable alejarse de este para, luego, releerlo. La técnica de distanciamiento es recomendable para leer el escrito desde un punto de vista menos subjetivo, ya que, al haberse olvidado algunos aspectos de él, es más fácil analizarlo desde el punto de vista de alguien que no lo conoce.

10.2. El ideal para esta técnica es dejar pasar al menos un día entre la última corrección y la nueva lectura. No obstante, si esto no es posible, con dejar pasar una noche bastará. El propósito de esta técnica es que se observe el texto de una manera nueva y desde un punto de vista distinto. Seguramente, tú mismo/a recordarás alguna ocasión en que hayas leído un escrito tuyo en el que, en una nueva lectura, has reconocido errores o inconsistencias que no habías detectado anteriormente.