El Consumidor es un Idiota

El Consumidor es un Idiota

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
El Consumidor es un Idiota por Mind Map: El Consumidor es un Idiota

1. El consumidor que debería ser considerado por las normas de protección al consumidor debe ser el consumidor razonable o el consumidor ordinario o medio.

2. Decreto Legislativo Nº 716

2.1. La norma señaló con claridad que “La presente ley protege al consumidor que actúa en el mercado con diligencia ordinaria de acuerdo a las circunstancias” y que no es otra cosa que la definición de consumidor razonable.

3. ¿Es el consumidor idiota?

3.1. Si el consumidor ordinario o medio se comporta como un idiota, es digno de protección así haya cometido idioteces.

3.2. El proveedor tendrá entonces que encontrar mecanismos que protejan a los consumidores de su propia idiotez.

3.3. La ley no podría exigirle al consumidor que deje de comportarse como un idiota.

3.3.1. La defensa que se hace de usar un consumidor medio u ordinario se basa principalmente en la idea de que el estándar de consumidor razonable no es real.

3.3.2. Es absurdo establecer un estándar en función a lo que las personas son, pues la idea del estándar es mejorar la conducta, no perpetuar las conductas inadecuadas.

4. Consumidor Razonable

4.1. Aplicación del Estándar

4.1.1. Casi todos los problemas de aplicación de las normas de protección al consumidor pueden verse resumidas en dos grandes categorías.

4.2. Hablar de un consumidor razonable no es hablar de un consumidor experto o excesivamente exigente y cuidadoso.

4.3. Noes un consumidor racional, calculador y frío capaz de analizar con detalle todas las alternativas como si fuera una calculadora.es un consumidor racional, calculador y frío capaz de analizar con detalle todas las alternativas como si fuera una calculadora.

4.4. Es una persona que actúa con la diligencia ordinaria que se le puede exigir a cualquier persona según las circunstancias.

5. Idoneidad

5.1. La idoneidad es la falta de coincidencia entre lo que el consumidor espera y lo que recibe. Pero, a su vez, lo que el consumidor espera depende del nivel de información que ha recibido.

5.1.1. Modelo ideal de bien: Pero este modelo no se construye en abstracto. Por el contrario, se diseña en base a tres coordenadas.

5.1.1.1. La garantía implícita es simplemente la reconstrucción de aquellos términos que, dada la expectativa de un consumidor razonable, se entienden implícitamente incorporadas a la relación contractual de consumo.

5.1.1.2. Las garantías explícitas, como su nombre lo indica, se refieren a lo expresamente ofrecido por el proveedor.

5.1.1.3. Tercera coordenada no incluida en el precedente, que es la garantía legal. Si la ley manda un estándar o característica que el bien debe tener necesariamente y contra el que no cabe pactar.

6. Consumidor Irrazonable

6.1. El primero es si los consumidores son en la práctica optimistas.

6.1.1. Los consumidores son en realidad, vistos desde la perspectiva de mercado, pesimistas. Desconfían de los productos y de las cualidades que se le ofrecen, porque saben que quien les vende no lo hace de favor, sino para hacer un negocio.

7. Razonabilidad Irrazonable

7.1. El estándar de consumidor es la piedra angular de todo el sistema.

7.1.1. El estándar se aplica así se compruebe que los consumidores ordinarios se comportan de manera distinta a lo razonable

7.1.2. En general los consumidores son fáciles de engañar porque son ingenuos. Sin embargo, ello solo es posible si los consumidores fueran optimistas.

7.1.3. Los consumidores son pesimistas respecto a lo que van a recibir en el mercado

7.1.3.1. En la mayoría de casos los consumidores son pesimistas y con algún grado de aversión al riesgo

7.1.4. Los consumidores son pesimistas, antes que optimistas, y tienden a esperar de los productos o servicios menos de lo que los productos son en realidad.

7.1.4.1. El proveedor podrá mentir, pero no el producto. Este siempre dice la verdad sobre su calidad una vez que es usado, y por tanto tarde o temprano la verdad saldrá a la luz.

8. La Posibilidad Superficial

8.1. Las personas, cuando tratan de identificar la causa de un evento, son influenciadas marcadamente por la posibilidad superficial de algunas posibles causas del fenómeno mismo.

8.1.1. El error del consumidor se deriva de una mala relación entre el pasado y el presente; una secuencia de caras implica sello la próxima, como una relación de buenos resultados del producto implica probablemente un mal resultado futuro.

8.1.1.1. El consumidor tiende a ser irrazonablemente defensivo, es decir que la “irrazonabilidad” lo lleva a protegerse demasiado antes que a protegerse poco.

8.1.1.1.1. En el agregado, los consumidores son pesimistas, y que por tanto es menos probable aun que el mercado, ante la falta de información, los lleve a un resultado que los aleje de aquel que buscan.e

8.1.1.1.2. Los consumidores tenderán a buscar marcas conocidas que ofrecen ciertas garantías en el mercado.

9. Asimetría Informativa

9.1. Es de esperar que los consumidores tengan aversión al riesgo y que por tanto sean más cuidadosos y prudentes de lo que solemos creer.

9.2. La asimetría informativa es parte del fenómeno económico de división del trabajo.

9.2.1. Esto es que algunos en la sociedad nos dedicamos a ciertas actividades (usualmente las que conocemos mejor) y otros a otras.

9.2.1.1. Los consumidores no leen, o al leer no entienden, las cláusulas y condiciones a las cuales se adhieren.

9.2.2. El objetivo no es la simetría informativa, sino la información adecuada, entendiendo por adecuada aquella cuya producción para el consumidor cuesta menos que los beneficios que genera.

9.2.2.1. El mercado perfecto puede reemplazar el rol de la negociación en un mundo de intercambio masivo siempre que exista adecuada información.

9.2.2.1.1. Las opciones de los consumidores para dejar de comprar un producto son el mejor incentivo para que una empresa incluya condiciones razonables en sus contratos.

10. La Actitud del Consumidor

10.1. La pregunta a plantearse es si la actitud de los consumidores es suficientemente razonable como para que se encuentren en situación de protegerse de los riesgos y problemas que se derivan del consumo de productos malos o servicios de baja calidad.

10.1.1. En el común de los casos los consumidores saben, cuando adquieren un producto de baja calidad, los riesgos y problemas que pudieran estar enfrentando

10.1.2. El dolo o el engaño son pues la excepción que confirma la regla.

10.1.2.1. Para que un mercado funcione bien no se requiere que todos los consumidores estén bien informados y actúen racionalmente. Ni siquiera se requiere que la mayoría se encuentre en dicha situación. Una minoría significativa está en posibilidad de regular el mercado y forzar a las empresas a brindar al consumidor lo que este busca a un precio reducido.

10.1.2.1.1. BUSCADORES

10.1.2.1.2. PASIVOS

10.1.3. La mayoría de los individuos actuamos razonablemente, esto es, ponemos los recursos a nuestro alcance de aquella manera que consideramos maximiza nuestra utilidad.

11. Proteger consumidores individuales puede llevar a desproteger a los consumidores en su conjunto. De allí la importancia de generar incentivos para una conducta razonable.

12. La idiotez humana puede no tener límites y es importante que el sistema pueda crear incentivos para evitarla