Grupos vulnerables

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Grupos vulnerables por Mind Map: Grupos vulnerables

1. Úlceras pépticas: Reúne enfermedades ulcerosas crónicas especialmente del estómago y de la porción proximal del duodeno se producen cuando se rompe el equilibrio entre la producción de ácido y pepsina y la resistencia de las mucosas internas. También se ha sugerido que ciertas bacterias intervienen en la ulceración. Colon irritable: Trastorno frecuente en la motilidad intestinal, por aceleración o lentitud. Puede presentar: colitis espástica con dolor abdominal crónico y estreñimiento; diarrea y estreñimiento alternados. Afecta más a adultos jóvenes, siendo la proporción mujer/varón de 4 a 1. Divertículos: Herniaciones de la mucosa a través de la capa muscular del intestino delgado o grueso. Cuando se inflaman producen diverticulitis, por retención de residuos alimentarios no digeridos o por acción bacteriana. El intestino puede ser invadido por bacterias del colon, lo que puede generar una peritonitis generalizada. Apendicitis: Inflamación repentina del apéndice. La mayor incidencia de la apendicitis aguda se da entre los 20 y 30 años de edad, aunque puede presentarse cualquier edad, tanto en varones como en mujeres. El dolor abdominal es su síntoma inicial. Peritonitis aguda: Inflamación localizada o generalizada del peritoneo. Se debe a la penetración de bacterias en la cavidad peritoneal por perforación del tubo digestivo o por una herida externa penetrante. Las causas más frecuentes son: apendicitis, diverticulitis y úlceras pépticas. Síntomas frecuentes: dolor abdominal agudo, hipotensión, taquicardia y leucocitosis (glóbulos blancos muy elevados). Cálculos biliares. Estructuras cristalinas formadas por concreción de componentes de la bilis. Producen cólicos biliares cuando originan inflamación u obstrucción del colédoco (conducto excretor de la vesicula bi- liar). El dolor es súbito, intenso, opresivo y puede persistir de 1 a 4 horas. Pancreatitis: Inflamación del páncreas; puede ser aguda o crónica. En la primera los síntomas son: dolor y distensión abdominal, náuseas y vómitos. Sus causas más frecuentes son las enfermedades biliares y el alcoholismo, En la mayoría de los casos se cura espontáneamente, logrando que el páncreas descanse. La pancreatitis crónica se relaciona con el alcoholismo.

2. Vulnerabilidad en la infancia La mayor vulnerabilidad a las enfermedades que presentan los niños está relacionada con sus condiciones de vida: el tipo de hogares a que pertenecen y la composición y características de los grupos familiares Un aspecto relevante es la medida en que los niños son sometidos a controles médicos periódicos. Las pautas recomendadas establecen, para niños con estado nutricional normal: un control quincenal en el primer mes de vida, uno mensual hasta el cuarto mes, cada 2 meses entre el cuarto y el sexto mes, cada 3 meses hasta los 18 meses, cada 6 meses hasta los 4 años y entre los 4 y los 6 años, uno anual. La prevención está vinculada con la pobreza y con el hecho de contar o no con un seguro médico. La proporción de niños de 1 a 5 años que no ha realizado controles es notablemente mayor entre la población con necesidades básicas insatisfechas y entre las familias que no están afiliadas a ninguna obra social. En la Argentina, casi la totalidad de los niños nacen en establecimientos de salud y un importante número de embarazos son controlados adecuadamente. Pero la carencia de recursos se traduce en dificultades para mantener buenos niveles de vacunación. Las situaciones de riesgo que se reiteran en niños de sectores de me ingresos son: pertenecer a un hogar con NBI bajo peso al nacer carencia de cobertura médica, bajo nivel de escolaridad de la madre, entre otros. Problemas de salud más comunes en los niños menores de seis son: Diarrea aguda. Se debe a una infección intestinal bacteriana. Incide en el retardo del crecimiento y la malnutrición. Luego sobreviene la deshidratación y puede producirse la muerte. Los niños más afectados son los que tienen entre 6 y 18 meses Desnutrición. Se produce cuando la alimentación no cubre el requerimiento calórico diario que cada individuo necesita. El aumento de la pobreza trajo aparejado un aumento de la desnutrición infantil. Síndrome urémico hemolítico. Es la primera causa pediátrica de insuficiencia renal aguda. Se produce por Escherichia coli, bacteria hallada en la carne vacuna y sus derivados, que ingresa al organismo al comer carne mal cocida. La Argentina tiene la incidencia más alta del mundo de este síndrome Vulnerabilidad en la adolescencia y juventud La tasa de mortalidad de los jóvenes es baja comparada con la infantil. La tasa de mortalidad de los adolescentes varones es dos veces mayor que la de las mujeres y esto es más significativo aun en el grupo de 15 a 19 años. Las principales causas de muerte en el grupo de 10 a 14 años son accidentes, tumores malignos y enfermedades infecciosas. En el grupo de 15 a 19 años son menos importantes las enfermedades infecciosas, pero se agregan: enfermedades cardiacas, complicaciones del embarazo y causas externas accidentes de tránsito, suici dio y lesiones auto infligidas, etc Algunos problemas de salud que afectan a los jóvenes son: Fiebre reumática. Es una enfermedad inflamatoria que ocurre como secuela tardía de una infección faríngea causada por bacterias (estreptococos). Aparece tanto en la infancia como en la adolescencia. Las manifestaciones habituales son dolores articulares, fiebre e insuficiencia cardiaca. Hipercolesterolemia. Es el exceso de colesterol en la sangre. Hay datos que indican que muchas de las enfermedades cardiovasculares en el adulto comienzan en la niñez y en la juventud. Enfermedades nutricionales. Los trastornos alimentarios son básicamente la bulimia y la anorexia. Se dan principalmente en los estratos sociales de mayores ingresos, aunque parecen estar en expansión en los estratos bajos. La obesidad es una enfermedad nutricional importante en los países desarrollados y en aumento en los países en desarrollo.

3. El acné juvenil. Inflamación de las glándulas sebáceas que puede actuar negativamente sobre la imagen corporal. No hay una correlación directa entre dieta y acné, pero se suele asociar con la ingesta de alimentos grasos. También se ha asociado al aumento de esta actividad glandular la intensa actividad hormonal relacionada con la aparición de los caracteres sexuales secundarios en la adolescencia . Hipertensión arterial. La presión arterial elevada se correlaciona con la ingesta de sal y el aumento de peso. Se ha indicado también una relación entre la hipertensión en la adolescencia y la adultez. Complicaciones en el embarazo adolescente. Los embarazos en las jóvenes de menos de 20 años pueden acarrear consecuencias negativas para la salud: hipertensión, anemia, prematuridad y mayor mortalidad perinatal. Cáncer. Los de mayor incidencia en la adolescencia, y que incrementan la tasa de mortalidad de ese periodo, son la leucemia, los tumores intracraneanos, óseos y de los tejidos linfáticos .

4. El materno infantil, poniendo énfasis en las mujeres gestantes. Hasta hace muy poco la salud de la mujer se circunscribe a la mujer se define hoy más ampliamente, abarcando las funciones reproductivas y otros aspectos de su salud física, bienestar emocional y calidad de vida. Esta concepción implica la educación sexual (que también involucra fecciosas y las de transmisión sexual en particular (especialmente el sida, a los varones) y la salud ginecológica, que incluye las enfermedades in el climaterio femenino (periodo que precede y sigue a la menopausia), la menopausia (cesación natural de la menstruación) y la posmenopausia. Los principales problemas de la salud de la mujer en la Argentina tardío a controles prenatales, particularmente entre las mujeres Falta de acceso a la atención prenatal o acceso insuficiente o Vulnerabilidad en mujeres adultas incluyen: Embarazo, parto y puerperio: más jóvenes, con menor escolaridad y sin cobertura de salud.

5. La Mortalidad materna y aborto. La tasa de mortalidad materna es altísima: para todo el país es de 4,3 por 10.000 nacidos vivos. Este valor se triplica en Chaco, Formosa y Jujuy. El aborto busca informacion prueba de do es una práctica de gran magnitud. Qué es anticoncepción. Los datos indican una prevalencia del uso de esta indica métodos anticonceptivos mayor del 50%, y un acceso muy desigual: las mujeres más pobres tienen menos oportunidades de acceso a métodos seguros y eficaces. frente al VIH/sida: sus órganos genitales presentan mayor probabilidad de contagio y se ven afectadas en mayor proporción las mujeres de clases bajas . Cáncer genitomamario. La mortalidad por cáncer de mama en la Argentina es la más alta de América Latina, después de Uruguay. El cáncer cervical o de cuello de útero es la principal causa de muerte por cáncer entre las mujeres de los países en desarrollo. En estos países generalmente no existen programas efectivos para detectar condiciones precancerosas y tratarlas. La mayoría de los casos de cáncer cervical son causados por el virus del papiloma humano (VPH), que se transmite sexualmente y produce lentamente cambios celulares que pueden derivar en cáncer.

6. Las enfermedades, como las cardíacas, en los los hombres padecen en mayor proporción que las mujeres algumas o el cáncer de pulmón. Otras son exclusivas de los varones adultos, con cáncer de próstata. En muchas personas no presenta síntomas dolor al orinar (disuria), dificultades en la micción, aumento de su al principio de su desarrollo; en otras, se presentan precozmente frecuencia, retención urinaria, dolor de espalda o cadera y presen- Cáncer de pulmón. Es la principal causa de muerte por cáncer. La máxima incidencia es entre los 55-65 años. El 90% de los pacientes- Vulnerabilidad en varones adultos las afecciones prostáticas de sangre en la orina (hematuria). Estos son fumadores: hay una relación entre la tasa de mortalidad por este cáncer y la cantidad de paquetes de cigarrillos fumados. El riesgo aumenta entre 60-70 veces en una persona que fuma dos paquetes por dia durante 20 años, en comparación con una no fumadora. La posibilidad de desarrollar la enfermedad disminuye al dejar de fumar. Infarto de miocardio. Esta enfermedad tiene una mortalidad del 3%. Algo más de la mitad de las muertes ocurren antes de que el paciente llegue al hospital. Se produce por la brusca disminución del flujo de sangre debido a la oclusión de una arteria coronaria por un trombo (coágulo de sangre).

7. Cuando una persona ya envejeció, las enfermedades se presentan más fácilmente ante una alteración leve de alguna función y los efectos secundarios de los remedios suministrados son mayores que en una persona joven. Los trastornos más frecuentes en la ancianidad son: Depresión: afecta al 5-10% de los ancianos. Se acompaña de trastornos de sueño, pérdida de interés, reducción de energía, de la concentración, del apetito, manifestaciones de agitación o lentitud e ideas de suicidio. Deterioro intelectual: es provocado muchas veces por la depresión o demencia, conspira contra la seguridad del anciano, dado que puede llegar a perderse o provocar accidentes. Caídas: son problemas importantes y más para las mujeres. El 30% de los ancianos se cae una vez al año. Inmovilidad: Sus principales causas en los ancianos son debilidad, rigidez, falta de equilibrio y problemas psicológicos. Arteriosclerosis: se debe al engrosamiento y endurecimiento de las paredes arteriales. Es la responsable de la mayoría de las muertes en las sociedades occidentales. Glaucoma: se debe al aumento de la presión intraocular. No produce síntomas. En esta enfermedad intervienen factores hereditarios.

8. Enfermedades no transmisibles: Hipertensión arterial: es una enfermedad frecuente, asintomática, fácil de detectar y mayormente fácil de tratar. La lectura de la presión se hace mediante dos números: el que indica la presión mientras el corazón late (presión sistólica), y el que la mide mientras el corazón se relaja entre los latidos (presión diastólica). En los adultos se considera una presión normal mínima inferior a 85 mm de mercurio. Entre 85 y 89 es el límite alto de la normalidad. Entre 90 y 104 es una hipertensión leve. Entre 105 y 114 es una hipertensión moderada. Entre 115 o superior es una hipertensión grave. Asma: se caracteriza por el estrechamiento de las vías respiratorias. Esta enfermedad no es progresiva, pero si es episódica. Ocurre en cualquier edad pero es más frecuente en los primeros años de vida. Bronquitis crónica: es un trastorno asociado a una exclusiva producción de moco traqueobronquial, suficiente para producir tos con expectoración al menos tres veces al año, durante más de dos años consecutivos. Enfisema: es la distensión de los espacios aéreos pulmonares, con destrucción de los alvéolos y tejido que lo sujeta. El aire queda atrapado en los pulmones, lo cual disminuye la oxigenación. Los síntomas son disnea, sibilancia, tos, disminución de la capacidad para esfuerzos físicos. Suele presentarse junto con bronquitis crónica en pacientes con obstrucción crónica de las vías respiratorias. Esclerosis múltiple: trastorno del sistema nervioso central provocado por el daño progresivo de la cubierta de mielina de las células nerviosas. Implica episodios repetitivos de inflamación del tejido nervioso en cualquier área del sistema, qué ocurre cuando las células del propio sistema inmunitario atacan al sistema nervioso central. No se conocen curas hasta el momento.

9. Insuficiencia renal: Trastorno renal cuyos síntomas incluyen: anuria, oliguria, edemas, hipertensión y sangre en la orina. La insuficiencia renal crónica es producto de la destrucción progresiva. Infección de las vías urinarias: Producida por bacterias cuya presencia se detecta en la orina. Un recuento de colonias bacterianas de más de 100 mil por mililitro de orina implica que hay infección. Los síntomas más frecuentes son el dolor al orinar, emisión de abundante orina. Cálculos renales: Estructuras cristalinas formadas por calcio, ácido úrico o cistina. Producen cólico renal, presencia de pus y sangre en la orina, dolor al orinar y cierta frecuencia de emisiones de orina. Artritis reumatoide: Es una enfermedad crónica, caracterizada por la inflamación de la membrana sinovial de la articulación de los miembros, que se da simétricamente. Se inicia entre los 40-50 años de edad. Artrosis: Es una enfermedad articular degenerativa que afecta especialmente a las personas mayores. El hueso y el cartílago articular se ven afectados, el dolor es profundo y se agravia con el movimiento y a través del tiempo. Gota: Comprende una serie de trastornos, aislados o combinados, como la elevación del ácido úrico en la sangre o ataques de artritis aguda en una articulación. Puede aparecer como consecuencia de una síntesis elevada de uratos o de reducción en la eliminación de ácido úrico.

10. Agrandamiento de la tiroides, no asociado a tumores ni inflamaciones. El bocio varía desde el aumento de un solo nódulo hasta un agrandamiento masivo, Hipertiroidismo: La tiroides produce en exceso hormona tiroidea. Los síntomas son: pérdida de peso, nerviosismo, intolerancia al calor, aumento de la sudoración, fatiga, evacuaciones intestinales frecuentes, bocio. Hipotiroidismo: La tiroides produce hormona tiroidea de manera insuficiente, debido a diversas anomalías. En el adulto produce letargo, fatiga, estreñimiento, aumento de peso, intolerancia al frío, piel seca, pérdida del cabello, voz áspera. Si se manifiesta desde el nacimiento y causa problemas de desarrollo ocasiona lo que se denomina cretinismo. También produce mixedema: acumulación de mucopolisacáridos en la dermis, lo que provoca engrosamiento de los rasgos faciales. Se trata mediante hormonas sintéticas. Diabetes mellitus: Enfermedad crónica caracterizada por niveles de azúcar altos en la sangre (hiperglucemia). Sus síntomas son: aumento de producción de orina, ingesta aumentada de líquidos y alimentos y pérdida de peso. En el largo plazo afecta los ojos, riñones, vasos sanguíneos y el sistema nervioso. Hay dos tipos, la insulinodependiente y la no insulinodependiente. En la primera, el páncreas no segrega insulina y los azúcares no son asimilados; por ello, aumentan en sangre. Requiere la administración diaria de insulina por vía subcutánea. La diabetes no insulinodependiente tiene base genética, se inicia en edades intermedias o avanzadas, en personas con exceso de peso. Se administran antidiabéticos orales. Lipoproteinemia: Trastornos del metabolismo de lipoproteínas (aumento de su síntesis o retraso en su degradación), que transportan colesterol y triglicéridos. La elevación de lipoproteínas en sangre provoca clínicamente aterosclerosis y pancreatitis. El riesgo es mayor cuando hay elevadas lipoproteínas de baja densidad, lo que se relaciona con complicaciones cardíacas (antes de los 50 años). Se combate con una dieta pobre en colesterol y en grasas animales saturadas.