Anomalías congénitas del intestino anterior

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Anomalías congénitas del intestino anterior por Mind Map: Anomalías congénitas del intestino anterior

1. Estenosis y atresia duodenal

1.1. Estenosis Duodenal: Su presentación es relativamente común, teniendo una incidencia de 1: 2.500-10.000. La estenosis duodenal es el estrechamiento de este segmento del tubo digestivo, y el grado extremo de esta situación es la atresia, imperforación o cierre total del mismo. Ambas se asocian con frecuencia al SD.

1.2. Atresia Duodenal: La causa exacta permanece desconocida, pero las anomalías vasculares, las anomalías en la migración de las células nerviosas y un fallo en la recanalización del lumen duodenal podrían estar implicados en su origen.La atresia duodenal congénita, se presenta aproximadamente en 1 de cada 6.000 recién nacidos es la más frecuente de las obstrucciones intestinales, está íntimamente relacionada con otras anomalías hay una gran relación entre la atresia duodenal y el síndrome de Down, ya que aproximadamente el 25% de los casos de atresia duodenal se presenta en los bebés con este síndrome.

2. Atresia y fístula traqueoesofágica

2.1. En la atresia esofágica, el esófago se estrecha o termina en un extremo ciego. La mayoría de los recién nacidos con atresia esofágica tienen también una conexión anómala entre el esófago y la tráquea denominada fístula traqueoesofágica.

2.2. Una fístula traqueoesofágica es peligrosa porque permite que la comida deglutida y la saliva viajen por la fístula hacia los pulmones, produciendo tos, atragantamiento, dificultad para respirar y posiblemente neumonía por aspiración. La comida o el líquido en los pulmones afectan a la oxigenación de la sangre, derivando en una anomalía que consiste en coloración azulada de la piel (cianosis).

2.3. En la atresia esofágica, el esófago se estrecha o termina en un extremo ciego. No se conecta con el estómago como debería. Una fístula traqueoesofágica es una conexión anómala entre el esófago y la tráquea (que conduce a los pulmones).

3. Esófago corto

3.1. Dicha malformación está caracterizada por la permanencia total o parcial del estómago dentro de la cavidad torácica y concomitante con un esófago corto congénito.

3.2. la consecuencia es una hernia hiatal congenita

3.3. Esta anomalía también es una de las manifestaciones más graves de la enfermedad por reflujo gastroesofágico. En estos casos la unión gastroesofágica se localiza por encima del diafragma, siendo imposible su reposición a la cavidad abdominal pese a una movilización completa del esófago intramediastínico.

4. Estenosis pilórica

4.1. Esta anomalía se caracteriza por un estrechamiento casi completo de la luz del píloro que obstruye el paso de los alimentos y da origen a vómito en proyectil intenso

4.2. Este se presenta cuando la musculatura circular y en menor medida longitudinal del estómago se hipertrofian, es una de las anomalías mas frecuentes en niños.

5. Atresia biliar extrahepática

5.1. La causa del por qué se produce es desconocida, afecta a 1 de cada 10.000 ni­ños recién nacidos y es una causa frecuente de colestasis en recién nacidos sanos, así como la indicación más frecuente de trasplante hepático en los niños.

5.2. Es un proceso inflamatorio progresivo que afecta a la vía biliar, que son los conductos que llevan la bilis desde el hígado hasta el intestino delgado. Como consecuencia de esta inflamación los con­ductos se estrechan, acumulándose la bilirrubina dentro del hígado, lo cual produce daño en éste y aumenta la bilirrubina también en la sangre. Esta disminución del flujo biliar es lo que se conoce como colestasis.

6. Páncreas anular

6.1. Es una forma de atresia duodenal en la cual la cabeza del páncreas forma un anillo alrededor de la segunda porción del duodeno.

6.2. La incidencia anual se estima en alrededor de 1/50.000 nacimientos, lo que representa el 10% de todos los casos de estenosis duodenal.

6.3. El páncreas anular es una embriopatía resultante de una anomalía que ocurre temprano durante el desarrollo (hacia la cuarta semana). Es una variante de atresia duodenal más que una anomalía pancreática, y no debe confundirse con otras malformaciones congénitas del páncreas o de los conductos pancreaticobiliares (como anomalías de la unión pancreaticobiliar) que no pueden ser diagnosticadas hasta la infancia o la edad adulta.