Estado de Derecho

Estado de Derecho y Principio de legalidad

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Estado de Derecho por Mind Map: Estado de Derecho

1. Todas las ideas de los ilustrados franceses aparecieron reflejadas en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. La Declaración también contribuyó a la creación de un nuevo concepto de Constitución, uno que limitara y controlara el ejercicio del poder público, también contribuyó a la creación de un nuevo concepto de Constitución, uno que limitara y controlara el ejercicio del poder público.

2. Principio de legalidad

2.1. Un individuo que no funciona como órgano del Estado puede hacer todo aquello que no está prohibido por el orden jurídico, en tanto que el Estado, esto es, el individuo que obra como órgano estatal, solamente puede hacer lo que el orden jurídico le autoriza a realizar

2.1.1. Para evitar que el principio de legalidad se convierta en un mero “universo ético” se requiere cumplir con ciertos elementos mínimos.

2.1.1.1. 1) la existencia de un cuerpo normativo emitido por una autoridad jurídicamente reconocida.

2.1.1.2. 2) dicho cuerpo normativo debe estar integrado por normas estables, prospectivas, generales, claras y debidamente publicadas.

2.1.1.3. 3) La aplicación de normas a los casos concretos debe ser ejecutada por una institución imparcial, esto es, tribunales previamente establecidos, mediante procedimientos normativos accesibles para todos, que garanticen que toda pena se encuentra debidamente fundada y motivada.

3. Otros tipo de estado

3.1. Estado territorial

3.1.1. Es la corporación formada por un pueblo, dotada de un poder de mando originario y asentada en un determinado territorio; unidad de asociación dotada originariamente de poder de dominación, y formada por hombres asentados en un territorio

3.1.2. El Estado siempre actúa limitado por un orden jurídico que no sólo crea, sino que, además, asegura su cumplimiento. El Estado es ante todo un sujeto de derecho, esto es, “con derechos y deberes”.

3.2. Estado feudal

3.2.1. Se caracterizó por ser una poliarquía integrada por la coexistencia y acción conjunta de diversos poderes, grupos e instituciones tradicionales: monarcas, parlamentos, señores feudales, etc. Por tanto la soberanía se encontraba fragmentada.

3.3. Estado absoluto

3.3.1. Se desarrolló durante el siglo XVI frente a los cambios exigidos por el sistema capitalista y la naciente sociedad burguesa que demandaban un nuevo orden y seguridad para efectuar los intercambios comerciales.

3.3.2. El derecho romano permitió, por un lado, el auge de la propiedad privada, con lo que se respondió a los planes económicos de la burguesía, y, por el otro, el aumento de la autoridad pública encarnada en el poder discrecional de los monarcas, con lo que se aseguraron los intereses de la aristocracia.

3.3.3. Monopolio del poder político y de la fuerza por parte de una instancia superior que no reconoce otra autoridad ni en el plano internacional ni en el plano interno, ya que no admite en su seno ninguna justicia privada ni instancia que pueda participar del poder político. El Estado, personificado por el rey, es el único sujeto, el único protagonista de la política, y representa la unidad política, una unidad superior y neutral respecto a las opiniones de los súbditos.

3.3.4. El absolutismo introdujo modernidad jurídica, pues creó las instituciones “estatales” que persisten hasta nuestros días: ejército, burocracia, sistemas nacionales de impuestos y un derecho codificado.

3.3.5. A pesar del despotismo asumido por las monarquías, en el Estado absoluto el Derecho comenzó fungir como un precario mecanismo para limitar –o intentar limitar– la soberanía del monarca.

4. ¿Qué es un estado?

4.1. Es una organización permanente y unitaria creada producto de la necesidad de defensa de un territorio y la existencia de relaciones sociales complejas dentro de una determinada comunidad humana.

5. Origen

5.1. Surgió a finales del siglo XVIII como una reacción frente a los abusos cometidos por las monarquías del Estado absoluto. Se consolidó a lo largo de todo el siglo XIX y, desde entonces, permanece vigente hasta nuestros días.

5.2. La defensa de la libertad, de la seguridad y de la propiedad sólo podría alcanzarse a través de la ley. “Gobierno de leyes, no de hombres”.

5.3. El naturalismo, el racionalismo y el individualismo. Estas tres corrientes filosóficas contribuyeron a debilitar el factor de legitimación del absolutismo, el cual le daba el origen divino al Estado absoluto.

5.4. Se concibe al estado como la persona pública constituida a partir de la asociación de todas las demás personas y que, además, adoptará la forma de República.

5.5. El contractualismo proporcionó una explicación racional al origen de la sociedad y del poder. Sus fundamentos son el consentimiento, que supone una limitación al poder en su origen y conduce también a los conceptos de soberanía popular y de igualdad originaria.

5.6. Se concibe al estado como la persona pública constituida a partir de la asociación de todas las demás personas y que, además, adoptará la forma de República.

5.7. Gracias al contractualismo surgirán, además, otros conceptos fundamentales en el Estado de Derecho: parlamentarismo, como sede de la representación, y Constitución, como Carta Magna, como norma suprema.

5.8. El Derecho puede funcionar como un mecanismo para imponer límites a la autoridad estatal. Sometimiento del poder legislativo ordinario a la ley fundamental, obra del poder constituyente.

5.9. Montesquieu. En cada Estado hay tres clases de poderes: el poder legislativo, el poder ejecutivo de las cosas relativas al derecho de gentes y el poder ejecutivo de las cosas que dependen del derecho civil. En virtud del primero, el príncipe o jefe del Estado hace leyes transitorias o definitivas, o deroga las existentes. Por el segundo, hace la paz o la guerra, envía y recibe embajadas, establece la seguridad pública y precave las invasiones. Por el tercero, castiga los delitos y juzga las diferencias entre particulares. Se llama a este último poder judicial y al otro poder ejecutivo del Estado.

6. Rasgos fundamentales

6.1. El imperio de la ley

6.1.1. Por ley deberá entenderse la creada por el órgano de representación popular, esto es, el Parlamento

6.2. División de poderes

6.2.1. Un Estado de Derecho supone autoridades distintas en la creación y aplicación de la ley. La creación de la ley le corresponderá sólo al poder legislativo, y la aplicación al ejecutivo y al judicial.

6.3. Legalidad de la administración

6.3.1. Implica el sometimiento de la administración pública a la ley: sólo puede llevar a cabo los actos permitidos por la ley.

6.4. Derechos y libertades fundamentales: garantía jurídico-formal y efectiva realización material

6.4.1. Un Estado de Derecho se debe insistir en dos cuestiones: Primero, los derechos humanos se deben concretar y hacer efectivamente vigentes a través de su protección formalizada e institucionalizada en el ordenamiento jurídico positivo. Segundo, los mecanismos socioeconómicos se deben dirigir y planificar con vistas a lograr para todos los hombres la realización efectiva material de esos derechos.