Gestión del cuidado de enfermería

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Gestión del cuidado de enfermería por Mind Map: Gestión del cuidado de enfermería

1. Concepto

1.1. Se define como la aplicación de un juicio profesional en la planificación, organización, motivación y control de la provisión de cuidados, oportunos, seguros, integrales, que aseguren la continuidad de la atención y se sustenten en lineamientos estratégicos, para obtener como producto final la salud.

1.1.1. Susan Kérouac (1996) define la gestión del cuidado enfermero como "un proceso heurístico, dirigido a movilizar los recursos humanos y los del entorno con la intención de mantener y favorecer el cuidado de la persona que, en interacción con su entorno, vive experiencias de salud" .

2. Su propósito

2.1. Adecuar la atención a las necesidades del enfermo, las demandas de sus familiares, cuidadores y la comunidad.

3. Conocimientos de la enfermera

3.1. La enfermera que realiza el papel de gestora debe guiar sus actividades a partir de los conocimientos que brindan las ciencias administrativas, la economía y la política.Las teorías y los principios relativos a estas disciplinas son necesarias para la práctica administrativa del cuidado de enfermería. Pero también la enfermera responsable de la gestión debe considerar los valores, actitudes y conocimientos de la disciplina que le brindan una visión distinta y específica de la gestión de los cuidados.

4. Entorno

4.1. La gran parte de las enfermeras trabajan en centros hospitalarios o comunitarios, que se encuentran administrados con una mecánica muy compleja, con principios de alta burocracia, de gran centralización, y excesiva división de tareas.

4.1.1. Existen elementos que obstaculizan el entorno para una gestión efectiva tales como: personal escaso, con predominio femenino enfrentado a múltiples roles sociales (esposa, madre, profesionista), alta rotación de personal, ausentismo, equipos de trabajo muy heterogéneos en su formación, escasa educación continua, con una cultura profesional débil de ayuda, servicio y altruismo; que además debe hacer frente a situaciones de estrés, angustia y dolor de los pacientes.

5. Calidad y seguridad del paciente

5.1. La seguridad del paciente es una disciplina de la atención de la salud que surgió con la evolución de la complejidad de los sistemas de atención de la salud y el consiguiente aumento de los daños a los pacientes en los centros sanitarios.

5.2. La calidad de la atención médica es un punto de partida para determinar el origen de los errores, de la mala práctica y de la responsabilidad profesional, con el fin de resolverlos y prevenirlos.

6. Conceptos

6.1. Calidad de la atención médica: el concepto de calidad de la atención, consensuado con pacientes y familiares puede expresarse como sigue: “otorgar atención médica al paciente con oportunidad, competencia profesional, seguridad y respeto a los principios éticos, con el propósito de satisfacer sus necesidades de salud y sus expectativas”

6.2. La oportunidad de la atención implica “otorgar la atención médica en el momento que el paciente la requiere”

6.3. Competencia profesional: para estar en condiciones de evaluar la competencia profesional en la práctica médica, ésta debe ser analizada con base en las necesidades de salud particulares de cada paciente.

6.3.1. La calidad científico-técnica se refiere a la disponibilidad y capacidad para la aplicación de los conocimientos médicos vigentes por el profesional de la salud en el paciente que está atendiendo.

6.3.2. La experiencia es un elemento que no se enseña, se aprende a través de la práctica cotidiana, enfrentándose a situaciones diferentes y dependientes de cada paciente.

6.4. Respeto a los principios éticos de la práctica médica: Se propone el concepto de ética médica como la “disciplina que fomenta la buena práctica médica, mediante la búsqueda del beneficio del paciente, dirigida a preservar su dignidad, su salud y su vida”

6.5. Satisfacción con los resultados de la atención: es necesario enfocar los resultados de la atención en sus dos componentes fundamentales: la satisfacción con los resultados en materia de salud y la satisfacción de las expectativas que el paciente hubiera tenido al acudir a determinado servicio de salud.

6.6. Satisfacción de las expectativas de los pacientes y sus familiares: en relación con el proceso y resultados de la atención médica, incluye amabilidad en el trato, disponibilidad de equipos, material, insumos y medicamentos necesarios, personal suficiente y calificado, continuidad en el proceso de la atención, comodidad en las áreas de servicio y costos razonables.

7. Florence Nightingale la transforma en una ciencia humanizada y es la que contiene el arte del cuidado

8. El trabajo que realiza la enfermera no solo por la calidad de los cuidados y ser participante activa en enseñar técnicamente a familiares y cuidadores de personas con enfermedades avanzadas para ofrecer una mejor calidad de vida, comodidad y dignidad en la etapa final de su vida, también tiene, muy especialmente, la responsabilidad moral del acompañamiento, ayudando al enfermo a morir con dignidad respetándole su autonomía hasta el final de la vida.

9. Modelos para mejorar la gestión del cuidado

9.1. Existen modelos organizacionales en los que prevalece la orientación hacia la práctica del cuidado, que pueden probarse y si son adecuados convertirse en modelos para la gestión del cuidado.

9.2. No existen fórmulas mágicas, ni modelos perfectos para mejorar la gestión del cuidado, a manera de ejemplo existen algunos que han probado su efectividad como los siguientes:

9.2.1. Grupos Relacionados por el Diagnóstico (GRD). Se basa en planes de cuidado, para casos, prevención de riesgos, estándares de cuidado, se utiliza en el hospital o la comunidad (Gardner y Blagen, 1991).

9.2.2. Enfermería Modular. Se establece una delimitación de un área física que facilita el entorno, la enfermera permanece cerca del paciente, se le asigna un margen amplio de responsabilidad y permite la participación interdisciplinaria alrededor de los pacientes que pertenecen a un módulo, este está integrado por enfermeras, médicos, técnicos, trabajadores sociales. La enfermera actua como líder del equipo y coordina las acciones de todos los integrantes basados en las necesidades de los pacientes, así como organiza los recursos del entorno para asegurar el cuidado (Magargal, 1987).

9.2.3. Gestión basada en las necesidades de cuidado de las personas, en este modelo se requiere conocer las características de los usuarios, edad, necesidades de cuidado, basado en la dependencia hacia el cuidado lo que determina la cantidad y calidad de personal para brindar cuidado.

9.2.3.1. Se establecen tres categorías de necesidades de cuidado que van de la categoría I, en donde la persona es capaz de cuidarse a si mismo y demanda en promedio de 1 a 2 horas de cuidado directo más 15 minutos para educación; la categoría II, en donde la persona requiere ayuda para su cuidado, apoyo en alimentación, oxigenación, etc, exige en promedio entre 3 y 5 horas de cuidado directo y 30 minutos para educación; y la categoría III, en la cual la persona requiere de atención intensiva o total que exige observación continuada y requiere de 6 a 8 horas de atención directa y 30 minutos adicionales por persona (Zander, 1991).

9.2.3.1.1. Clase I. Despertar rutinario después de anestesia sin complicaciones.

9.2.3.1.2. Clase II. Observación estrecha por alteración potencial en un paciente estabilizado.

9.2.3.1.3. Clase III. Cuidado intensivo y monitoreo en paciente estable.

9.2.3.1.4. Clase IV. Cuidado intensivo y monitoreo en paciente inestable.

10. Marisol Manjarrez Garza, 1824132, grupo 001, 5to semestre