Sistema Nervioso Autónomo

Sistema Nervioso Autónomo

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Sistema Nervioso Autónomo por Mind Map: Sistema Nervioso Autónomo

1. El sistema nervioso autónomo (SNA), sistema nervioso neurovegetativo o sistema nervioso visceral es la parte del sistema nervioso periférico que controla las funciones involuntarias de las vísceras, tales como la frecuencia cardíaca, la digestión, la frecuencia respiratoria, la salivación, la sudoración, la dilatación de las pupilas, la micción.

1.1. Las 2 divisiones principales son Sistema simpático Sistema parasimpático

2. El sistema nervioso autónomo recibe aferencias de distintas partes del sistema nervioso central que procesan e integran los estímulos provenientes del cuerpo y del ambiente externo.

2.1. Estas partes incluyen el hipotálamo, el núcleo del tracto solitario, la formación reticular, la amígdala, el hipocampo y la corteza olfatoria.

3. Los sistemas simpático y parasimpático consisten de 2 grupos de cuerpos nerviosos: Preganglionar: este grupo está localizado en el sistema nervioso central, con conexiones con otro grupo localizado en los ganglios fuera del sistema nervioso central. Posganglionar: este conjunto tiene fibras eferentes que van desde los ganglios hasta los órganos efectores

3.1. el sistema simpático hace lo siguiente: Prepara al organismo para situaciones estresantes o de emergencia, es decir, para la lucha o la huida. Por lo tanto, el sistema simpático aumenta la frecuencia cardíaca y la fuerza de las contracciones del músculo cardíaco y ensancha (dilata) las vías respiratorias para facilitar la respiración. Hace que el organismo libere la energía almacenada. La fuerza muscular aumenta. Este sistema también produce sudor en las palmas de las manos, dilatación de las pupilas y erección del vello. Hace más lentos los procesos corporales menos importantes en situaciones de emergencia, como la digestión y la micción.

3.1.1. El sistema parasimpático hace lo siguiente: Controla los procesos corporales durante situaciones ordinarias. Habitualmente, el sistema parasimpático se dedica a conservar y restaurar. Retarda la frecuencia cardíaca y disminuye la presión arterial. Estimula el tubo digestivo para procesar los alimentos y eliminar los residuos. La energía procedente de la transformación de los alimentos se utiliza para restaurar y formar tejidos.

4. Tanto el sistema simpático como el parasimpático participan en la actividad sexual, como lo hacen las partes del sistema nervioso que controlan acciones voluntarias y transmiten la sensibilidad de la piel (sistema nervioso somático).

4.1. El sistema nervioso autónomo es, sobre todo, un sistema eferente, es decir, transmite impulsos nerviosos desde el sistema nervioso central hasta la periferia estimulando los aparatos y sistemas orgánicos periféricos.

5. Los nervios autónomos están formados por todas las fibras eferentes que abandonan el sistema nervioso central, excepto aquellas que inervan el músculo esquelético. Existen fibras autonómicas aferentes, que transmiten información desde la periferia al sistema nervioso central, encargándose de transmitir la sensación visceral y la regulación de reflejos vasomotores y respiratorios, por ejemplo los barorreceptores y quimiorreceptores del seno carotídeo y arco aórtico que son muy importantes en el control del ritmo cardíaco, presión sanguínea y movimientos respiratorios.