Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Litiasis renal por Mind Map: Litiasis renal

1. Que es

1.1. La litiasis renal, también denominada urolitiasis o nefrolitiasis, es una enfermedad causada por la presencia de cálculos o piedras en el interior de los riñones o de las vías urinarias (uréteres o vejiga).Los cálculos renales se componen de sustancias normales de la orina, pero, por diferentes razones, se han concentrado y solidificado en fragmentos de mayor o menor tamaño.Según el lugar donde se forma un cálculo (el riñón o la vejiga) se puede denominar cálculo renal o cálculo vesical, respectivamente.

2. Que la causa

2.1. Se pueden formar cálculos renales si la orina está saturada de sales que pueden producirlos, o bien, porque la orina carece de los inhibidores naturales de este proceso. Esto puede tener relación con otros factores: Una disminución del volumen urinario. Un incremento en la excreción urinaria de sustancias químicas que impiden la disolución de las sales que contiene la orina

3. Síntomas

3.1. las formas de presentación clínica en la litiasis renal son variables dependiendo del tamaño, composición y de la situación de los cálculos en el aparato urinario. Algunos pueden pasar desapercibidos.

3.1.1. Cólico nefrítico: Dolor en la zona lumbar o espalda baja que se irradia hacia el abdomen anterior y hacia los genitales; se produce por el taponamiento de la salida de orina del riñón y a veces provoca un dolor muy intenso. Es un dolor intermitente que se asocia a náuseas, vómitos, sudoración y sensación de hinchazón abdominal. No suele provocar fiebre

3.1.2. Hematuria: Se produce por las lesiones que provoca el cálculo en su paso por la vía urinaria.

3.1.3. Infecciones de orina: Los cálculos renales pueden ser causa o consecuencia de infecciones frecuentes de la orina o cistitis.

4. Prevención

4.1. Una de las formas de prevención de esta afección es la corrección de los eventuales excesos de aporte de calcio, fosfato, oxalato y purinas. Además, varias medidas dietéticas generales pueden permitir un mejor control de la enfermedad, como el incremento en la ingesta de líquidos, preferentemente agua (la primera y más simple de las medidas para prevenir la patología). Es esencial seguir una dieta baja en calorías, con poca sal, limitando las proteínas animales, los azúcares y el alcohol. Tampoco son recomendables alimentos como el cacao, el café, el té, los frutos secos, etcétera

4.2. Los cálculos que no causan síntomas se pueden descubrir durante un análisis microscópico rutinario de orina. Por el contrario, los cálculos que producen dolor, en general, se diagnostican por los síntomas del cólico renal, junto con dolor de la zona lumbar e ingle o dolor en la zona de los genitales, sin una razón aparente. Los análisis microscópicos de la orina pueden revelar la presencia de sangre o pus, así como también pequeños cristales que forman el cálculos Otras pruebas diagnósticas que se realizan son: radiografía de abdomen, urografía endovenosa, urografía retrógrada, ecografía abdominal y tomografía computerizada.

5. Tratamiento

5.1. Tratamiento farmacológico

5.1.1. Tiazidas (hidroclorotiazida) y seudotiazidas (indapamina). Citrato alcalino (citrato sódico, citrato potásico). Magnesio Piridoxina(vitamina.B6).

5.2. Tratamiento quirúrgico

5.2.1. Ureterorrenoscopia (URS). Técnica quirúrgica que consiste en un acceso retrógrado desde la uretra hasta el uréter y el riñón para localizar el cálculo y destruirlo mediante energía láser. Pueden ser instrumentos semirrígidos (para tratar cálculos en uréter) o flexibles (para tratar cálculos renales).

5.2.2. Nefrolitotomía percutánea (NLP). Técnica quirúrgica que consiste en una punción percutánea en la zona lumbar, por debajo de la duodécima costilla para acceder al interior de la cavidad renal, fragmentar el cálculo y extraerlo. Está indicada en cálculos renales de 2 o mayor a 2 cm centímetros de tamaño. Las posibles complicaciones son sangrado renal que requiere de embolización (para detenerlo se introduce por vía endovascular una sustancia en el punto de sangrado), hematoma renal, infección, resto de fragmentos residuales, urinoma (colección de orina extravasada (salida de orina del tracto urinario).

5.2.3. Cirugía laparoscópica y abierta. Se suelen emplear cuando han fracasado las técnicas anteriormente mencionadas. No supera el 5% de los tratamientos.

6. Diagnostico

7. Tipos

7.1. Cálculos renales formados por oxalato de calcio: Son los más frecuentes. Están constituidos de calcio y un ácido orgánico. Cálculos renales compuestos por fosfato cálcico, que es un tipo de sal que combina calcio y fósforo. Cálculos renales de ácido úrico, un compuesto formado cuando el organismo descompone sustancias denominadas purinas. Éstas se encuentran en algunos alimentos y bebidas. Cálculos renales derivados de la rotura de proteínas: Más comunes en la infancia