procesos mentales

MAPA MENTAL SOBRE LOS PROCESOS MENTALES

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
procesos mentales por Mind Map: procesos mentales

1. ¿Cuántas pudiste recordar? Es probable que si ya tenías la información, recuerdes seis, o tal vez las siete maravillas. Si es la primera vez que ves esta lista, una sola lectura tal vez te permita recordar tres o cuatro. Es evidente que mientras más veces la repitas o más tiempo tomes para estudiar la lista mayor será el número de maravillas que puedas recordar, y si además utilizas alguna estrategia adecuada para almacenar la información, podrás recordarla completa y por mucho tiempo.

1.1. Hasta ahora, se ha encontrado evidencia de dos modalidades de memoria sensorial: la memoria icónica y la memoria ecoica, que se refieren a la memoria sensorial visual y a la memoria auditiva, pero se ha sugerido que también puede haber sistemas similares para otros sentidos.

2. Sensación percepción

2.1. El proceso básico en el desarrollo cognoscitivo es la percepción, que es la extracción de información del medio. Consta de una serie de etapas sucesivas que no pueden omitirse porque el objetivo de extraer información sería imposible. En esta defi ni- ción se enfatiza el término extracción, pues tiene un signifi cado activo y, por tanto, el organismo no sólo capta de forma pasiva los estímulos del ambiente, sino que cuando la información es pobre, débil o difícil de percibir pone en acción varios mecanismos para obtener esa información de manera activa

2.2. La percepción a través del tiempo ha sido dividida en dos procesos aparentemente separados: sensación y percepción. Se considera a la sensación como el hecho de que un receptor sea estimulado, y percepción cuando se genera la actividad inter- currente del cerebro y el organismo se percata del estímulo. Pero, ¿cómo nos damos cuenta de que un receptor ha sido estimulado? Cuando se emite una respuesta. Si el proceso perceptual no puede ser separado, y la respuesta es señal de que se efectuaron todas las etapas, entonces hablar de sensación separada de percepción resulta artifi cial e imposible. Es un proceso de sensopercepción completo, si uno de los pasos no se realiza, no hay percepción

2.2.1. Los seres humanos para vivir de manera integral y adecuada en sociedad, necesi- Circuitos neurogliales tan la actividad de los circuitos neurogliales del sistema nervioso, que hacen posible despertar y mantener la vigilia, así como detectar, identificar, reconocer e integrar los cambios del medio y responder para solucionar problemas. De acuerdo con el área específica activada por el estímulo (visual, auditiva, olfativa, etc.) se integran nuevas conexiones y circuitos que ayudan a responder. Los cambios en las vías sensoriales se manifiestan como potenciales provocados que se propagan a los circuitos límbicos, incluidas las áreas de asociación, las cuales generan lo que se conoce como percepción (García y Cols. 2010)

2.2.1.1. Visión La principal modalidad perceptual es la más rica y variada, interviene en la obten- ción de casi todos los tipos de información que se manejan: color, forma, espacio, movimiento y social. Su ausencia representa todo un reto para el conocimiento y adaptación del individuo a su medio. Para que el hombre pueda ver, en primer lugar tiene que haber luz, y en segundo, su cerebro, su sistema nervioso y sus ojos deben estar en condiciones de trabajar. Además, lo que ve y cómo lo ve varía de acuerdo con sus propios intereses, experiencia, personalidad y características psicológicas

2.2.1.1.1. El ojo Las ondas luminosas que proceden de cualquier objeto exterior llegan al ojo, único órgano capaz de responder al estímulo visual, cuya función es darle a la imagen re- cibida todo lo necesario para que pueda ser empleada por las neuronas que llevarán la información al cerebro

2.2.1.1.2. .Audición La audición cumple una importante función de señalamiento o alerta, escuchar un ruido puede significar la presencia de un depredador. Las alarmas y las sirenas son la diferencia entre sobrevivir o no. También, nos ayuda a percibir el espacio, pero lo que más valora el ser humano es la posibilidad de escuchar el habla y la música.

2.2.1.1.3. .Olfato El olfato es el más primitivo de los sentidos del hombre y también el más pobre en comparación con el de.otros animales. Nos previene del peligro pero también inter- viene de manera decidida en la excitación sexual. Encontramos algunos aromas atrayentes y otros repulsivos, pero no neutros. Un olor repentino es capaz de desencadenar recuerdos súbitos, inesperados, con carga emocional, pues los nervios de la nariz están conectados directamente con la amígdala y el hipocampo que participan de manera importante en la emoción y la memoria.

3. Atención

3.1. En su obra de revisión, Parasuraman (1998) introduce la atención como "Nombre dado a un conjunto de procesos cerebrales que interactúan, entre ellos y con otros procesos cerebrales, en la ejecución de distintas tareas perceptivas, cognitivas y motoras".

3.2. Esta variedad de procesos cerebrales, o funciones atencionales, es llevado a cabo por distintas redes neurales, que tienen como principales componentes, como se revisará más adelante, los lóbulos parietal posterior y frontal, y el sistema reticular.

3.2.1. Los principales modelos neuropsicológicos son los propuestos por Mesulam y Posner y Cols. Ambos modelos proponen conexiones entre estructuras cerebrales similares, pero mientras que el modelo de Mesulam aporta más especificidad anatómica, el de Posner y colaboradores se centra en las distintas funciones que llevan a cabo las distintas estructuras de la red.

3.2.1.1. modelo de Mesulam propone que la atención hacia el espacio extrapersonal está coordinada por una red neural integrada por tres áreas principales: 10 - La primera, situada en la región de los campos visuales frontales y partes adyacentes del córtex pre frontal, estaría implicada en los movimientos explora- torios y de orientación, dando lugar a un mapa motor. . La segunda, en el córtex parietal posterior superior, aportaría un mapa perceptual del espacio extra- personal. . Y la tercera área estaría situada en el córtex cinguiado y sería responsable de los aspectos de relevancia y expectativa, es decir, de la motivación. Estas áreas estarían conectadas entre ellas y, a la vez, con estructuras subcorticales, en el núcleo pulvinar medio del tálamo y el estriado. Estas estructuras estarían reguladas por el sistema reticular activador que garantizaría el nivel de arousal o estado de alerta.modelo de Mesulam propone que la atención hacia el espacio extrapersonal está coordinada por una red neural integrada por tres áreas principales: 10 - La primera, situada en la región de los campos visuales frontales y partes adyacentes del córtex pre frontal, estaría implicada en los movimientos explora- torios y de orientación, dando lugar a un mapa motor. . La segunda, en el córtex parietal posterior superior, aportaría un mapa perceptual del espacio extra- personal. . Y la tercera área estaría situada en el córtex cinguiado y sería responsable de los aspectos de relevancia y expectativa, es decir, de la motivación. Estas áreas estarían conectadas entre ellas y, a la vez, con estructuras subcorticales, en el núcleo pulvinar medio del tálamo y el estriado. Estas estructuras estarían reguladas por el sistema reticular activador que garantizaría el nivel de arousal o estado de alerta.

3.2.1.1.1. visto, la atención es un concepto am- plio que engloba el conjunto de procesos cerebrales que interactúan, entre ellos y con otros procesos cerebrales, en la ejecución de tareas perceptivas, cognitivas y moto- ras. Esta variedad de procesos cerebrales se realiza por distintas redes neurales que tienen como principales componentes los lóbulos parietal, posterior y frontal, y el sistema reticular. Los componentes de la atención, en la medida en que su objetivo es permitir conductas destinadas a un fin, son: selección o focalización, vigilancia o atención soste- nida, atención dividida y control. Las pruebas neuropsicológicas utilizadas para la va- loración de la atención se basan en los modelos de Me- sulam y Posner. A pesar de que ambos proponen es- tructuras similares, Mesulam aporta mayor especificidad anatómica y Posner se centra en las distintas funciones que llevan a cabo las diferentes estructuras de la red. En los últimos años, la utilización de técnicas de neu- roimagen funcional (Rmf y PET) ha permitido la observa- ción en vivo de la activación de diversas áreas durante la realización de tareas atencionales.visto, la atención es un concepto am- plio que engloba el conjunto de procesos cerebrales que interactúan, entre ellos y con otros procesos cerebrales, en la ejecución de tareas perceptivas, cognitivas y moto- ras. Esta variedad de procesos cerebrales se realiza por distintas redes neurales que tienen como principales componentes los lóbulos parietal, posterior y frontal, y el sistema reticular. Los componentes de la atención, en la medida en que su objetivo es permitir conductas destinadas a un fin, son: selección o focalización, vigilancia o atención soste- nida, atención dividida y control. Las pruebas neuropsicológicas utilizadas para la va- loración de la atención se basan en los modelos de Me- sulam y Posner. A pesar de que ambos proponen es- tructuras similares, Mesulam aporta mayor especificidad anatómica y Posner se centra en las distintas funciones que llevan a cabo las diferentes estructuras de la red. En los últimos años, la utilización de técnicas de neu- roimagen funcional (Rmf y PET) ha permitido la observa- ción en vivo de la activación de diversas áreas durante la realización de tareas atencionales.

4. Memoria

4.1. ¿Existe un área específica del cerebro donde se almacena la memoria? La respuesta a esta interrogante es difícil de contestar. La evidencia experimental en la actualidad señala que no existe un área específica, por lo que se considera que todo el cerebro está involucrado, ya que cuando se presentan accidentalmente pérdidas de tejido cerebral, hay una disminución de la memoria, pero no desaparece del todo. Algunos experimentos de neurofisiología han demostrado que áreas como el hipocampo son fundamentales para recordar la localización de objetos, pero otros parecen apuntar a que es el área de localización de la modalidad sensorial lo que determina donde se almacena. Por ejemplo, si el contenido del recuerdo es visual, puede almacenarse en el área de proyección de la visión; si es sonoro, en las áreas auditivas, o en las del A olfato y el tacto, o en todas éstas.

4.1.1. Los estímulos activan los receptores sensoriales que provocan potenciales de actución; estos cambios electroquímicos pueden persistir por un tiempo determinado h / (memoria a corto plazo). La síntesis y liberación de neurotransmisores, el número / r y la capacidad de respuesta de los neurorreceptores, aumentan al repetirse la esti- ld 8 ll mulación en las mismas condiciones (memoria a mediano plazo) y, dependiendo de XA j Do nd otras señales o actividades, puede lograrse que perduren por más tiempo (memoria LA E? a largo plazo) y dirijan la conducta aprendida del sujeto a la solución de problemas y > de su contexto individual y social.

4.1.1.1. El sistema límbico es fundamental para la formación del recuerdo; está localizado en la base del cerebro cerebro, en el hipocampo, y todo indica que su función principal es de llevar la información verbal de la memoria a corto plazo a memoria a largo plazo. — Un daño en esta área hace que la persona pueda recordar acontecimientos muy recientes pero rápidamente olvida y no existe memoria a largo plazo.

4.1.1.1.1. Recuerdo o rememoración Es la actividad de la memoria medida por la cantidad de información retenida, en la cual la persona reproduce o reconstruye la información aprendida o almacenada con anterioridad. Por ejemplo, lee una sola vez la lista de Las siete maravillas del mundo antiguo, tápalas y trata de recordar: 1. El coloso de Rodas. 2. El faro de Alejandría. 3. La estatua de Júpiter Olímpico, esculpida por Fidias. 4. El templo de Artemisa en Éfeso. 5. El mausoleo de Halicarnaso. 6. Los jardines colgantes de Babilonia. 7. La Gran Pirámide de Giza en Egipto.