Tratamiento y rehabilitación de la lesión deportiva

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Tratamiento y rehabilitación de la lesión deportiva por Mind Map: Tratamiento y  rehabilitación  de la  lesión  deportiva

1. Como parte de la fase de rehabilitación, el deportista debe hacer ejercicios y actividades que agilizarán el proceso de recuperación. Alguna gente se refiere a esta fase del proceso de recuperación como la fase de rehabilitación activa, porque durante esta fase el deportista es responsable de su proceso de rehabilitación.

2. Amplitud del movimiento

3. Estiramiento y fortalecimiento

4. Primeros auxilios: los primeros tres minutos

4.1. Los primeros tres minutos después de que se haya producido una lesión son cruciales. Éste es el tiempo en que se lleva a cabo una valoración inicial de la lesión y se dan los primeros pasos para minimizar el traumatismo y prevenir más daños. Ésta es la primera prioridad cuando se trata cualquier lesión deportiva.

5. Rehabilitación: las siguientes tres semanas

5.1. Cuando un músculo se desgarra o daña, es razonable esperar a que el cuerpo repare el daño con un nuevo músculo, o ligamento, si es un ligamento el que se ha dañado, y así sucesivamente. En realidad, esto no sucede así. El desgarro, o daño, se repara con tejido cicatrizar.

6. Recuperación de los componentes de la condición física

6.1. Preparación final

6.2. Equilibrio y propiocepción

7. Tratamiento: los tres días siguientes

7.1. Sin ninguna duda, el tratamiento inicial más efectivo para las lesiones de los tejidos blandos es el régimen RICER. Esto implica la aplicación de (R) reposo, (I) hielo (ice), (C) compresión, (E) elevación y la obtención de referencias (R) para un tratamiento médico apropiado.

8. Deshacerse del tejido cicatrizal

8.1. Para agilizar el proceso de recuperación y eliminar o realinear el tejido cicatrizal no deseado, es necesario iniciar dos tratamientos vitales. El primero suele ser usado por los terapeutas (o fisioterapeutas) e implica esencialmente un aumento del suministro de sangre al área lesionada. El objetivo es aumentar la cantidad de oxígeno y nutrientes de los tejidos dañados. Los fisioterapeutas consiguen este objetivo mediante una serie de actividades para estimular el área lesionada. Los métodos más utilizados son los ultrasonidos y el calor.

9. Rehabilitación activa

10. Acondicionamiento: los siguientes tres meses

10.1. Cuando los procedimientos de tratamiento anteriores se han aplicado de forma diligente, la mayor parte de las lesiones de los tejidos blandos se habrán curado por completo. Sin embargo, aunque la lesión inicial se haya curado y el deportista pueda retornar a las actividades normales, es importante continuar con más ejercicios de fortalecimiento y acondicionamiento para prevenir una repetición de la lesión inicial.