Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Duelo por Mind Map: Duelo

1. Se define el duelo humano como la reacción natural —matizada por el entorno sociocultural— normal y esperable, de adaptación a la pérdida de un ser querido.

1.1. En el duelo, se pueden presentar una gama muy amplia de manifestaciones normales:

1.1.1. • Físicas: pérdida de apetito, alteraciones del sueño, pérdida de energía y agotamiento y diversas quejas somáticas (algunas relacionadas con la enfermedad que tuvo el fallecido). • Conductuales: agitación, llanto, cansancio y aislamiento. • Cognitivas: pensamientos obsesivos acerca del fallecido, baja autoestima, autorreproches, sensación de indefensión, desesperanza, sensación de irrealidad y problemas con la memoria y la concentración.

2. Factores de riesgo de duelo complicado y su valoración

2.1. El riesgo de padecer un duelo complicado se refiere al grado de susceptibilidad que tiene el doliente de padecer los problemas de salud asociados al duelo (duelo prolongado, depresión, ansiedad, etc.).

2.1.1. Es un proceso en el que se valoran los factores de riesgo y las probabilidades de desarrollar un duelo complicado mediante las siguientes fuentes:

2.1.1.1. • Las mejores evidencias disponibles • El juicio clínico • La información obtenida acerca del entorno familiar o procedente de él.

3. Duelo complicado o trastorno por duelo prolongado

3.1. Es a menudo difícil de distinguir de la depresión, la ansiedad o el trastorno por estrés postraumático, enfermedades a veces asociadas al duelo.

3.2. Para diagnosticar el duelo complicado —denominado ahora Trastorno por duelo prolongado— se pueden usar los siguientes criterios:

3.2.1. Criterio A. Presentar a diario, al menos uno de los siguientes síntomas: • Pensamientos intrusivos (que entran en la mente sin control) acerca del fallecido. • Punzadas de dolor incontrolable por la separación. • Añoranza (recordar la ausencia con una enorme y profunda tristeza) intensa del fallecido

3.2.2. Criterio B. Presentar a diario, al menos cinco de los nueve síntomas siguientes: • Dificultad para aceptar la realidad de la pérdida. • Intento de evitar todo lo que recuerde que su ser querido ha muerto. • Sensación de incapacidad de confiar en los demás desde el fallecimiento. • Amargura o enfado en relación con el fallecimiento.

3.2.3. Criterio C. La duración de estos síntomas es al menos de seis meses.

3.2.4. Criterio D. Estos síntomas causan un malestar clínicamente significativo o un importante deterioro de la vida social, laboral u otras actividades significativas.

3.3. Eficacia de las intervenciones en el duelo

3.3.1. Las intervenciones en duelo normal no son eficaces, incluso pueden ser perjudiciales; en duelo de riesgo, puede haber un cierto beneficio; y en duelo complicado, son eficaces.

3.3.2. En el duelo normal, se recomienda proporcionar información acerca del duelo y sobre los recursos disponibles, y apoyo emocional básico.

3.3.3. En el duelo de riesgo, se recomienda realizar un seguimiento regular, con apoyo emocional, valorando individualmente la necesidad de psicoterapias específicas y estructuradas.