10 formas de ahorrar energía en la oficina

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
10 formas de ahorrar energía en la oficina por Mind Map: 10 formas de ahorrar energía en la oficina

1. 1: Conocer a fondo el consumo de la oficina. Sin eso y el siguiente punto (elegir la tarifa más adecuada) el resto de formas de ahorrar energía en la oficina no servirán de mucho. Por eso, hemos de hacer una auditoría de lo que más gasta o, al menos, examinar las facturas del último año y trazar nuestro perfil de consumo.

2. 2: Elige la tarifa adecuada. En Enérgya-VM estamos seguros de que tenemos las mejores tarifas de electricidad para tu empresa y, además, el compromiso de proporcionar energía 100% renovable.

3. 3: Cambiar a bombillas de bajo consumo. La iluminación es clave en una oficina y también una gran parte del gasto, pues muchas veces permanece horas y horas encendida.

4. 4: Hacer buen mantenimiento de los equipos de la oficina. Si has detectado qué equipos y aparatos gastan más (siguiendo el primer consejo), querrás hacerles un mantenimiento habitual.

5. 5: Tener el termostato a una temperatura adecuada. La temperatura del aire acondicionado es siempre un punto clave en cualquier oficina.

5.1. Por eso, te recomendamos las pautas del Instituto para la Diversificación del Ahorro y la Energía, que recomienda una temperatura para el aire acondicionado de entre 24 y 26 grados en los meses veraniegos.

6. 6: Incluir una cultura de consumo responsable. Por eso, una de las mejores formas de ahorrar energía es estableciendo unas sencillas pautas de comportamiento, como apagar bien los equipos y las luces al salir.

6.1. Ten una reunión, comunica el compromiso con un consumo responsable y apela a la conciencia de los empleados.

7. 7: Renovar y reinvertir en los equipos de oficina. Cuando toque renovar algo, ten en cuenta el consumo. Mira las etiquetas energéticas y, en el caso de la informática, piensa en el consumo de los equipos.

8. 8: Pasar a la oficina sin papel. Otra de las formas de ahorrar energía más sencillas y prácticas. Ahorrarás en fotocopiadoras, espacio, equipos, electricidad, folios y quebraderos de cabeza para encontrar cosas, si se implanta una buena solución de gestión documental.

9. 9: Pasarse a la nube. Pasarse a la nube permite eso, ahorra energía y, además, también suele ser más barato y rápido, ya que la infraestructura de las empresas especializadas está optimizada. Además, un buen servicio de nube suele ser más seguro y fiable para el día a día que mantener nuestros propios servidores físicos en la oficina, con gente pendiente de su mantenimiento, además de la factura eléctrica subiendo todo el tiempo. Del mismo modo, muchas empresas de servicios en la nube se están pasando al consumo responsable y la energía renovable para alimentar sus granjas de servidores.

10. 10: Apuesta por el trabajo. He aquí una de las formas de ahorrar energía que, a la vez, aumenta la productividad y felicidad de tus trabajadores. Se ha demostrado que el teletrabajo crea empleados más efectivos y contentos.