El Escenario de la Acción Didáctica y la Práctica Docente y sus Dimensiones

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
El Escenario de la Acción Didáctica y la Práctica Docente y sus Dimensiones por Mind Map: El Escenario de la Acción Didáctica y la Práctica Docente y sus Dimensiones

1. Todo gira en torno al proceso de enseñanza-aprendizaje

1.1. Es mediado mediante la interacción que es un proceso de mediación cognitiva entre los que intervienen, cuyos pensamientos son los que les dan sentido a la acción.

1.2. Los principales agentes en este proceso son los alumnos y los docentes. En general, el profesorado se siente o se sabe aislado en su aula, cuando el trabajo de enseñanza debería ser interdisciplinar y por lo tanto en grupo. Sin embargo el alumnado siempre es representado en grupo, lo que nos indica que se anulan sus características de seres individuales y singulares.

1.3. Este proceso se realiza principalmente en la escuela, cualquiera sea el nivel, pero siempre será un lugar donde se pasa mucho tiempo ejerciendo el ´´curriculum´´

1.3.1. El curriculum lo que le da cobertura al proceso de enseñanza-aprendizaje

1.3.2. La escuela se encuentra en un contexto

1.3.2.1. El sistema educativo

1.3.2.1.1. Que se encuentra dentro de un sistema politico, social

1.3.3. La escuela no es el edificio, sino un tipo de vínculo con el conocimiento. Pero el edificio tiene que estar; necesitamos un espacio tiempo distinto al de casa, que tenga un umbral de entrada y salida.

1.4. No hay una pedagogía en sí, sino preguntarnos y atender la dignidad del que aprende. Más autonomía intelectual y afectiva. Que tenga mayor decisión. Que aprenda a lidiar con la dificultad.

1.4.1. Esta idea es un criterio pedagógico para abordar en la emergencia de la pandemia. Tenemos que pensar qué es lo importante hoy, aquí y ahora. Hay que estar muy atento a que la emergencia no genere vacíos en la enseñanza. Que lo digital y las redes sociales sean un objeto de estudio y conocimiento. Que sean un medio de comunicación y circulación de lo social y lo político.

2. Es el escenario donde se desenvuelve la labor docente: intervienen múltiples variables pero se caracteriza principalmente por su poder simbólico, de creación cultual, de significados personales.

2.1. La práctica docente es de carácter social, objetivo e intencional. En ella intervienen los significados, percepciones y acciones de las personas involucradas en el proceso educativo (alumnos, docentes, padres, autoridades, etc.). También intervienen los aspectos político-institucionales, administrativos y normativos, que en virtud del proyecto educativo de cada país, delimitan el rol del maestro.

2.1.1. La escuela se configura como el escenario de formación continua del maestro y recrea el marco normativo y la regulación administrativa del sistema. Con un conjunto de valores personales, sociales e instruccionales, pues tras sus prácticas, está el propósito de formar un determinado tipo de hombre y un modelo de sociedad.

2.1.1.1. La escuela es el espacio que se piensa en el más allá del mañana. Hay que insistir en la formación docente para que la humanidad no sea tan frágil. Pensemos en los desafíos y en atender la urgencia sin dejar los horizontes futuros.

3. Dimensiones de la práctica docente:

3.1. Dimensión Personal: la práctica docente es humana. El docente debe ser entendido como un individuo con cualidades, características y dificultades; con ideales, proyectos, motivaciones, imperfecciones. En este ámbito, la reflexión se dirige a la concepción del profesor como ser histórico, capaz de analizar su presente con miras a la construcción de su futuro

3.2. Dimensión institucional: La escuela constituye una organización donde se despliegan las prácticas docentes. La reflexión sobre esta dimensión enfatiza las características institucionales que influyen en las prácticas, a saber: las normas de comportamiento y comunicación entre colegas y autoridades; los saberes y prácticas de enseñanza que se socializan en el gremio; las costumbres y tradiciones, estilos de relación, ceremonias y ritos; modelos de gestión directiva y condiciones laborales, normativas laborales y provenientes del sistema más amplio y que penetran en la cultura escolar

3.3. Dimensión interpersonal: La práctica docente se fundamenta en las relaciones de los actores que intervienen: alumnos, docentes, directores, madres y padres de familia. El análisis de esta dimensión supone una reflexión sobre el clima institucional, los espacios de participación interna y los estilos de comunicación; los tipos de conflictos que emergen y los modos de resolverlos, el tipo de convivencia de la escuela y el grado de satisfacción de los distintos actores respecto a las relaciones que mantienen. Es fundamental analizar la repercusión que tiene el clima escolar en la disposición de los distintos miembros de la institución.

3.4. Dimensión social: refiere a “el conjunto de relaciones que se refieren a la forma en que cada docente percibe y expresa su tarea como agente educativo cuyos destinatarios son diversos sectores sociales”. Además de esto, se relaciona con la demanda social hacia el quehacer docente, con el contexto socio-histórico y político, con las variables geográficas y culturas particulares. Por otro lado, es esencial rescatar “el alcance social que las prácticas pedagógicas que ocurren en el aula tienen desde el punto de vista de la equidad.

3.5. Dimensión Didáctica: “al papel del docente como agente que, a través de los procesos de enseñanza, orienta, dirige, facilita y guía la interacción de los alumnos con el saber colectivo culturalmente organizado para que ellos, los alumnos, construyan su propio conocimiento”. En este sentido, la función del profesor, en lugar de transmitir, es la de facilitar los aprendizajes que los mismos estudiantes construyan en la sala de clases

3.6. Dimensión Valoral (valórica): La práctica docente no es neutra, inevitablemente conlleva un conjunto de valores. En definitiva, el maestro va mostrando sus visiones de mundo, sus modos de valorar las relaciones humanas y el conocimiento y sus maneras de guiar las situaciones de enseñanza, lo que constituye una experiencia formativa. Por otro lado, la normativa de la escuela, tales como las reglas explícitas e implícitas y las sanciones, también constituyen instancias de formación valórica.

4. Ser profesor es asumir siempre a la vez la presentación del saber y el seguimiento de su asimilación.