Secreciones del páncreas, hígado e intestino delgado

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Secreciones del páncreas, hígado e intestino delgado por Mind Map: Secreciones del páncreas, hígado e intestino delgado

1. Secreciones del intestino delgado

1.1. Secreción de moco

1.1.1. Las glándulas de Brunner secretan una gran cantidad de moco alcalino en respuesta a

1.1.1.1. Los estímulos táctiles o irritantes de la mucosa duodenal

1.1.1.2. La estimulación vagal que aumenta la secreción por la glándula de Brunner, al mismo tiempo que la secreción gástrica

1.1.1.3. Las hormonas gastrointestinales, en especial la secretina

1.1.2. La estimulación simpática inhibe las glándulas de Brunner

1.1.2.1. Esta estimulación deje desprotegido al bulbo duodenal. Lo que contribuye a uno de los factores por los que esta región del tubo digestivo constituye el asiento de úlceras pépticas

1.2. Secreción de jugos digestivos intestinales

1.2.1. A lo largo de toda la superficie del intestino delgado hay criptas de Lieberkühn, las cuales se encuentran entre las vellosidades intestinales

1.2.1.1. Las superficies de las criptas y de las vellosidades intestinales están cubiertas por un epitelio formado por dos tipos de células

1.2.1.1.1. Células caliciformes secretoras de un moco que lubrica y protege la superficie intestinal

1.2.1.1.2. Enterocitos en las criptas, los cuales secretan grandes cantidades de agua y electrólitos y en la superficie de las vellosidades adyacentes, reabsorben el agua y los electrólitos junto con los productos finales de la digestión

1.2.2. Mecanismo de secreción del líquido acuoso

1.2.2.1. El mecanismo exacto responsable de la importante secreción de líquido acuoso en las criptas de Lieberkühn no es claro, aunque parece haber al menos dos procesos secretores activos

1.2.2.1.1. Una secreción activa de iones cloruro en las criptas

1.2.2.1.2. Una secreción activa de iones bicarbonato

1.2.2.1.3. La secreción de estos iones produce un arrastre eléctrico de Na+ a través de la membrana y también al líquido secretado

1.3. Enzimas digestivas contenidas en la secreción del intestino delgado

1.3.1. los enterocitos de la mucosa, sobre todo los que cubren las vellosidades, poseen enzimas digestivas que digieren sustancias alimenticias específicas mientras las absorben a través del epitelio, las enzimas son

1.3.1.1. Peptidasas que fraccionan los pequeños péptidos en aminoácidos

1.3.1.2. La sacarasa, maltasa, isomaltasa y lactasa las cuales descomponen los disacáridos en monosacáridos

1.3.1.3. Lipasa intestinal que escinde las grasas neutras en glicerol y ácidos grasos.

1.4. Regulación de la secreción del intestino delgado

1.4.1. Por la regulación de estímulos locales

1.4.1.1. los factores más importantes para la regulación de la secreción del intestino delgado son varios reflejos nerviosos entéricos locales

2. Secreción de bilis por el hígado

2.1. El hígado produce entre 600-1000 ml/día de bilis

2.2. Funciones de los ácidos biliares

2.2.1. Ayudan a emulsionar las grandes partículas de grasa de los alimentos

2.2.2. Favorecen la absorción de los productos finales de la digestión de las grasas a través de la mucosa intestinal

2.3. La bilis sirve como medio para la excreción de varios productos de desecho importantes procedentes de la sangre

2.3.1. particular la bilirrubina

2.3.2. Producto final de la destrucción de la hemoglobina

2.3.3. Exceso de colesterol

2.4. ¿En donde se secreta la bilis?

2.4.1. La secreción se da en

2.4.1.1. Inicia en los hepatocitos ya que secretan la porción inicial, la cual contiene grandes cantidades de ácidos biliares, colesterol y otros componentes orgánicos

2.4.1.2. La bilis pasa a los diminutos canalículos biliares situados entre los hepatocitos hacia los tabiques interlobulillares, donde los canalículos desembocan en los conductos biliares terminales estos se unen en conductos mayores hasta que acaban en el conducto hepático y el colédoco

2.4.1.3. Desde esos conductos, la bilis se vierte directamente al duodeno o es derivada durante minutos a horas hacia la vesícula biliar a través del conducto cístico

2.4.1.4. A lo largo de los conductos biliares se añade a la bilis inicial una segunda porción de secreción, formada por una solución acuosa de iones sodio y bicarbonato secretados por las células epiteliales que revisten los conductillos y conductos

2.5. Almacenamiento de la bilis

2.5.1. La mayor parte de esta se almacena en la vesícula biliar hasta que el duodeno la necesita. La cantidad de bilis que puede almacenarse en la vesícula equivale a la producida durante 12 horas que es alrededor de 450 ml

2.5.2. La mucosa vesicular absorbe continuamente agua, sodio, cloruro y casi todos los demás electrólitos pequeños e incrementa la concentración de otros componentes, como las sales biliares, el colesterol, la lecitina o la bilirrubina, por lo que la bilis se concentra casi 5 veces

2.6. Composición de la bilis

2.6.1. Componentes

2.6.2. Las sustancias secretadas en mayores cantidades

2.6.2.1. Sales biliares

2.6.2.2. La bilirrubina

2.6.2.3. Colesterol

2.6.2.4. Lecitina

2.6.2.5. Electrólitos habituales del plasma

2.6.3. Durante el proceso de concentración vesicular se reabsorben agua y grandes cantidades de electrólitos en la mucosa de la vesícula biliar

2.7. Vaciamiento vesicular

2.7.1. La colecistocinina estimula el vaciamiento vesicular

2.7.2. La vesícula comienza a vaciarse en el momento en que los alimentos grasos alcanzan el duodeno

2.7.3. El mecanismo de vaciamiento vesicular son las contracciones rítmicas de su pared y larelajación simultánea del esfínter de Oddi

2.7.4. El estímulo más potente para las contracciones vesiculares es la hormona CCK

2.8. Función de las sales biliares en la digestión y absorción de las grasas

2.8.1. Las células hepáticas sintetizan alrededor de 6 gramos de sales biliares al día

2.8.2. El precursor de estas sales es el colesterol

2.8.2.1. El colesterol se convierte primero en ácido cólico en cantidades casi iguales

2.8.2.2. El ácido se combina con la glicina, taurina y forman los ácidos biliares gluco- y tauroconjugados

2.8.3. Efectos importantes en el tubo digestivo

2.8.3.1. 1. Tienen una acción detergente para las partículas de grasa de los alimento, lo que disminuye la tensión superficial de las partículas y favorece la fragmentación de los glóbulos por efecto de la agitación del contenido intestinal

2.8.3.2. 2. Las sales biliares ayudan a la absorción de

2.8.3.2.1. Ácidos grasos, monoglicéridos, colesterol y otros lípidos en el aparato

2.8.4. Las sales de estos ácidos principalmente las sales sódicas, se excretan por la bilis

2.9. Secreción hepática de colestero

2.9.1. Las sales biliares se forman a partir del colesterol plasmático. En el proceso de secreción de las sales biliares cada día se extraen del plasma de 1 a 2 gramos de colesterol que pasan a la bilis

2.9.2. El colesterol es casi completamente insoluble en el agua pura, pero las sales biliares y la lecitina de la bilis se combinan físicamente con él y forman micelas ultramicroscópicas en solución coloidal

2.10. Formación de cálculos

2.10.1. En condiciones anómalas, el colesterol puede precipitar en la vesícula provocando la formación de cálculos de colesterol

2.10.2. La inflamación del epitelio vesicular por una infección crónica larvada altera las características de absorción de la mucosa vesicular y una mayor concentración de colesterol en la vesícula biliar, puede provocar que se comienza a precipitar en forma de múltiples cristales diminutos sobre la superficie de la mucosa inflamada y generar a cálculos biliares de mayor tamaño.

3. Secreción pancreática

3.1. Secreta: Enzimas pancreáticas, bicarbonato de sodio e insulina

3.1.1. Las enzimas pancreáticas

3.1.1.1. Las enzimas pancreáticas dijeren tres tipos de alimentos: carbohidratos, proteínas y grasas

3.1.1.1.1. Enzimas proteolíticas

3.1.1.1.2. Enzimas que digieren carbohidratos

3.1.1.1.3. Enzimas que digieren grasas

3.1.2. Iones bicarbonato

3.1.2.1. Es secretado principalmente por las células epiteliales de los conductillos y conductos que nacen en los ácinos

3.1.2.2. Las etapas básicas del mecanismo celular de secreción de bicarbonato sódico en los conductillos y conductos pancreáticos se divide en

3.1.2.2.1. 1. El anhídrido carbónico se difunde desde la sangre hacia el interior de la célula, donde se combina con el agua produciendo H2CO3 que se disocia en iones bicarbonato e hidrógeno. Los iones bicarbonato ingresan en la célula a través de la membrana basolateral mediante cotransporte con los Na+. Los iones bicarbonato se intercambian por iones cloruro, por medio de transporte activo secundario a través del borde luminal de la célula y pasan a la luz del conducto. El cloruro que penetra en la célula se recicla en la luz mediante canales de cloruro especiales.

3.1.2.2.2. 2. Los iones hidrógeno formados por la disociación del H2CO3 en el interior de la célula se intercambian por Na+ a través de la membrana basolateral de la célula mediante transporte activo secundario. Los Na+ entran en la célula mediante cotransporte con bicarbonato a través de la membrana basolateral. Los iones sodio son transportados a través del borde luminal hacia el conducto pancreático. La tensión negativa de la luz impulsa a los Na+ a través de las uniones estrechas entre las células

3.1.2.2.3. 3. El movimiento global de los Na+ y bicarbonato desde la sangre a la luz ductal crea un gradiente de presión osmótica, que se traduce en el paso de agua por ósmosis hacia el conducto pancreático, hasta que se forma una solución de bicarbonato casi completamente isoosmótica

3.2. La secreción aumenta como respuesta de la presencia del quimo en las porciones altas del intestino delgado

3.3. Los estimulos basicos que regulan la secreción pancreatica son

3.3.1. La acetilcolina es liberada por las terminaciones nerviosas parasimpáticas del vago y por otros nervios colinérgicos del sistema nervioso autónomo

3.3.2. La colecistocinina es secretada por la mucosa del duodeno y las primeras porciones del yeyuno cuando los alimentos penetran en el intestino delgado

3.3.3. La secretina se secreta por la mucosa duodenal y yeyunal cuando llegan alimentos muy ácidos al intestino delgado

3.4. La secreción pancreática tiene tres fases

3.4.1. Fase cefálica

3.4.1.1. Las señales nerviosas de origen encefálico estimulan la liberación de acetilcolina en las terminaciones nerviosas vagales del páncreas, las cuales producen secreciones moderadas de enzimas hacia los ácinos pancreáticos, pero la cantidad de agua y electrólitos secretados con las enzimas es escasa por lo que fluye muy poca secreción hacia el intestino

3.4.2. Fase gástrica

3.4.2.1. La estimulación nerviosa continúa y se añade otro 5 a 10% de enzimas pancreáticas secretadas después de una comida, sin embargo, la cantidad que llega al duodeno es escasa, debido a la falta de secreción de líquido en cantidades significativas

3.4.3. Fase intestinal

3.4.3.1. Cuando el quimo pasa del estómago al intestino delgado, la secreción pancreática se vuelve copiosa como respuesta a la hormona secretina.