Jesús de Nazaret

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
Jesús de Nazaret por Mind Map: Jesús de Nazaret

1. Datos Históricos

1.1. Documentos

1.1.1. Cristianos

1.1.1.1. Evangelio de Mateo

1.1.1.2. Evangelio de Marcos

1.1.1.3. Evangelio de Lucas

1.1.1.4. Evangelio de Juan

1.1.2. Civiles

1.1.2.1. Plinio el Joven (Procónsul de Bitinia, 62-113): Una comunidad de cristianos, que se llaman así por un tal Cristo, al que consideran como un dios.

1.1.2.2. Suetonio (Vida de los Césares, 65-135): Expulsan a los judíos, incitados por un tal Cristo, se amotinan continuamente; cristianos, nueva y maléfica superstición.

1.1.2.3. Cornelio Tácito (Anales, 54-119): nombre de cristianos viene de Cristo, ejecutado por autoridad romana en Judea, en tiempo de Tiberio, por mediación de Poncio Pilato.

1.1.2.4. Talmud babilónico (textos religiosos judíos): acciones maravillosas que hizo Jesús y como lo ejecutaron la víspera de la Pascua, por hechicería y extraviar a Israel.

1.1.2.5. Cornelio Tácito (Anales, 54-119): nombre de cristianos viene de Cristo, ejecutado por autoridad romana en Judea, en tiempo de Tiberio, por mediación de Poncio Pilato.

1.2. El Mensaje de Jesus

1.2.1. La misión de Jesús fue muy compleja. Entre los objetivos que tenia era: Llevar el mensaje del Reino de Dios; por medio de su personalidad y sus habitos, enseñar a la gente como debemos actuar y agradar a Dios; que entendamos que debemos amarnos los unos a los otros; limpiar el pecado del hombre, por medio de su sacrificio, etc.

1.3. ¿Que es el Reino de Dios?

1.3.1. El Reino de Dios es un mensaje integral de salvación definitiva. Es un regalo de Dios y una tarea que hay que construir día a día por medio de la conversión y del compromiso personal. El Reino de Dios no es un reino político ni un mero lugar geográfico. Está dentro del corazón de la persona que acoge la palabra de Dios, la acepta y la pone en práctica y luego se hace realidad con acciones concretas de libertad, justicia y amor. Y aquellos que pertenecen al Reino de Dios, tienen lugar para vivir una eternidad con Dios en el Reino de los Cielos, cunado juzgue al mundo por sus obras. Jesús daba a entender todas estas cosas por medio de parábolas, hechos, milagros entre otras.

1.4. Las Bienaventuranzas

1.4.1. Las Bienaventuranzas son las promesas de Dios y una síntesis de las enseñanzas de Jesús. Son los valores y comportamientos necesarios para hacer crecer el Reino de Dios aquí en la tierra y un camino para encontrar la auténtica felicidad.

1.4.1.1. -«Dichosos los pobres en el espíritu, porque suyo es el reino de los cielos. Dichosos los que están tristes, porque Dios los consolará. -Dichosos los humildes, porque heredarán la tierra. -Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque Dios los saciará. -Dichosos los misericordiosos, porque Dios tendrá misericordia de ellos. -Dichosos los que tienen un corazón limpio, porque verán a Dios. -Dichosos los que construyen la paz, porque serán llamados hijos de Dios. -Dichosos los perseguidos por hacer la voluntad de Dios, porque de ellos es el reino de los cielos. -Dichosos seréis cuando os injurien y persigan y digan contra vosotros toda clase de calumnias por causa mía. Alegraos y regocijaos, porque será grande vuestra recompensa en los cielos, pues así persiguieron a los profetas anteriores a vosotros» (Mt 5,3-11).

1.5. Milagros de Jesús

1.5.1. A Jesús se le atribuyen treinta y dos milagros, veinticinco de los cuales fueron de curaciones. Esta actividad de Jesús impresionó a sus seguidores y molestó a quienes le criticaban. Tras aplicar el método histórico-crítico a los milagros de Jesús narrados en los evangelios y en documentos romanos y judíos, se deduce que los milagros se basan en unos hechos reales y no en la fantasía de sus autores. Durante su vida pública, Jesús fue sanador de enfermedades corporales y mentales. Su compasión por los que sufrían le llevaba a liberar a las personas del hambre, de la injusticia, de la enfermedad y de la muerte.

1.5.2. Tipos de Milagros

1.5.2.1. Curación de enfermos: leprosos, ciegos, paralíticos, epilépticos...

1.5.2.2. Curación de posesos: enfermos mentales, poseídos por demonios...

1.5.2.3. Dar de comer a multitudes: la multiplicación inexplicable de los panes y los peces (Se entiende como un signo de comunión y fraternidad)

1.5.2.4. Dominio de la naturaleza: cambiar el agua en vino, caminar sobre las aguas del lago, calmar la tempestad, realizar la pesca milagrosa...

1.5.2.5. Devolver la vida a los muertos: la hija de Jairo, Lázaro, el hijo de a viuda de Naín.

1.5.3. El mensaje de los Milagros

1.5.3.1. Jesús, por medio de los milagros, hace descubrir y sentir la presencia de Dios en la vida de las personas. Sus milagros son signos eficaces de Dios que curan y liberan a la persona, y sirven para acreditar el mensaje de Jesús. También son signos de que Jesús tiene el mismo poder de Dios y una invitación a reconocer en Él al enviado del Padre, al Mesías prometido.

1.6. La Moral de Jesús

1.6.1. Las personas, puesto que son libres, pueden hacer el bien o el mal. Para diferenciar el bien del mal, son necesarias unas buenas reglas y normas de comportamiento. Sin moral o ética las personas se deshumanizan y la convivencia en sociedad se hace muy difícil. Por esto, muchas enseñanzas de Jesús fueron de tipo moral.

1.6.2. Jesús, como buen judío, no rechazaba la Toráh ni quería que desapareciera; solo deseaba perfeccionarla para que fuese más justa (Mt 23, 13-26). Por eso denunciaba la hipocresía de algunos escribas y fariseos, porque cumplían lo legal pero olvidaban los buenos sentimientos: amar, perdonar, hacer el bien sin ser vistos, ser compasivos con los más necesitados... Y decía: «Haced y guardad lo que os digan, pero no hagáis lo que ellos hacen, porque dicen y no hacen» (Mt 23,3). Para Jesús, las personas estaban por encima de las leyes (Mc 2, 23-28)

1.7. La resurreción de Jesús

1.7.1. Los cristianos descubren la vida eterna en la muerte y resurrección de Jesús. Para la Iglesia, la resurrección de Jesús es el fundamento y centro de la fe cristiana.

1.7.2. Jesús murió cruelmente, como un fracasado y en medio de una gran soledad: «Todos lo abandonaron y huyeron» (Mc 14, 50). Jesús se sintió tan solo, que en el momento de su muerte gritó: «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?» (Mc 15, 34).

1.7.3. Después de muerto, su amigo José de Arimatea pidió a Poncio Pilato su cadáver para darle sepultura. Pilato se lo concedió, y envolvió a Jesús en una sábana y lo colocó en un sepulcro cercano. Pasado el sábado, María Magdalena y otras mujeres compraron perfumes para ir a embalsamarlo, pero encontraron el sepulcro abierto y vacío. Un ángel les anunció que había resucitado. Más tarde, Jesús, ya resucitado, se apareció por primera vez a María Magdalena (Mc 16, 9-11). y luego a sus apóstoles y amigos.

1.7.4. La resurrección de Cristo lo pasa del estado de muerte a una vida eterna más allá del tiempo y del espacio: «Sabemos que Cristo, una vez resucitado de entre los muertos, no vuelve a morir, la muerte no tiene ya dominio sobre Él» (Rom 6,9).

1.8. Encuentros con Cristo resucitado

1.8.1. El Nuevo Testamento narra con diferentes formas literarias los testimonios de los testigos que se encontraron de forma real con Jesús resucitado.

1.8.2. Los testigos de la resurrección de Jesús expresan cómo se relacionó con ellos de forma real, compartiendo la comida y presentándose ante ellos (Lc 24,36-49).

1.8.3. San Pablo presenta esta diversidad de testigos de la resurrección en uno de los textos más antiguos del Nuevo Testamento: «Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras; que fue sepultado y resucitó al tercer día según las Escrituras; que se apareció a Pedro y luego a los doce. Después se apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los que la mayor parte viven todavía, si bien algunos han muerto. Luego se apareció a Santiago, y más tarde a todos los apóstoles. Y después de todos se me apareció a mí» (1 Cor 15, 3-8).

2. Datos sobre la vida de Jesús

2.1. Jesús nació durante el reinado del rey Herodes. Era de María, e hijo adoptivo de José.

2.2. Era judío procedente de Galilea (Nazaret), nació en Belén. y su lengua materna era el arameo.

2.3. Fue bautizado por Juan Bautista en el río Jordán.

2.4. Conocía bien las tradiciones religiosas de su pueblo, enseñó en sinagogas y lo llamaban como su Rabí (Maestro).

2.5. Proclamó con palabras (parábolas, Bienaventuranzas...) y con hechos (milagros, curaciones...) la llegada del Reino de Dios.

2.6. Predicó en Galilea, en Judea y en su capital, Jerusalén, acompañado por un grupo de discípulos: los doce apóstoles y algunas mujeres.

2.7. Para expresar su mensaje del amor de Dios Padre a la humanidad, convivió con publicanos, pecadores y prostitutas; se enfrentó a las leyes injustas y a los dirigentes del templo de Jerusalén.

2.8. Fue un hombre de profunda oración y tenía una especial relación con Dios, a quien llamaba abbà" que significa Padre.

2.9. La noche en que celebró la Última Cena con sus discípulos, fue traicionado y entregado.

2.10. El Sanedrín lo presentó ante Pilato como rey de los judíos. Se le juzgó y condenó a muerte por revolucionario y por blasfemar (insultar a Dios). Quedó abandonado y negado incluso por sus propios discípulos.

2.11. Murió crucificado, entre dos bandidos, antes de empezar la fiesta de la Pascua.

2.12. Sus discípulos predicaron que resucitó al tercer día y se apareció a algunas mujeres, a los apóstoles y a muchos discípulos más.

3. El contexto de Jesús de Nazaret

3.1. Testimonios sobre la historicidad de Jesús

3.1.1. Testimonios romanos:

3.1.1.1. Plinio el Joven (Procónsul de Bitinia, 62-113): una comunidad de cristianos, que se llaman así por un tal Cristo, al que consideran como un dios.

3.1.1.2. Suetonio (Vida de los Césares, 65-135): expulsan a los judíos, incitados por un tal Cristo, se amotinan continuamente; cristianos, nueva y maléfica superstición.

3.1.1.3. Cornelio Tácito (Anales, 54-119): nombre de cristianos viene de Cristo, ejecutado por autoridad romana en Judea, en tiempo de Tiberio, por mediación de Poncio Pilato.

3.1.2. Testimonios judíos:

3.1.2.1. Flavio Josefo (Historiador judío, 37-132): se llama Cristo a un tal Jesús.

3.1.2.2. Talmud babilónico (textos religiosos judíos): acciones maravillosas que hizo Jesús y como lo ejecutaron la víspera de la Pascua, por hechicería y extraviar a Israel.

3.1.2.3. Documentos bíblicos: Escritos del Nuevo Testamento: que no relatan una historia de Jesús, sino el significado de su persona. El estudio, por crítica histórica, distingue las partes históricas y las interpretaciones de fe.

3.2. El mundo y la tierra de Jesús

3.2.1. Galilea: región norte, fértil y rica (agricultura y pesca), no judíos (se les llama gentiles), nacionalistas. Escenario de la mayoría de la vida de Jesús (Nazaret, Caná, Cafarnaún, Nain).

3.2.2. Judea: región sur, árida y montañosa. Jerusalén, centro religioso, político y económico (Belén, Emaús, Jericó, Betania).

3.2.3. Samaría: región central, fértil y alto nivel urbano. Colonos extranjeros muy aferrados a la ley (Cesarea, Siquén, Betel).

3.3. Situación política del tiempo

3.3.1. Dominación romana: Gobernador romano (poder político, económico), autonomía religiosa.

3.3.1.1. Gobernadores

3.3.1.1.1. Herodes I el Grande (37 al 4 a. C.).

3.3.1.1.2. Arquelao (Samaría y Judea, 4 a. C. al 6 d.c.).

3.3.1.1.3. Herodes Antipas (Galilea, 4 a. C. al 39 d. C.).

3.3.1.1.4. Herodes Filipo (Iturea, 4 a. C. al 34 d. C.).

3.3.1.1.5. Poncio Pilato (26 al 37 d. C.).

3.3.2. Tres posturas

3.3.2.1. Colaboracionistas (herodianos y saduceos)

3.3.2.2. Resistencia (zelotes y otros)

3.3.2.3. Los que pretendian sobrevivir (la mayoría de pueblo y fariseos)

3.4. Situación económica

3.4.1. Actividad económica

3.4.1.1. Agricultura y pesca subsistencia, artesanía y comercio limitados.

3.4.2. Turismo religioso

3.4.2.1. Diezmo, tributos y gran mercado religioso.

3.4.3. Población trabajadora

3.4.3.1. Oficio familiar, jornaleros y temporeros.

3.4.4. Grupos marginales

3.4.4.1. Esclavos, parados, mendigos y minusválidos.

3.5. La religión judía

3.5.1. Monoteísmo

3.5.1.1. Creen en un Dios único, creador, justo y misericordioso, que ha hecho promesas y mantiene la esperanza. Niega a todo Dios extranjero. Es Dios cercano y sobrepasa al hombre; no se puede pronunciar su nombre.

3.5.2. Mesianísmo

3.5.2.1. El ungido, futuro restaurador de Israel, cumple las promesas restableciendo el reino de paz y vengándose de los paganos.

3.5.3. La Torah

3.5.3.1. La ley de los cinco libros del Pentateuco; algo sagrado, pues expresa la voluntad de Dios. Su observancia es tan absoluta que acaba con el hombre.

3.5.4. El Templo de Jerusalén

3.5.4.1. Morada de Dios entre su pueblo, símbolo de su destino; centro de peregrinación y sacrificios; centro político, religioso y económico.

3.5.5. Las sinagogas

3.5.5.1. Lugar de asamblea en las distintas aldeas, donde se guarda y estudian las Escrituras.

3.5.6. La Pascua

3.5.6.1. Conmemoración de la salida de Egipto, en plenilunio de primavera.

3.5.7. Pentecostés

3.5.7.1. Fiesta de la siega, a las siete semanas de la Pascua; memorial de la Alianza y la Ley.

3.5.8. Las Tiendas

3.5.8.1. Fiesta de la recolección, que rememora la estancia en el desierto; momento de expiación y sacrificio.

3.5.9. El Sábado

3.5.9.1. Día de descanso y oración, según precepto divino; está prohibido trabajar, ni siquiera hacer o deshacer un nudo.

3.6. La sociedad judía: grupos político-religiosos

3.6.1. Sacerdotes y levitas

3.6.1.1. Aristocracia sacerdotal hereditaria y subalternos.

3.6.2. Saduceos

3.6.2.1. Aristocracia de grandes sacerdotes y propietarios; integristas y conservadores en lo referido al Templo y la Torá; colaboracionistas con el poder.

3.6.3. Fariseos

3.6.3.1. “Separados” por observancia de Ley y costumbres judías; se les tacha de “hipócritas” por intolerantes e inhumanos; contra todo lo que no respeta la fe de Israel; ni colaboracionistas ni revolucionarios, Dios liberará.

3.6.4. Zelotes

3.6.4.1. Grupo radicalizado en oposición a Roma; fanáticos político-religiosos, de clase baja; violentos con los que transgreden la ley judía; luchan contra ocupantes y colaboradores, y quieren eliminar las diferencias sociales por la fuerza.

3.6.5. Esenios

3.6.5.1. Los devotos, silenciosos, especie de monacato judío, de observancia rigurosa; viven apartados; el Mesías liberará.