LA PUBERTAD Y LA ADOLESCENCIA DE JUAN DEVAL

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
LA PUBERTAD Y LA ADOLESCENCIA DE JUAN DEVAL por Mind Map: LA PUBERTAD Y LA ADOLESCENCIA DE JUAN DEVAL

1. LA PUBERTAD Y LA ADOLESCENCIA

1.1. Si comparamos las conductas de niños y jóvenes nos damos cuenta rápidamente de que durante un período que podemos situar entre los doce y los quince años (con el riesgo de fijar arbitrariamente otros límites), se producen cambios profundos en los sujetos que se manifiestan en todo lo que hacen. Esos cambios son tanto físicos como psicológicos o sociales.

1.2. El cambio físico más evidente se refiere al tamaño y la forma del cuerpo y también el desarrollo de los órganos reproductivos, pero además de eso hay otros muchos cambios menos visibles, por lo que el procesote desarrollo físico es bastante compleja.

1.2.1. Los cambios que producen estas hormonas afectan al aumento de la longitud del cuerpo, a su forma y a las relaciones entre las partes, al desarrollo de los órganos reproductivos y a los caracteres sexuales secundarios. Muchos aspectos del crecimiento son semejantes en varones y mujeres, mientras que otros son específicos.

2. LOS CAMBIOS FÍSICOS EN LA ADOLESCENCIA

2.1. El comienzo de la adolescencia viene marcado por modificaciones físicas muy aparentes que constituyen lo que se denomina pubertad.

2.1.1. En este capítulo y los dos siguientes vamos a ir examinando estos distintos cambios, comenzando por el desarrollo físico.

3. EL DESARROLLO DE LOS CARACTERES SEXUALES

3.1. El desarrollo de los caracteres sexuales:

3.1.1. El primer signo de pubertad en el chicotes usualmente una aceleración del crecimiento de los testículos y el escroto, con enrojecimiento y arrugamiento de la piel. Hacia la misma época puede empezar un débil crecimiento del pelo púbico, aunque usualmente tiene lugar un poquito más tarde.

3.1.1.1. En las chicas, los primeros signos de la pubertad son el crecimiento de los pechos y la aparición del vello púbico, al mismo tiempo que se desarrolla el útero y la vagina. La monarquía, el primer período menstrual, aparece más tarde y tiene lugar, casi siempre, con posterioridad al vértice del estirón.

4. DIFERENCIAS INDIVIDUALES

4.1. Como se desprende de lo que acabamos de señalar, aunque el orden de sucesión del desarrollo de los distintos aspectos se produce en todos los individuos de la misma manera, o de forma muy semejante, sin embargo existen notables diferencias entre sujetos en cuanto a la edad de comienzo y terminación.

4.1.1. Estas diferencias individuales, aunque no tienen efectos con respecto al resultado final, y no predicen cuál va a ser la estatura final alcanzada, pueden tener, sin embargo, consecuencias psicológicas muy importantes que no deben desdeñarse.

4.1.2. Las diferencias de tamaño y forma del cuerpo están determinadas por factores genéticos y ambientales, aunque la forma está más controlada por factores hereditarios que el tamaño, el cual depende mucho de la alimentación, el ejercicio y otros factores externos.

5. EL DIMORFIRSMO SEXUAL

5.1. Junto a los cambios que hemos venido señalando hay otros muchos, algunos de los cuales presentan características diferentes en varones y mujeres.

5.1.1. Por ejemplo, la aparición del pelo en la cara de los varones, que sigue un orden definido empezando por los ángulos del labio superior y terminando por la parte inferior de la barbilla.

5.2. Otro cambio notable que se produce en la adolescencia es el que tiene lugar en la voz, más marcado en los varones que en las mujeres, y que se produce relativamente tarde. Se debe al aumento de la laringe y al alargamiento de las cuerdas vocales y da lugar a modificaciones en el tono y también en el timbre.

5.3. En algunas especies de primates, las diferencias entre el macho y la hembra son escasas, mientras que en otras son muy notables.

5.3.1. El hombre ocupa una posición intermedia, y esas diferencias están presentes desde el momento del nacimiento, pero se incrementan durante la pubertad.

6. LA ACELERACIÓN DEL DESARROLLO

6.1. Aunque parece que los cambios que se producen en la pubertad suceden de la misma manera que hace miles de años, sin embargo se están produciendo importantes modificaciones en la cuantía del desarrollo físico y la velocidad a la que se produce, lo que se denomina tendencia secular.

6.2. Según los datos recogidos por Tanner, en la Europa occidental los hombres apenas aumentaron su estatura entre 1760 y 1830, mientras que entre 1830 y 1880 hubo un aumento medio de 3 milímetros por cada década y desde 1880 a 1960 un aumento de 6 milímetros por década.

6.3. Pero además de esto hay un aumento en la velocidad de crecimiento

6.3.1. En épocas pasadas, la estatura adulta no se alcanzaba hasta los 18 ó 19. Los niños crecen bastante más deprisa que antes y esta tendencia ha comenzado hace tiempo, pues en 1876 un médico inglés señalaba que los chicos de nueve años pesaban en ese momento lo mismo que los de diez años en 1833.

7. EL CONCEPTO DE LA ADOLESCENCIA

7.1. Al mismo tiempo, no debe identificarse, sin más, la adolescencia con la pubertad, porque mientras que ésta es semejante en todas las culturas, la adolescencia es un período de la vida más o menos largo que presenta variaciones en los diferentes medios sociales. La adolescencia es un fenómeno psicológico que se ve determinado por la pubertad, pero no se reduce a ella.

7.1.1. Resulta curioso observar que la adolescencia constituye un capítulo de la psicología evolutiva relativamente reciente, y las primeras obras sobre el desarrollo infantil no se ocupaban de ella. Así, el libro de Pérez (1878, 1886)

7.1.1.1. En 1898 un criminalista italiano, Antonio Marro, publicó un libro sobre la pubertad que tuvo una cierta influencia, sobre todo a través de su traducción francesa.

8. LA ADOLESCENCIA EN LOS CHIMPANCÉS

8.1. El estudio de la adolescencia es, pues, un excelente banco de prueba para comprobar las interacciones entre los biológico y lo social, pues ambas cosas aparecen

8.1.1. Como para los seres humanos, la adolescencia es, para muchos chimpancés, una etapa difícil y de frustraciones y posiblemente lo sea más en ambas especies para los machos que para las hebras. El chimpancé macho llega a la pubertad entre los siete y ocho años de edad, pero aún está muy lejos de haber alcanzado su plenitud; pesa sólo 20 kilos, es decir, unos 30 menos de lo que pesará una vez totalmente desarrollado. Ya puede dominar e incluso atacar a las hembras, pero ha de mostrarse muy cauto en sus relaciones con los machos adultos para evitar agresiones que podrían resultarle muy perjudiciales (Goodall, 1971, p. 149).

8.2. En esos casos, el joven lo único que puede hacer son alardes de fuerza que suelen aplacar su frustración, es decir, bravatas realizadas ante el adulto que en muchos casos las mira con indiferencia, pero que en algunos casos reacciona irritado. A pesar de todo, los adolescentes buscan la compañía de los adultos y tratan de hacerse amigos de ellos.

8.3. Va a encontrarse con una fuerte resistencia, que no existía en absoluto cuando era una cría más joven, y que ahora le va a obligar a aprender de ellos, a buscar su cercanía, a ser cauteloso, pero al mismo tiempo a enfrentamientos que lo llevarán a ocupar un lugar entre los adultos.