El pensamiento de Sócrates y sus discípulos

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
El pensamiento de Sócrates y sus discípulos por Mind Map: El pensamiento de Sócrates y sus discípulos

1. Según este pensador, el alma humana está compuesta por tres partes:

1.1. 1. La concupiscente, la cual nos induce a que el placer es la ganancia ‘‘riquezas’’

1.2. 2. La irascible, nos direcciona a la dominación, a la victoria y al deseo de gloria.

1.2.1. 3. La racional es la que siempre tiene la tendencia a conocer la verdad, sin importar la reputación y las riquezas que esto proporcione y por esta exclusividad que tiene la razón es digna de llamarla con toda justicia amante de la ciencia y del saber.

2. Sócrates fue

2.1. Era un filósofo griego muy sabio y se opuso consistentemente a los sofistas. Sócrates quería una ciudad resultado de leyes absolutas y eternas, y no relativas y subjetivas. Su posición filosófica, representada en los diálogos de su discípulo Platón, puede resumirse de la siguiente manera: la virtud es conocimiento; la gente será virtuosa si sabe lo que es la virtud, y el vicio, o el mal, es fruto de la ignorancia. Así, según Sócrates, la educación consistía en aquello que constituye la virtud y que puede conseguir que la gente sea y actúe conforme a la moral.

3. Algunos elementos sobresalientes para entender el pensamiento socrático.

3.1. Marco histórico:   Con Sócrates Surge la ciencia ética que intenta demostrar la existencia de valores absolutos (bien y justicia) e inmutables para establecer una leyes.

3.2. Bien, felicidad y leyes: De acuerdo a Sócrates, estos son valores que el hombre puede alcanzar mediante el uso de la razón, si se alcanzan el hombre es sabio y virtuoso.

3.2.1. Intelectualismo moral: Sócrates, Identifica saber con virtud y vicio con ignorancia. Para él, para conseguir una sociedad buena, justa y virtuosa es necesaria la educación.

3.3. De acuerdo a Platón, el bien es un elemento fundamental de la realidad. Para este filósofo, quien fue uno de los discípulos más brillantes de Sócrates, el mal no existe en sí mismo, sino como reflejo imperfecto de lo real, que es el bien.

4. La teoría aristotélica sobre la ética

4.1. La teoría aristotélica sobre la ética, se basa en el hecho de alcanzar la felicidad, pero antes de alcanzar la felicidad hay que reflexionar y determinar cómo se va a alcanzar o que procesos hay que seguir para ir constituyendo un modelo para lograr los fines y objetivos propuestos

4.1.1. A manera de conclusión diremos que según el pensamiento aristotélico, el hombre ético, ha de ser un hombre prudente, sabio y justo, que mide las consecuencias en las actividades diarias de la vida y que mantiene un género de vida en la razón, la cual es la guía perfecta para conseguir los bienes, este género de vida consiste en la actividad del alma conforme a la virtud, si ello es así suponemos que lo peculiar del hombre es una forma de vida, acompañada de acciones razonables, ya que en el hombre perfecto todo se hace según el bien, lo bello y lo honesto, realizándose cada uno de estos actos perfectamente, según su virtud peculiar.

5. Platón

5.1. Platón se cuestionaba, que si todos los hombres son iguales ¿por qué entonces unos deben vivir mejor que otros?, y a partir de esta manera de pensar desarrollo un tipo de polis con equidad en las clases, Platón observa que los hombres poseen diversas necesidades que los llevan a constituir comunidades en las cuales se construyen modos y estilos de vida complejos ya que dependen de la manera en que el ciudadano se comporta en el colectivo: actividad militar para ampliar, satisfacer y defender las propiedades y las necesidades de poder de los gobernantes de las comunidades, maneras de comunicarse diversas y complejas, diferentes estrategias de moverse en el mundo de los negocios, etc.

5.2. Ante la justificación de Platón sobre los malos gobiernos en la sociedad, queda cierta duda de que exista una salida para la equidad entre los hombres. De tal manera que para que la ética se genere en una ciudad-estado, debe estar basada en la justicia y en la recta razón de un hombre que sea sabio y justo, este hombre debe tener las cualidades necesarias para poder cimentar un gobierno, estas cualidades no le son proporcionadas por sus impulsos corpóreos, o por las pasiones que lo dominan, solamente la razón es quien da los parámetros para levantar un hombre lleno de virtudes y de sabiduría. Desde la opción de un hombre sabio y justo se abre la oportunidad para una forma de estado equitativo entre los hombres y la posibilidad del desarrollo ético.

5.3. Esta manera de pensar maliciosa y mal intencionada dio lugar a cuatro estilos de malos gobiernos:

5.3.1. 1. Timocracia: En este tipo de gobierno, los gobernantes, se vuelven amantes voraces de las riquezas, honrando de manera desmedida la posesión de plata y oro y todo esto motivado por su avaricia y pensamientos viciosos

5.3.1.1. 2. Oligarquía: En este gobierno, toma importancia los niveles de fortuna que se posea, es decir los que mandan son los que tienen más dinero,  los más ricos son los que están en la cumbre del poder y los pobres prácticamente no participan. Hay una persecución desmedida e incesante de la riqueza y un menosprecio de la virtud y de la bondad.

5.3.1.1.1. 3. Democracia: Este es el gobierno del pueblo, en donde el gusto de las personas se expresa por consenso, pero lo malo de este régimen democrático, es que puede surgir un desorden o una anarquía, producto de una expresión colectiva consensuada que no uso el razonamiento para decidir y en donde se impuso lo cuantitativo a lo racional.

6. El Estado Ideal según Platón estaría conformado de la siguiente manera:

6.1. 1. Los reyes filósofos, son los que gobiernan, pues su racionalidad y coherencia les da la facultad para dirigir justamente un estado, ya que ellos tienen la virtud de la sabiduría.

6.1.1. 2. Los guardianes, son los que protegerán el estado, ellos tiene la virtud del valor y la fortaleza para mantener las leyes de los gobernantes.

6.1.1.1. 3. Los artesanos son los que se encargarán de mantener económicamente al estado y tendrán la virtud de la templanza.

7. Escuelas helenísticas

7.1. Circunscribir en el tiempo éste período siempre ha resultado un poco difícil, difuso y complejo, dado que en lo que respecta a los hitos de inicio o finalización del período los historiadores aún no se ponen de acuerdo. No obstante, nos enmarcaremos en el tiempo circunscrito entre la muerte de Alejandro Magno en el 322 ó 323 a.C., (año también de la muerte de Aristóteles) para el inicio y su terminación la ubicaremos a finales del s. III d.C., para ser exactos en el año 270 d.C. cuando sobrevino la muerte de Plotino. Se considera helenismo propiamente al fenómeno y proceso de difusión de la cultura griega en el ámbito del mundo oriental, difusión que supone una universalización de esta cultura, dentro de un proceso histórico de descomposición del imperio macedónico, que pasa por las fases de desmembración, conquista de Grecia por Roma y el surgimiento del imperio romano. Esta época de profundas transformaciones sociales está marcada por varios elementos significativos:

7.1.1. A. Aparición de las llamadas escuelas helenísticas B. Florecimiento de la ciencia griega C. Decadencia de la ciencia helenística (Diccionario de Filosofía Herder, 1998).

8. Epicureísmo

8.1. Este es un movimiento filosófico conformado por el conjunto de doctrinas desarrolladas y establecidas por Epicuro de Samos (341 ó 342 – 270 a.C.) y por sus discípulos: Colotes, Timócrates, Hermarco Idomeneo, Hedeira, Leonteso y principalmente Metrodoro. Sostiene esta escuela, el mismo pensamiento y doctrina que los cirenaicos en torno al placer, al que consideran el valor supremo, al cual se subordinan todos los demás. Para ello, seguían la regla de conducta práctica de “procurar el máximo de placer con el mínimo de dolor” (Gutiérrez Sáenz, 1996, pág. 141).

8.1.1. Pero a diferencia de la concepción hedonista de Aristipo que para él la felicidad era la suma de todos los placeres

8.1.1.1. Epicuro trata de mejorarlo, apoyándose en la noción de naturaleza. El placer es visto como algo propio de nuestra naturaleza humana, sin embargo, hace una distinción entre los diferentes placeres, invitando aspirar y alcanzar a aquellos que fueran elementales para la vida y cuya práctica no fuera motivo de escándalo.

8.1.1.1.1. Según Escobar Valenzuela (2001, pág. 150) Epicuro desarrolla una clasificación de los placeres y los establece de la siguiente manera:

8.1.1.1.2. Hay que sumar a la anterior clasificación, la tesis de Metrodoro (íntimo amigo y discípulo predilecto de Epicuro), sobre el placer catastemático, estos son los placeres naturales y necesarios propios de la entereza de ánimo, que se basan en la privación del dolor físico y moral. En oposición al estoicismo sostiene que la virtud no es sino un medio subordinado al placer.

9. Estoicismo

9.1. Zenón de Citio (333 – 263 a.C.), fue el fundador de esta escuela. Los estoicos, consideraban a la ética como la tercera parte de la filosofía (la lógica y la física eran las dos primeras). La concepción de la ética se construye en torno a la doctrina intelectualista del determinismo cósmico, ya que todo el universo se encuentra, según ellos, regido por el logos, palabra que viene del griego legein, se traduce habitualmente como razón, aunque también significa discurso, verbo y palabra. En cierta forma, pues, significa razón discursiva que muestra su sentido a través de la palabra (Diccionario de Filosofía Herder, 1998). Esta escuela sostiene, que el uso adecuado de la razón, ha de permitir a los hombres equilibrar y armonizar la naturaleza humana con la naturaleza cósmica, pues es ésta la que ha de permitir la adquisición de las virtudes y con ello poder acceder a la felicidad. En este sentido, el sabio, es quien somete a la razón los impulsos de las pasiones (consideradas nocivas para el ser humano). Por tales pensamientos y aseveraciones, muchos pensadores, consideran las proposiciones de ésta escuela como un simple idealismo ético. Los grados más elevados de la vida estoica están sellados por la impasibilidad, que es un equilibrio y serenidad completos enfrente de los afectos, las pasiones y las contradicciones de la vida. El estoico tiene que renunciar a los placeres y soportar los dolores y penalidades propias (Gutiérrez Sáenz, 1996, pág. 140).

10. Conclusión

10.1. Hemos echado un vistazo de manera breve, al recorrido histórico que ha tenido que transitar la ética en sus orígenes para germinar, desarrollarse y lograr convertirse en el pensamiento estructurado y sistematizado de hoy día. Hemos constatado la estrecha relación de la ética con el mismo aparecimiento de la filosofía y como ésta es parte constitutiva de la misma. En los posteriores años del esplendor y difusión de la cultura griega, su influencia permanente y significativa posibilitaron el surgimiento de variadas corrientes filosóficas que permitieron concebir nuevos sistemas éticos, tales como: la ética formal de Kant, el utilitarismo, el determinismo, el vitalismo, el emotivismo moral, el decisionismo, el consecuencialismo, el intuicionismo, el naturalismo, la ética marxista, la ética del superhombre, la ética axiológica, la ética comunicativa, la ética de la liberación, entre otros. Por todo el aporte cultural de los griegos, es que son considerados como la cuna de la cultura occidental.