Habilidades para la vida

Create a Competitive Analysis / SWOT to position your company in the market

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
Habilidades para la vida por Mind Map: Habilidades para la vida

1. Enfoque de Habilidades para la vida

2. El  enfoque  de  Habilidades  para  la Vida  tiene  mucho  que  aportar  al gran  propósito  nacional  de construcción  de  paz  y  convivencia familiar  y  cotidiana.  Como  propuesta educativa,  desde las  escue las  y  colegios  Habilidades  para  la Vida  contribuye  a  que  los estudiantes  y  sus  familias desarrollen  y  fortalezcan  las   destrezas  psicosociales   necesarias  para  la  construcción  de procesos personales, familiares y comunitarios de convivencia pacífica y resolución no violenta de los conflictos.

3. Habilidades para la Vida no se centra exclusivamente en el problema de la violencia

4. En su sentido más amplio, esta iniciativa busca además la promoción del desarrollo humano. Las habilidades psicosociales que los niños aprenden les facilitan una expresión más completa y gratificante de su personalidad, ya hacer un mejor uso de los recursos internos y externos con que cuentan

5. La educación en Habilidades para la Vida no trata sólo de fortalecer la capacidad de la gente joven para enfrentar dificultades, sino que fomenta y estimula el desarrollo de valores y cualidades positivas.

6. Esencialmente Habilidades para la Vida tiene que ver con las relacio- nes, con nosotros mismos, con las demás personas y con el mundo que nos rodea. Esta propuesta educativa busca formar mujeres y hombres críticos, solidarios, autónomos, res- petuosos, tolerantes, conscientes de la realidad que los rodea y comprometidos con su transformación

7. Habilidades para la Vida se relaciona estrechamente con el concepto de  competencia  psicosocial,  es  decir,   “la  habilidad  de  una  persona  para enfrentarse  exitosa- mente  a  las  exigencias  y  desafíos  de la  vida  diaria”.

8. Las destrezas psicosociales permiten a las personas transformar conocimientos, actitudes y valores en habilidades, es decir, saber “qué hacer y cómo hacerlo”. Son habilidades que les facilitan comportarse en forma saludable, siempre y cuando deseen hacerlo y tengan la opor- tunidad para ello. No obstante, es evidente que las habilidades sobre “cómo hacer algo” no son los únicos factores que influyen en el comportamiento. La motivación y la capacidad para comportarse en forma saludable también se relacionan con el apoyo social y los factores cultu- rales y ambientales.

9. En el pasado, estas habilidades se adquirían o aprendían principalmente a través del proceso de socialización en el hogar, escenario por excelencia donde se modelaban las maneras de relacionarse entre las personas. La vida doméstica cotidiana a partir de la segunda mitad del siglo pasado se ha visto modificada por los procesos de incorporación de la tecnología a su seno, trayendo además la posibilidad de construcción de otras formas culturales por influencia de los medios, la información, los espectáculos masivos, entre otros. Esta irrupción, aunada a las transformaciones en las relaciones familiares por efecto de la incorporación de la mujer al mercado laboral y a su posibilidad de decidir sobre tener o no y cuándo los hijos, posibilita la emergencia de otros dos agentes socializadores de las generaciones jóvenes frente a los cuales la familia pierde fuerza: los grupos de pares de edad y los medios masivos de comuni- cación. 6 La escuela, ámbito de socialización secundaria, también se ve afectada por estos procesos; sin embargo, es todavía el espacio privilegiado donde niñas, niños y jóvenes pasan

10. Los programas de Habilidades para la Vida enfocados en un sólo problema, como las enfer- medades de transmisión sexual, tienen grandes desventajas. En primer lugar, las mismas destrezas psicosociales son pertinentes en diversos problemas sociales y de salud (ver la sección sobre la naturaleza genérica de estas habilidades más adelante). En segundo lugar, el desarrollo de programas distintos para enfrentar problemas específicos ocasiona superposi- ción de acciones y multiplicidad de esfuerzos y recursos

11. El enfoque actual en la educación en HpV en los colegios, consiste en el diseño de currículos integrales en los que la enseñanza de estas habilidades haga parte de los programas escola- res de educación para una vida saludable, en combinación con otras intervenciones y medidas (políticas saludables en el ámbito escolar, creación de entornos escolares saludables, provi- sión de servicios de salud y alimentación sana, etc.), orientadas al mejoramiento de las condi- ciones de salud y bienestar y las oportunidades para el aprendizaje y el desarrollo humano de estudiantes y demás miembros de las comunidades educativas, que contribuyan a la promo- Marco referencial 11 ción del desarrollo personal y social, la protección de los derechos humanos y la prevención de problemas sociales y de salud

12. øQuÈ son las Habilidades para la Vida? En el contexto de esta iniciativa mundial y nacional, el concepto de Habilidades para la Vida (HpV) se refiere a un grupo genérico de habilidades o destrezas psicosociales que le facilitan a las personas enfrentarse con éxito a las exigencias y desafíos de la vida diaria.

13. En forma más especifica, HpV son un grupo de competencias psicosociales y habilidades interpersonales que ayudan a las personas a tomar decisiones bien informadas, comunicarse de manera efectiva y asertiva, y desarrollar destrezas para enfrentar situaciones y solucionar conflictos, contribuyendo a una vida saludable y productiva. Las HpV pueden aplicarse en el terreno de las acciones personales, en la interacción con las demás personas o en las accio- nes necesarias para transformar el entorno de tal manera que éste sea propicio para la salud y el bienestar.

14. El énfasis de este enfoque en habilidades y competencias psicosociales lo distingue de otras iniciativas orientadas a la enseñanza de destrezas vocacionales 14 , o que se centran en aspec- tos prácticos de la vida diaria

15. Habilidades para la Vida son: n Destrezas para conducirse de cierta manera, de acuerdo con la motivación individual y el campo de acción que tenga la persona, dentro de sus posibilidades sociales y culturales. n Un eslabón o “puente” entre los factores motivadores del conocimiento, las actitudes y los valores, y el comportamiento o estilo de vida saludable (ver el gráfico a continuación).

16. Valores (como honestidad, integridad o solidaridad) ni cualidades (como autoestima o confianza en sí mismo). Sin embargo, existe una relación estrecha entre la educación en HpV y el fomento y ejercicio de valores y cualidades. De una parte, la adquisición y aplicación efectiva de estas destrezas psicosociales influye en la forma en que nos sentimos con respecto a nosotros mismos y a los demás, así como en la manera como nos perciben las demás personas. Habilidades para la Vida contribuye así a nuestra percepción de autoestima y confianza en nosotros(as) mismos(as).