PENSAMIENTO RACIONAL

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
PENSAMIENTO RACIONAL por Mind Map: PENSAMIENTO RACIONAL

1. En la rutina de actividades cotidianas, y el afán de obtener resultados cuantitativos, las organizaciones corren el riesgo de ensimismarse con nociones reduccionistas de sus entornos operativos (internos y externos). Esta postura tiene efectos contraproducentes sobre las capacidades de aprendizaje y renovación de las propias organizaciones, en menoscabo de sus posibilidades de éxito y permanencia. Las propiedades y herramientas del enfoque sistémico aportan información sobre asuntos y problemas de la mayor importancia, que en incontables casos son inadvertidos por los esquemas de administración y gestión de carácter racionalista. A través del análisis de varios temas y ejemplos se presentan diversos argumentos soportando esta tesis. Palabras Clave: Aprendizaje organizacional, desarrollo organizacional, entorno operativo, holismo, pensamiento sistémico, planeación estratégica, teoría de sistemas.

2. Estas propiedades son inherentes al paradigma de investigación adoptado y, en consecuencia, a muchas de las características (fortalezas, alcances, limitaciones, aplicaciones, usos, contextos) del conocimiento generado a través del propio paradigma. Cabe señalar que, en general, mientras el pensamiento científico-racionalista ha predominado en el desarrollo de la ciencia a lo largo de más de dos siglos, el pensamiento sistémico ha cobrado fuerza en décadas recientes, especialmente con el surgimiento y desarrollo de las ciencias multidisciplinarias; a este respecto, por ejemplo, en el ámbito de la administración y la gestión de las organizaciones, Peter Senge se refiere al “pensamiento sistémico” como la disciplina de aprendizaje organizacional que integra a todas las de su tipo

3. Bajo premisas de orden económico, el desarrollo de una sociedad depende, en principio, de la capacidad de sus miembros, a nivel individual y de grupos, para generar riqueza: bienes y servicios de valor en un sistema de mercado (local, nacional, regional, internacional, global). Dentro del mismo racional y en el marco de sus respectivos objetivos, las organizaciones diseñan e instrumentan procesos de evaluación, comúnmente de orden cuantitativo, mediante indicadores de eficacia, eficiencia y efectividad, que destacan la consecución de logros y resultados en el ámbito de una serie de funciones claves. De este modo, muchas organizaciones crean, y en su defecto se reducen a, un binomio operativo básico: por un lado, el de la estructura normativa y de administración de recursos (lo qué debe hacerse); y por otro, el de las acciones vinculadas con este patrón (lo que se hace en relación con las normas y parámetros preestablecidos).