LA HUMANIDAD DE DIOS

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
LA HUMANIDAD DE DIOS por Mind Map: LA HUMANIDAD DE DIOS

1. Es a través de Jesucristo que el hombre se encuentra con Dios.

1.1. En Jesucristo, no hay impedimento para que Dios se muestre al hombre, ni el hombre pueda comunicarse con Dios.

1.1.1. En él, se trata de la historia en la que Dios y el hombre se encuentran y conviven

1.2. Jesucristo es el pactante leal por ser tanto el verdadero Dios del hombre

1.3. Jesucristo es el mediador entre Dios y el hombre.

1.3.1. Ante los hombres reclama y suscita la fe, la claridad y la esperanza, en favor de Dios.

1.3.2. Sustituye, satisface e intercede delante de Dios en favor de los hombres

1.3.3. Establece en su persona el derecho de Dios frente al hombre, mas también el derecho del hombre delante de Dios

1.4. ¿Quién y qué es Dios en Jesucristo?

1.4.1. La divinidad de Dios es fundamental cuando contemplamos la existencia de Jesucristo tal y como se justifica en la Biblia.

1.4.1.1. Consiste en que Dios mismo habla y actúa en él como sujeto soberano

1.4.1.1.1. Él es quien tiene la iniciativa, el fundador y mantenedor de la alianza.

2. En Jesucristo la libertad del hombre queda incluida por completo en la libertad de Dios

2.1. Como hijo de Dios, y no de otro modo, Jesucristo es también hijo el hombre.

2.2. La soberana libertad de Dios es en Jesucristo su libertad para amar.

2.3. Así pues, la divinidad de Dios no es una cárcel en la que únicamente podría existir en sí y para sí.

2.3.1. Es más bien su libertad para ser y afirmarse en si y para sí, pero también con nosotros y para nosotros

2.3.1.1. la libertad para darse, para ser tan excelso como pequeño, no sólo omnipotente, sino también poderosa misericordia, Señor y siervo también, rey eterno del hombre y a la vez su hermano en el tiempo

2.3.1.1.1. ¡Todo esto se convierte en reafirmación y manifestación de su divinidad!

2.3.2. Con la mirada puesta en Jesucristo es indiscutible que la divinidad de Dios, lejos de excluir, exige su humanidad

2.3.3. ¿Cómo podría la divinidad de Dios excluir su humanidad, cuando la libertad de Dios y su capacidad para el amor tiene cabida suficiente para la comunión con el hombre?

2.3.3.1. Nosotros podemos y debemos llegar más lejos afirmando que, por el contrario, su divinidad incluye en sí la humanidad

2.3.3.2. Sería la divinidad falsa de un falso Dios, si en ella no encontrásemos inmediatamente su humanidad.

3. Falsas divinidades han sido ridiculizadas en Jesucristo una vez para siempre

3.1. Dios no está sin el hombre

3.1.1. En su libertad, Dios no quiere estar sin el hombre, sino con él, y en esa misma libertad no quiere estar contra sino a favor de él, aún en contra e su propio beneficio.

3.1.1.1. Se decide a amarle, a ser precisamente su Dios, su Señor, su perdonador, su sostenedor y salvador para la vida eterna

3.1.2. Allí es ciertamente el Padre que se apiada de su hijo perdido, el rey se compadece del deudor incapaz de pagarle, el samaritano que siente compasión del que cayó en manos de los salteadores.

4. En el espejo de esta humanidad de Jesucristo se nos revela la humanidad de Dios inherente a su divinidad

4.1. Así llega él mismo a ponerse en su lugar