Ya no seas codependiente-Melody Beattie.

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
Ya no seas codependiente-Melody Beattie. por Mind Map: Ya no seas codependiente-Melody Beattie.

1. es: “un estado emocional, psicológico y conductual que se desarrolla como resultado de que un individuo haya estado expuesto prologadamente a, y haya practicado, una serie de reglas opresivas, reglas que previenen la abierta expresión de sentimientos al igual que la discusión abierta de problemas personales e interpersonales.

2. "No es fácil encontrar la felicidad en nosotros mismos, y no es posible encontrarla en ninguna otra parte" Agnes Repplier, The Treasure Chest

3. Try MeisterTask!

4. El apego puede adoptar varias formas:

4.1. Podemos preocuparnos excesivamente por una persona o un problema (en cuyo caso es apego es de nuestra energía mental). O podemos acostumbrarnos y comenzar a obsesionarnos con la gente y los problemas que existen en nuestro ambiente y tratar de controlarlos (en cuyo caso nuestra energía mental, física y emocional está dirigida al objeto de nuestra obsesión).

4.2. Podemos volvernos reaccionarios en vez de actuar auténticamente por voluntad propia (el apego es de nuestra energía mental, física y emocional). Podemos volvernos emocionalmente dependientes de las personas que nos rodean (entonces sí estamos verdaderamente apegados).

4.3. Podemos volvernos niñeras (rescatadores, facilitadotes) de las personas a nuestro alrededor (apegándonos firmemente a la necesidad que tienen de nosotros).

5. La familia como sistema recibe de manera frontal el impacto de una adicción, de modo que no existe familia que no se afecte y muestre síntomas de disfunción, cuando uno de sus miembros se enferma de adicción. Paradójicamente además, la familia afectada por la adicción, termina produciendo un sistema de conductas que apoyan al desarrollo de la adicción. A esto le llamamos codependencia. Los dependientes son como son estando sobrios porque pasaron lo que pasaron estando sobrios.

6. La autora, pionera en el tema, nos presenta una visión clara de como aprender a vivir diferente, evitando una relación enferma con seres queridos que son comedores compulsivos, adictos al alcohol, trabajo, tabaco, drogas, sexo incluso relaciones toxicas

6.1. Terminar con los asuntos de nuestra niñez de la mejor manera que podamos. Apenarnos profundamente por ellos. Verlos luego en perspectiva. Averiguar cómo los acontecimientos de nuestra niñez afectan lo que estamos haciendo ahora. Consiente y protege a esa criatura asustada, vulnerable y necesitada que hay en nuestro interior. Este niño interno puede no llegar a desaparecer completamente nunca, no importa que tan autosuficientes nos volvamos. El estrés puede hacer que el niño grite. Sin motivo alguno, el niño puede aflorar y demandar atención cuando menos lo esperamos

6.2. Deja de buscar la felicidad en los demás, Nuestra fuente de felicidad y bienestar no está dentro de los demás, está dentro de nosotros mismos. Aprendamos a centrarnos en nosotros mismos. Podemos aprender a depender de nosotros mismos. Tal vez otra gente no haya estado allí cuando la hemos necesitado, pero nosotros podemos estar allí cuando nos necesitamos a nosotros mismos

6.3. También podemos depender de Dios. Él está con nosotros y a Él le importamos. Nuestras creencias espirituales nos pueden dar una fuerte sensación de seguridad emocional. Esfuércense por la no-dependencia. Comiencen a examinar las maneras en las que somos dependiente emocional y económicamente, de la gente que nos rodea.

7. La codependencia se define como el ciclo de patrones de conducta, y pensamientos disfuncionales, que producen dolor, y que se repiten de manera compulsiva, como respuesta a una relación enferma y alienante, con un adicto activo o en una situación de toxicidad relacional.

8. Ha sido difícil para los codependientes obtener la información y la ayuda práctica que necesitan y merecen. Ya es bastante difícil convencer a los alcohólicos (o a otra gente perturbada) para que busquen ayuda. Es más difícil convencer a los codependientes –aquellos que en comparación se ven, pero no se sienten, normales– de que tienen problemas. Si deseas deshacerte de ella, eres tú quien tiene que hacer algo para lograr que se vaya. No importa de quién sea la culpa. Tu codependencia se convierte en un problema tuyo y resolver tus problemas es tu responsabilidad.

9. Algunas veces la conducta codependiente se enreda de un modo inextricable con la de ser buena esposa, madre, hermano, marido o cristiano. El alcoholismo (o la dependencia química) no es el único trastorno familiar que puede hacer que una persona desarrolle codependencia.

10. Les cuesta expresar su desacuerdo por temor a perder aprobación y apoyo de los demás.

11. Se quejan de todo y de todos.

12. Viven con muchos Apegos.

13. Productores de sentimientos de culpa.

14. Rescatadores.

15. Ofrecen consejos no pedidos.

16. Tratan de complacer a otros, en vez de a sí mismos.

17. Miedo a ser abandonados.

18. Dicen si, cuando quieren decir no.

19. Creen que no merecen cosas buenas, ni felicidad.

20. Baja autoestima.

21. Provienen de familias disfuncionales.

22. “Es natural que tratemos de proteger y de ayudar a las personas que nos importan. También es natural que nos afecten los problemas de la gente que nos rodea y que reaccionemos a ellos. A medida que un problema se vuelve más serio y permanece sin resolverse, más nos afecta y más reaccionamos hacia él.”