Educación técnica y tecnológica para la competitividad

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
Educación técnica y tecnológica para la competitividad por Mind Map: Educación técnica  y tecnológica  para la competitividad

1. Se entiende que un técnico profesional, por su formación, está facultado para desempeñarse en ocupaciones de carácter operativo e instrumental.

2. Un tecnólogo desarrolla competencias relacionadas con la aplicación y práctica de conocimientos en un conjunto de actividades laborales más complejas y no rutinarias, en la mayor parte de los casos, y desempeñadas en diversos contextos.

3. Aceptar el desafío de contribuir a impulsar el fortalecimiento de la educación técnica y tecnológica y con ello la competitividad y la productividad del país, requiere conocer el contexto en el que se formulan e implementan las políticas nacionales en el sector educativo.

4. Uno de los avances más signifi cativos en ese sentido tiene que ver con los requisitos para que las instituciones de educación superior técnicas y tecnológicas puedan, efectivamente, ofrecer los programas por ciclos propedéuticos hasta el nivel profesional.

5. Conlleva la formación por ciclos para hacer posible la articulación de varios niveles e instituciones del sector educativo y la interacción con el sector productivo para retroalimentar los programas e instituciones en los procesos de mejoramiento de la calidad.

6. Diferencias entre un técnico profesional y un tecnólogo.

7. Como identificar un sector productivo estratégico.

8. La formación de talento humano es esencial en la creación de condiciones idóneas que permitan alcanzar los estándares de productividad y competitividad que requiere el país con el fi n de lograr altos niveles de desarrollo y espacios privilegiados en el contexto económico mundial.

9. Colombia ha establecido visiones de país que proporcionan material valioso para identifi car sectores productivos estratégicos con potencial para establecer una articulación pertinente con el sector educativo.

10. Preparar a la institución de educación superior para fortalecer la educación técnica profesional y tecnológica.

11. La determinación de involucrar una institución de educación superior en alianzas que desarrollan su trabajo para contribuir a fortalecer la educación técnica profesional y tecnológica exige rupturas con las tradiciones del sector de la educación superior, requiere una visión de apertura frente a las transformaciones estructurales que devienen del proceso e implica cambios sustanciales en la gestión académico-administrativa y en los modelos pedagógico y los métodos formativos.

12. Es necesaria una determinación manifi esta y sólida por parte de la dirección de la institución, ya que esto facilita la toma de decisiones y da agilidad al desarrollo de los programas, teniendo en cuenta que el proceso exige la implementación de cambios en sus diferentes niveles de gestión

13. Cómo surgen las alianzas

14. Las alianzas pueden surgir de relaciones previas entre instituciones educativas, sectores productivos, gremios y Estado, a partir de convocatorias y proyectos que han mostrado capacidad de articulación de los distintos actores.

15. Formar una alianza para fortalecer la educación técnica profesional y tecnológica

16. Aunque los sectores educativo, productivo y estatal manejan dinámicas diferentes de trabajo, existen situaciones y espacios en los que sus objetivos coinciden en benefi cio de la sociedad. Las alianzas conformadas en el marco del Proyecto de Fortalecimiento de la Formación Técnica y Tecnológica son ejemplo de cómo se articulan e intervienen distintos factores para determinar perfiles, modos de accionar y de lograr con oportunidad y efectividad el cumplimiento de objetivos.

17. Qué hace una alianza para generar oferta pertinente en educación técnica profesional y tecnológica.

18. Generar, ofrecer, revisar y mejorar una oferta puntual y pertinente para los sectores productivos estratégicos es la columna vertebral del trabajo de las alianzas que se forman para contribuir a fortalecer la educación técnica profesional y tecnológica.

19. En ese ámbito, definir con claridad y calidad perfi les ocupacionales y competencias laborales es uno de los principales retos que asumen las alianzas. La complejidad, profundidad y precisión de la información en la que se basan, así como su análisis, resultan determinantes para las siguientes fases del proceso, para garantizar la validez y pertinencia de los programas que se reformen o estructuren y para responder a las expectativas de los sectores productivos estratégicos.

20. Cómo definir competencias laborales

21. Tal como lo expresa el Ministerio de Educación Nacional existen distintos métodos para identificar las competencias laborales, que van desde concepciones centradas en la ocupación o la función, cuyo objeto es analizar los puestos de trabajo para definir un currículo de formación, a métodos de tipo constructivista, que analizan la dinámica de las actividades de un trabajo determinado. Siendo los primeros los más utilizados internacionalmente.

22. Reconocer requisitos. Cualquiera sea el método empleado hay al menos dos condiciones que son comunes: la competencia laboral debe ser identifi cada a partir del mundo del trabajo, no del mundo de la formación, y la identifi cación debe ser un proceso participativo, que garantice la presencia de al menos dos visiones: la del grupo gerencial y la de quienes desempeñan los trabajos.

23. Qué hace una alianza para generar oferta pertinente en educación técnica profesional y tecnológica

24. Generar, ofrecer, revisar y mejorar una oferta puntual y pertinente para los sectores productivos estratégicos es la columna vertebral del trabajo de las alianzas que se forman para contribuir a fortalecer la educación técnica profesional y tecnológica

25. Apoyo Visual

26. Educación técnico profesional y tecnológica, una opción de calidad