La demanda de dinero y la política monetaria.

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
La demanda de dinero y la política monetaria. por Mind Map: La demanda de dinero y la política monetaria.

1. El conocimiento de las principales características de la demanda de dinero resulta crucial para la adecuada instrumentación de la política monetaria.

2. Dada una demanda estable de dinero, la teoría monetaria postula la existencia de una relación estrecha entre la cantidad de ese activo y el PIB nominal.

3. En caso de México la base monetaria es prácticamente coincidente con el monto de los billetes y monedas en circulación, toda vez que los bancos no mantienen saldos a su favor en las cuentas corrientes que el Banco de México les lleva. Por su parte, como en todos los países, la demanda de billetes y monedas se caracteriza por pronunciadas variaciones estacionales.

4. Las relaciones simplistas entre el crecimiento de los agregados monetarios y el comportamiento presente y futuro de los precios se basan en el siguiente argumento: la política monetaria expansiva genera un incremento de los agregados monetarios que tarde o temprano se traduce en inflación.

5. En el caso de una economía cerrada, los tenedores de excedentes monetarios solo tendrían dos posibilidades: incrementar su gasto en bienes y servicios nacionales y/o adquirir activos financieros internos.

6. En una economía abierta con perfecta movilidad de capital, el excedente de oferta nominal de dinero puede ser eliminado por más vías que en el caso anterior: gasto en bienes y servicios nacionales e importados y adquisición de activos financieros internos y externos.

7. Cuando el régimen cambiario es de flotación libre, una expansión del crédito interno neto del banco central también crea un excedente de oferta de dinero al nivel inicial de precios.

8. En una economía abierta con tipo de cambio flexible una política monetaria expansionista redunda indefectiblemente en mayores tasas de inflación, un tipo de cambio más depreciado y tasas de interés elevadas.

9. Una política monetaria neutral, orientada a satisfacer la demanda por dinero congruente con un objetivo inflacionario dado, no presionaría el ritmo de crecimiento de los precios, ni afectaría directamente al tipo de cambio y a las tasas de interés.

10. En la medida en que el banco central demuestre mediante sus acciones que consistentemente está implementando una política monetaria neutral que evita crear presiones sobre los precios, y suponiendo la ausencia de perturbaciones externas, las expectativas inflacionarias se irán ajustando a la baja, lo que a la postre se manifestará en menores ajustes en las variables nominales de la economía y, por lo tanto, en una menor inflación.

11. Si por factores estacionales disminuye la demanda de base monetaria, el banco central debe contraer su crédito interno. De otra manera, la referida disminución en la demanda monetaria daría lugar a un exceso de oferta de dinero que se traduciría en presiones cambiarias y, ulteriormente, en mayor inflación.

12. En la medida en que el crédito primario se limite a satisfacer la mayor demanda de base, no se estaría relajando la política monetaria. En suma, los movimientos estacionales de la base monetaria y del crédito del banco central no implican, en forma alguna, modificación en la postura de la política monetaria.

13. El manejo juicioso del crédito interno del banco central es el elemento fundamental para la adecuada instrumentación de la política monetaria. Y el conocimiento detallado de la demanda de dinero en nuestro país es un elemento de crucial importancia para el apropiado manejo del crédito interno del banco central y, por consiguiente, para la consecución de la estabilización del poder adquisitivo de la moneda nacional.