Create your own awesome maps

Even on the go

with our free apps for iPhone, iPad and Android

Get Started

Already have an account?
Log In

Edmundo Valadés (1915-1994) by Mind Map: Edmundo Valadés (1915-1994)
0.0 stars - 0 reviews range from 0 to 5

Edmundo Valadés (1915-1994)

RASGOS

Formales

Cuento breve

Cuento

Monólogo interior

Prosa poética

Narrador omnisciente

Narrador autodiegético

Diálogo

Descripción

Hipérbole

Ironía

Temáticos

Ámbito rural

Ámbito urbano

Los deseos insatisfechos

El erotismo

Existencialismo

La familia

La infancia

La iniquidad

La introspección

Las obsesiones

La prostitución

OBRA

La muerte tiene permiso (1955)

Adriana (1957)

Las raíces irritadas (1957)

La Revolución y las letras (1960)

Antípoda (1961)

Rock (1963)

Las dualidades funestas (1966)

Por caminos de Proust (1974)

Los contratos del diablo. Las concesiones bananeras en Honduras y Centroamérica (1975)

Sólo los sueños y los deseos son inmortales, palomita (1980)

Excerpta, 1984

Compilaciones de cuentos de otros autores

El libro de la imaginación (1970)

Los grandes cuentos del siglo XX (1979)

Los cuentos de El Cuento (1981)

23 cuentos de la Revolución Mexicana (1985)

El cuento es lo que cuenta (1987)

Con los tiernos infantes terribles (1988)

La picardía amorosa (1988)

Ingenios del humorismo (1989)

Amor, amor y más amor (1990)

Los infiernos terrestres (1991)

Cuentos inolvidables I (1994)

Cuentos inolvidables II (1994)

APROPIACIONES

Escritores en lengua francesa

Marcel Proust

Julio Verne

Eugène Sue

Victor Hugo

Anatole France

Escritores en lengua italiana

Edmondo De Amicis

Gabriele D'Annunzio

Escritores en lengua inglesa

William Faulkner

Escritores en lengua alemana

Thomas Mann

Franz Kafka

Günter Grass

Escritores en lengua española

Jorge Luis Borges

Julio Cortázar

Martín Luis Guzmán

José Vasconcelos

José Revueltas

Juan Rulfo

Xavier Villaurrutia

Jaime Sabines

Ramón López Velarde

Octavio Paz

Las mil noches y una noche

Es la traducción literal que hizo Blasco Ibáñez de la traducción al francés de J. C. Mardrus.

ESTÉTICAS

Realismo mágico

Luis Leal califica —cuestionablemente— a Edmundo Valadés como partícipe del realismo mágico en la narrativa breve pues, acorde con su opinión, en este tipo de textos se evita lo sobrenatural, la conducta de los personajes no se explica por medio del análisis psicológico y se enfrenta a la realidad intentando desentrañar los misterios que esconde. Los cuentos de Valadés podrían pertenecer también —aunque no toda la crítica esté de acuerdo— al neorrealismo (cuento de la Revolución, cuento cristero, cuento indigenista, cuento popular, cuento de ambiente rural), cuento de herencia realista, cuento de iniciación y la corriente llamada la Onda.

Heredero del costumbrismo decimonónico y de la narrativa de la Revolución mexicana

María Trinidad Peregrino Rocha sostiene que en la obra del autor se ve retratado "el campo como herencia decimonónica y revolucionaria", esto debido a la manera en que recrea la provincia y la crudeza siempre apegada al realismo con que plasma el panorama social postrevolucionario. La narrativa de la revolución (Azuela, Urquizo, Muñoz, etcétera) estaba aún muy vigente cuando Valadés desempeñó su labor literaria.

Antecedente a la literatura de la Onda

Por el léxico usado en algunos de sus cuentos, como "El compa" o "Rock", existe en Valadés un precedente de "la liberación en el uso popular del idioma", factor que sería determinante en la configuración de la corriente literaria denominada como de la Onda, en la cual prima el uso coloquial del lenguaje, con jerga adolescente y de los barrios bajos, desapegada de la ultra corrección academicista.

Realismo

Valadés nunca incursionó en el relato fantástico, pese ser una propuesta en boga, sobre todo en el cono sur del continente, con exponentes de la talla de Bioy Casares, de Jorge Luis Borges, de Julio Cortázar (a quien admiraba y sostenía correspondencia). Se mantuvo siempre apegado a la vena realista de la ficción, entendiendo, en este sentido, un estilo directo e imágenes procedentes de la realidad social.

ÁMBITO

El Cuento. Revista de imaginación

Edmundo Valadés por su trabajo en El Cuento. Revista de imaginación dio difusión a los creadores de este género, no sólo de México sino de toda Hispanoamérica.

Agustín Monsreal

Julio Cortázar

Jorge Luis Borges

Juan Rulfo

Juan José Arreola

Augusto Monterroso

PUBLICACIONES

Hoy

Revista semanal, fundada y dirigida por Regino Hernández Llergo. Valadés ingresó en 1937, colaboró en este órgano de difusión, primero, como secretario y, luego, como jefe de redacción. En 1941 reportó, para este semanario, la búsqueda de los restos del avión "Cuatro Vientos" que se estrelló en las selvas entre Oaxaca y Puebla.

El Cuento. Revista de Imaginación

La primera aparición de esta revista —bajo el título El cuento. Los grandes cuentistas contemporáneos—, fue en junio de 1939, duró sólo cinco números. Fue patrocinada por Regino Hernández Llergo y la fundaron Edmundo Valadés y Horacio Quiñones. En mayo de 1964 comenzó la segunda época de la publicación, entonces adquiere la denominación de El cuento. Antología de imaginación; en sus inicios estuvo conformada por Andrés Zaplana, Gastón García Cantú, Henrique González Casanova y Juan Rulfo, y, a partir de la muerte de su fundador, cuando aparecía el número 128, se hicieron cargo de ella Juan Antonio Ascencio, Agustín Monsreal, José de la Colina y Eraclio Zepeda. En esta revista se gestó una sólida tradición del cuento breve, gracias a los autores que aparecieron y al cuidado de Edmundo Valadés por continuar con el esfuerzo requerido. Por su labor en este órgano recibió el Premio Nacional de Periodismo en 1981.

Así

Celuloide

Revista que dirigió, una vez que dejó de laborar en Así.

Cultura Norte

Revista que dirigió en sus últimos años de vida, comenzando en 1987; editada por el Programa Cultural de las Fronteras del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA).

América. Revista Antológica

En 1949 apareció el cuento más famoso de Valadés, "La muerte tiene permiso", publicado en esta revista.

La vida literaria

Tuvo una importante columna especializada en temas de difusión literaria.

Novedades

En este diario Valadés fundó el suplemento México en la Cultura que dirigió Fernando Benítez. Fue cabecero, reportero, columnista, editorialista.

El día

Tuvo una importante columna especializada en temas de difusión literaria.

Unomásuno

Excélsior

Coordinador de la sección cultural de este diario. Llevó de 1980 a 1983 la columna "Excerpta"; con este mismo título se publicó en 1984 la recopilación de sus opiniones en dicho periodo. Por este trabajo recibió en 1982 el Premio Rosario Castellanos del Club de Periodistas de México.

"Diario del aire"

El "Diario del aire" fue el primer noticiario radiofónico en transmitirse en una red de emisoras. Fue jefe de redacción.

Servicio informativo Panorama Nacional

Durante doce años fue redactor de este servicio gubernamental.

INSTITUCIONES

Presidencia de la Republica Mexicana

Subjefe de la entonces Oficina de Prensa de la Presidencia de la República, durante el gobierno de Adolfo López Mateos y Gustavo Díaz Ordaz

Escuelas nocturnas para trabajadores de la Unión de Estudiantes Progresistas, Obreros y Campesinos

En los años treinta, a principios de esta década, laboró como profesor en Tamaulipas.

Tesorería del Gobierno del Distrito Federal

Agente fiscal, cobrador y ejecutor de esta dependencia.

Consejo Nacional para la Cultura y las Artes

Dirigió la revista Cultura Norte que editaba el Programa Cultural de las Fronteras del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA).

CONTEXTO

Revolución mexicana (1910-1917)

Movimiento popular armado contra el régimen latifundista y el gobierno de Porfirio Díaz, iniciado por Francisco I. Madero. La Decena Trágica puso fin al corto gobierno maderista, cuyo líder fue asesinado. Durante más de una década el movimiento revolucionario se caracterizó por conflictos entre carrancistas, villistas y zapatistas. Generalmente se sitúa 1917 como el año en que termina la lucha armada con la promulgación de la Constitución y el inicio del gobierno de Venustiano Carranza (1917-1920). Sin embargo, los años posteriores se libró una lucha entre las tres fracciones principales, la cual estuvo marcada por el asesinato de los líderes: Emiliano Zapata en 1919, seguido de Carranza en 1920, y, finalmente, durante el gobierno de Álvaro Obregón de 1920-1924, Francisco Villa en 1923. Durante el subsecuente gobierno de Plutarco Elías Calles (1924-1928) se pretendió la reconstrucción del país y el restablecimiento de instituciones, pero el término de su presidencia estaría marcado por el asesinato de Obregón en 1928. Edmundo Valadés nació en Guaymas, Sonora, el 22 de febrero de 1915. Partió junto con su padre a Mixcoac —barrio que aún no pertenecía a la Ciudad de México— a la edad de 5 años; los conflictos armados que sucedieron en el país se ven reflejados en algunos momentos en su obra, por ejemplo, en La muerte tiene permiso.

Gobierno de Lázaro Cárdenas (1934-1940)

El mandato de Cárdenas (1936-1940) se caracterizó por una serie de acciones y decisiones orientadas hacia el fortalecimiento de la base popular del país. Creó instituciones como el Departamento de Turismo, el Banco de Crédito Rural y el Tribunal Fiscal de la Federación. Asimismo, cambió la CROM —de origen callista— en CTM, implementó la educación socialista —con la creación de Normales Rurales y del IPN—. Construyó 12 presas y los cimientos de otras tres. Nacionalizó Ferrocarriles Mexicanos y expropió los bienes de las empresas extractoras de petróleo, implementó la reforma agraria que transformaría radicalmente la configuración del país. Por otro lado, su periodo representa un gran avance en los estudios antropológicos y lingüísticos; un fuerte impulso a la integración de lo indígena —más como un elemento romántico que como un ciudadano real— al ideario popular mexicano, lo cual dio como resultado la creación de instituciones como el Instituto Nacional de Antropología e Historia, el Colegio de México. En el ámbito internacional, colaboró con la república española al recibir a quinientos niños afectados por la Guerra Civil española y luego a más de cuarenta mil republicanos exiliados. Dio asilo a varios perseguidos políticos, entre ellos a León Trotsky. Edmundo Valadés trabajó en el diario Hoy, bajo la tutela de Regino Hernández Llergo, quien financió el comienzo de El Cuento. Los grandes cuentistas contemporáneos. Fue fundada por el mismo Valadés y por su amigo Horacio Quiñones; esta primera época duró sólo cinco números dados algunos problemas administrativos —por ejemplo, el retraso en la entrega de las revistas a los suscriptores— y a la escasez de papel, pues era enviado a Estados Unidos para la Segunda Guerra Mundial.

Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970)

Durante su administración se firmó el Tratado de Tlatelolco (1963), un acuerdo entre varios países para no emplear armas nucleares; la matanza del 2 de octubre, las Olimpiadas, ambas de 1968; la construcción del metro de la Ciudad de México y la Copa Mundial de Fútbol en 1970. Su gobierno implementó el sistema de desarrollo estabilizador. La falta de equidad, reclamada desde finales de la revolución por los sectores agrarios y obreros, afectó a la clase media, sostén hasta ese momento del sistema institucional, lo cual provocó distintas movilizaciones estudiantiles y civiles: la más importante es la de 1968, por la represión violenta a que fue sometida. El Partido Acción Nacional (PAN) comenzó a crear su base electoral, se fundó la Liga Leninista Espartaco y el Partido Comunista Mexicano volvió a tener presencia política en el país. En el sexenio de Díaz Ordaz, Valadés mantuvo su puesto como Subjefe en la oficina de prensa de la Presidencia de la República. En 1966 publicó Las dualidades funestas. En 1970 publicó El libro de la imaginación, la primera colección derivada de su labor a cargo de El Cuento. Revista de la imaginación.

Luis Echeverría Álvarez (1970-1976)

La administración de Echeverría marcó el final del llamado “milagro mexicano”. Estos términos fueron aplicados a la economía de nuestro país (creciente y en camino de su independencia) durante los años cuarenta y su despunte en la década posterior. En 1970, México dependía tanto económicamente de las potencias extranjeras como antes de 1940. En 1973, se modificó la ley de inversión extranjera; de esta forma, la burocracia estatal tendría más control sobre cómo y cuánto cooperaría el capital privado en el país. La intención de reforma era que la clase política mexicana tuviera más acceso a estas inversiones. Así, con el aumento salarial a los sindicatos y de las tasas impositivas a los grupos de ingresos altos, la presidencia de Echeverría propició la fuga de capitales, un crecimiento de la deuda externa y una devaluación del 40%. A raíz del 2 de octubre de 1968, cuya solución puso en crisis la idea de democracia, se suscitó el llamado "Halconazo", el 10 de junio de 1971; luego el país entró en un periodo de desobediencia civil y guerrilla urbana —con la Liga 23 de septiembre—. Los movimientos estudiantiles y asociaciones opositoras —como el Partido de los pobres, luego la guerrilla encabezada por Lucio Cabañas— fueron apaciguados a mitad de la década; las decisiones de seguridad pública de Echeverría y su gabinete desembocaron en lo que se llamó “la guerra sucia mexicana” que implicaba desapariciones forzadas, intervención del ejército, ejecuciones y tortura. Estos hechos no han sido esclarecidos, ni se ha establecido a los responsables. Valadés dejó su trabajo burocrático en la nueva administración, dedicándose de lleno a su labor al frente de El Cuento. Revista de imaginación. En 1974 publicó Por los caminos de Proust.

José López Portillo (1976-1982)

Asumió la presidencia el 1° de diciembre de 1976. Durante su mandato el peso sufrió varias devaluaciones y la banca fue nacionalizada. Se firmaron diversos acuerdos con empresas internacionales. López Portillo reanudó las relaciones con España, que invirtió en la compra de petróleo y azufre. En 1979, Edmundo Valadés da a conocer Los grandes cuentos del siglo XX, publicación derivada de El Cuento. Revista de Imaginación. En 1980, presentó a su lectores Sólo los sueños y los deseos son inmortales, palomita, obra que incluía los cuentos que ya había publicado en Las dualidades funestas, así como algunos relatos nuevos. En 1981 recibió el Premio Nacional de Periodismo por su trabajo en El Cuento. Revista de imaginación. En 1982 le fue otorgado el Premio Rosario Castellanos del Club de Periodistas de México por la sección cultural de Excélsior.

Miguel De la Madrid Hurtado (1982-1988)

De la Madrid Hurtado asumió la presidencia en una época complicada a nivel internacional, por el descenso del precio del petróleo, y agudizada en México por el incremento de la deuda externa. Al final de su gobierno hubo una nueva devaluación del peso mexicano, lo cual afectó gravemente la economía interna. Edmundo Valadés publicó en 1985 23 Cuentos de la Revolución Mexicana, siguiendo con su línea de editar colecciones a partir del trabajo hecho en la revista El Cuento. Revista de imaginación; así, en 1988 Edmundo Valadés publicó varias colecciones de cuentos: Con los tiernos infantes terribles, La picardía amorosa e Ingenios del humorismo.

Carlos Salinas de Gortari (1988-1994)

Carlos Salinas de Gortari aplicó un sistema de recaudación de impuestos, llamado por los especialistas "Terrorismo fiscal", para obtener mayores ingresos. Algunas empresas como RTP y Telmex dejaron de ser operadas por el gobierno. Durante su gobierno se renegoció la deuda externa y se redujo hasta en un 26%. El programa más destacado de su mandato fue Solidaridad, que buscaba otorgar algunos de los servicios básicos —agua, luz— a las comunidades más pobres del país. Se firmó el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, que entró en vigor en 1994. A inicios de ese mismo año, surge el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), movimiento armado indígena en Chiapas, que representó un cuestionamiento al discurso oficial y una crítica de la comunidad internacional dirigida al gobierno de Salinas. Hacia el final de su mandato sobrevino una una nueva devaluación del peso, la más fuerte de los últimos años. Edmundo Valadés continuó trabajando en El Cuento. Revista de imaginación hasta su último año de vida, murió el 30 de noviembre de 1994, a la edad de setenta y nueve años. Habiendo publicado las colecciones de cuentos La muerte tiene permiso, Antípoda, Rock, Las dualidades funestas, Sólo los sueños y los deseos son inmortales, palomita.