PROCESOS COGNOSCITIVOS SUPERIORES O COMPLEJOS

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
PROCESOS COGNOSCITIVOS SUPERIORES O COMPLEJOS por Mind Map: PROCESOS COGNOSCITIVOS SUPERIORES O COMPLEJOS

1. La falta de control el estres, la mala salud y la soledad afectan las funciones ejecutivas.

2. Los procesos cognitivos están vinculados con la adquisición de conocimiento e información que se da en el ambiente y en el aprendizaje, clasificándose en básicos y superiores, asimismo en este capítulo estudiará los procesos cognitivos superiores conoceremos sus características, funciones y la influencia de estos en el desarrollo normal del individuo.

2.1. Según Lev Vygotsky, los procesos mentales superiores son sistemas psicológicos humanos que se desarrollan a partir de otros más básicos, compartidos con los animales. Están mediados por símbolos y emergen a partir de la interacción social, además de como consecuencia natural del desarrollo cerebral.( E Bodrova, D Leong - 2004 - coleccion.siaeducacion.org)

2.1.1. Las funciones cognitivas superiores principales

2.1.1.1. Gnosias La gnosis se define como la habilidad para reconocer y dar significado a aquello que percibimos.

2.1.1.2. Praxias Cuando ejecutamos una conducta motora bajo control voluntario con el objetivo de alcanzar una meta estamos llevando a cabo una praxis, generalmente programas motores aprendidos. Los trastornos en estas funciones son denominados “apraxias”.

2.1.1.3. Atención. La atención puede ser considerada un proceso mental básico o uno superior en función de la complejidad de la tarea y de si se da un control voluntario.

2.1.1.4. Lenguaje El lenguaje es un proceso psicológico fundamental porque facilita otras funciones cognitivas y media en muchos tipos de aprendizaje. Para el desarrollo del lenguaje se requiere la función simbólica, es decir, la capacidad de representar ideas mediante símbolos y de comprenderlos, en caso de que hayan sido creados por otras personas.

2.1.1.5. Toma de decisiones La toma de decisiones es la capacidad para escoger el plan de acción más adecuado entre los que tenemos disponibles. Esta habilidad incluye el análisis detallado de las opciones y de sus posibles consecuencias, así como la comparación de las alternativas.

2.1.1.6. Razonamiento Podemos definir el razonamiento como el proceso mediante el cual extraemos conclusiones, hacemos inferencias y establecemos relaciones abstractas entre conceptos. Puede ser inductivo (cuando usamos casos individuales para llegar a una regla general), deductivo (extraer conclusiones de la regla general) o abductivo (hacer la inferencia más sencilla posible).

2.1.1.7. Planificación Mediante la planificación no sólo creamos planes para lograr nuestros objetivos, sino que también permite el propio establecimiento de metas. Además la planificación está fuertemente implicada en la toma de decisiones y en la resolución de problemas.

2.1.1.8. Inhibición Cuando hablamos de procesos psicológicos superiores, el término “inhibición” hace referencia a la capacidad de ignorar estímulos irrelevantes, o bien de refrenar impulsos inadecuados en un contexto determinado. La inhibición cerebral parece estar alterada en distintos trastornos psicológicos, entre ellos la esquizofrenia y el TDAH.

3. Desarrollo de las funciones mentales superiores

3.1. Para Vygotsky, las funciones mentales superiores se desarrollan de una manera particular: 1. Dependen de funciones mentales inferiores. 2. Están determinadas por el contexto cultural. 3. Su desarrollo va de una función compartida a una individual. 4. Implican la interiorización de una herramienta.

4. Las funciones mentales superiores, exclusivas de los seres humanos, son procesos cognitivos adquiridos en el aprendizaje y la enseñanza

4.1. Las funciones mentales superiores son conductas deliberadas, mediadas e interiorizadas. Cuando los seres humanos adquirieron funciones mentales superiores, el pensamiento se volvió cualitativamente distinto al de los animales más evolucionados, y evolucionó aún más con el desarrollo de la civilización.

4.2. Las funciones mentales superiores incluyen la percepción mediada, la atención dirigida, la memoria deliberada y el pensamiento lógico. Por ejemplo, al distinguir colores colocamos el azul cielo en una categoría y el azul turquesa en otra, esto es, utilizamos la percepción mediada. La atención dirigida es la habilidad de concentrarse en un estímulo cualquiera, que puede ser excepcionalmente relevante o impresionante.

4.3. La memoria deliberada se refiere al uso de estrategias para recordar algo. El pensamiento lógico implica la habilidad de resolver problemas utilizando mentalmente la lógica y otras estrategias.

4.4. En las teorías cognitivas actuales muchos de los procesos mentales que Vygotsky describió como funciones mentales superiores se conocen como procesos metacognitivos.

5. Funciones mentales superiores

5.1. Percepcion mediada

5.2. Atencion dirigida

5.3. Memoria deliberada

5.4. Pensamiento logico

6. LENGUAJE

6.1. El lenguaje es la capacidad que tienen los seres humanos para relacionarse y, por tanto, transmitir información por medio de signos lingüísticos (orales y escritos). Los signos lingüísticos son diferentes para cada comunidad de hablantes, lo que da origen a las distintas lenguas, conjuntos de signos que utilizan cada grupo de hablantes para comunicarse.

6.2. Tipos De Lenguaje Oral (Hablar). Escrito. Tactic. Auditivo (Entender lo que se escucha). Visual. Lenguaje interno o lenguaje para si mismo. Lenguaje artificial (Programas)

7. PENSAMIENTO

7.1. El pensamiento ha sido descrito en la psicología como la capacidad de planear y dirigir en forma oculta una conducta posterior, lo que prevenía de errores o permitía postergar las acciones para posibilitar adaptaciones mejores en duración y efectividad. Este rasgo de no apariencia hizo que en ulteriores análisis del significado de "pensar" se ponga un énfasis decisivo en la inobservabilidad del pensamiento.

7.1.1. El pensamiento ha sido descrito en la psicología como la capacidad de planear y dirigir en forma oculta una conducta posterior, lo que prevenía de errores o permitía postergar las acciones para posibilitar adaptaciones mejores en duración y efectividad. Este rasgo de no apariencia hizo que en ulteriores análisis del significado de "pensar" se ponga un énfasis decisivo en la inobservabilidad del pensamiento.

7.1.1.1. FORMAS DE PENSAMIENTO

7.1.1.1.1. Pensamiento Reflexivo, analitico, logico, critico, sistematico, analogico, creativo, deliberativo, practico.

8. AUTORES

8.1. Según Martí (1995 citado en Soto Carlos, 2003), existen marcos teóricos que fundamentan la investigación metacognitiva. Estos son: la teoría de Vygotsky y la teoría de Piaget. Tomando como fuente de trabajo las obras de estos dos autores, se presenta a continuación una descripción de estos dominios teóricos.

8.2. Woolfonlk (2010), en la obra Psicología Educativa considera que las estrategias de aprendizaje son ideas para lograr metas de aprendizaje, algo así como un tipo de plan general de ataque y el uso de estrategias y tácticas refleja conocimientos metacognitivos (p. 272).

8.3. Klinger, C y Vadillo, G. (2000), señalan que, “un instrumento que se usa comúnmente para la investigación sobre procesos metacognitivos, así como para la valoración pedagógica es el cuestionario o la entrevista estructurada” (p. 94).

8.4. (Danserau, 1978; Decharms, 1972 Mishel y Baker, 1975; Nisbet y Shucksmith, 1987; Valle et al, 1999; Vermunt, 1996; 1998)

9. “La metacognición es el conocimiento de los propios procesos cognoscitivos, de los resultados de esos procesos y de cualquier aspecto que se relacione con ellos; es decir, el aprendizaje de las propiedades relevantes de la información “ (Flavell,citado enPoggioli.1997.p.4).

9.1. contempla una afirmación según la cual la metacognición es el conocimiento de los propios procesos cognoscitivos, es el lograr saber como se aprende, aunque el concepto más completo es el de Lisette Poggioli, ya que se adentra más en el campo de la educación, aplicándolo básicamente a los procesos involucrados en el aprendizaje académico:

9.1.1. atención, comprensión, memoria, lectura, resolución de problemas y a las estrategias utilizadas por los aprendices eficientes para aprender a aprender, es pues quien dice que un aprendiz es metacognitivo cuando tiene conciencia sobre sus procesos (percepción, atención, comprensión, memoria.

9.2. sus estrategias cognitivas (ensayo, elaboración, organización, estudio), y ha desarrollado habilidades para controlarlos y regularlos, en forma conciente y deliberada.

9.3. AUTORES

9.3.1. Una de las definiciones de metacognición, y quizás la más refrendada: “el conocimiento de nuestras cogniciones”, fue acuñada por Brown (1978, citado por Buron, 1993), mientras que este último la define como un conocimiento autorreflexivo, puesto que se refiere al conocimiento de la propia mente adquirida por autoobservación (Buron, 1993).

9.3.2. Flavell (1977) utiliza el término para referirse al hecho de que un proceso mental, un conocimiento, se refleja sobre sí mismo, como la imagen en un espejo. Por ejemplo, el conocimiento de que algo se sabe o no se sabe, el conocimiento de las mejores estrategias para memorizar, de las estrategias para mantener la atención sobre algo en particular o para aprender parte de lo leído o escuchado (Flavell, 1977, citado por Peronard, 2005).

9.3.3. Para Costa (citado por Vargas y Arbelaéz, 2002), la capacidad metacognitiva es un atributo del pensamiento humano que se vincula con la habilidad que tiene una persona para: (a) conocer lo que conoce; (b) planificar estrategias para procesar información; (c) tener conciencia de sus propios pensamientos durante el acto de solución de problemas; y (d) para reflexionar acerca de y evaluar la productividad de su propio funcionamiento intelectual (Vargas y Arbeláez, 2002).

9.3.4. Existen diferentes posturas sobre los componentes y procesos de la metacognición. Por ejemplo, Brown (1978, citado por Otero y Martínez, 2006) se centra en la importancia del control metacognitivo y los factores del control de los procesos metacognitivos, y entiende la metacognición como regulación y control del conocimiento en situaciones de aprendizaje

9.3.5. Los estudios realizados para fundamentar las bases de los estilos de aprendizaje como concepto debidamente documentando nacieron en los años setenta. Rita y Kenneth Dunn y David Kolb publicaron sus escritos en 1971 y 1972 respectivamente (Williamson & Watson, 2006).

9.3.6. Otro autor destacado en lo que respecta a los estilos de aprendizaje es Ronald Schmeck (Schmeck, 1980; Schmeck & Lockard, 1983; Schmeck & Meier, 1984), quien enfocó sus estudios en el área de estrategias y tácticas de aprendizaje fuera del laboratorio, formulando preguntas a un grupo de estudiantes sobre sus hábitos de estudios y efectuando el análisis factorial de sus respuestas.

9.3.7. Uno de los autores importantes en esta temática es David Kolb. Este autor y sus colaboradores (citados en Polanco-Bueno, 1995) construyeron un inventario de estilos de aprendizaje basado en un modelo que asume que en el proceso de aprender participan dos procesos básicos: la percepción del contenido que se va a aprender, por una parte, y el procesamiento del mismo, por la otra.

10. La teoría de Vigotsky se basa principalemtne en el aprendizaje sociocultural de cada individuo y por lo tanto en el medio en el cual se desarrolla. (Germán O.)

11. METACOGNICIÓN

11.1. El concepto de metacognición se refiere a la capacidad de las personas para reflexionar sobre sus procesos de pensamiento y la forma en que aprenden.

11.2. Uno de los pioneros en emplear este término fue el teórico cognitivo estadoudinense John Hurley Flavell Flavell, en 1976.

11.3. El conocimiento metacognitivo posee una naturaleza declarativa, mientras que el control metacognitivo tiene más bien un carácter procedimental. Ambos tipos de metacognición tienen un papel relevante en el proceso de aprendizaje, y ambos se relacionan entre sí, tal y como veremos a continuación.

11.4. Conocimiento de la persona,Conocimiento de la tarea,Conocimiento de las estrategias

11.5. TIPOS DE APRENDIZAJE

11.5.1. Aprendizaje receptivo El aprendiz actúa como receptor ante la información que se le ofrece, ya sea a través del profesor, de materiales impresos, información audiovisual u otros medios destinados a la transmisión de conocimientos.

11.5.2. Aprendizaje memorístico Supone un procedimiento mecánico y repetitivo, en el que el alumno realiza asociaciones arbitrarias, donde ni siquiera tiene que comprender la información. Se memorizan datos, conceptos y hechos sin saber muy bien la relación que hay entre ellos.

11.5.3. Aprendizaje significativo Es el tipo de aprendizaje más valorado, se consigue cuando las tareas están interrelacionadas de una forma coherente. El alumno decide aprender y actúa como constructor y artífice de su propio conocimiento.

11.5.4. Aprendizaje por descubrimiento Antes de incorporar lo aprendido a una estructura cognitiva, el alumno ha de descubrir el material por sí mismo.

11.6. El concepto de metacognición está en estrecha relación con los conceptos de la teoría de la mente y el constructivismo. Todos ellos sirven para que comprendamos mejor cómo se desarrolla nuestro aprendizaje y qué medidas es necesario emplear para elaborar estrategias, que favorezcan nuestras potencialidades, capacidades y recursos para sacar el mayor provecho posible a nuestra experiencia de una forma beneficiosa y saludable.

12. FUNCIONES EJECUTIVAS

12.1. Las funciones ejecutivas se pueden definir como el conjunto de capacidades cognitivas necesarias para controlar y autorregular la propia conducta. Es decir, las funciones ejecutivas son lo que nos permite establecer, mantener, supervisar, corregir y alcanzar un plan de acción dirigido a una meta. Este conjunto de funciones es de gran importancia, pues lo usamos a diario. El término de Funciones Ejecutivas fue propuesto por Muriel Lezak en 1982.

12.2. EJEMPLO

12.3. Las funciones ejecutivas están implicadas prácticamente en cualquier trabajo. En cualquier actividad laboral que requiera organización, planificación, resolver problemas, tomar decisiones o manipular datos, se hará uso de las funciones ejecutivas. Por tanto, se emplean tanto para cocinar una hamburguesa, como para planificar una cirugía a corazón abierto.

12.3.1. Cuando preparamos una ruta para un viaje en coche, cuando tenemos que tomar una decisión rápida ante un imprevisto, o cesar un adelantamiento si la situación no es propicia, hacemos uso de las funciones ejecutivas.

12.4. trastornos asociados a problemas en las funciones ejecutivas

12.4.1. El daño cerebral en las estructuras prefrontales puede provocar, entre otras complicaciones, anosognosia (falta de conciencia del propio déficit), abulia (falta de iniciativa), dificultad para secuenciar acciones, problemas para gestionar el comportamiento y las emociones, rigidez cognitiva, etc. Además, un problema en las funciones ejecutivas puede alterar la correcta regulación de otros procesos cognitivos. Un problema en las funciones ejecutivas puede dificultar muchas de nuestras actividades cotidianas.

12.4.2. El síndrome por excelencia que aparece como resultado de un mal funcionamiento de las funciones ejecutivas es el llamado Síndrome disejecutivo o síndrome frontal. En este síndrome, se alteran diversas habilidades cognitivas, tales como la iniciativa, la fluidez, la inhibición, la flexibilidad, la autorregulación, la planificación y la toma de decisiones.

12.4.3. Por otra parte, también pueden darse problemas en las funciones ejecutivas sin necesidad de un daño cerebral. En trastornos como la dislexia, la discalculia, el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) o la esquizofrenia, también se da una alteración de las funciones ejecutivas.

12.5. medir y evaluar las funciones ejecutivas

12.5.1. Las funciones ejecutivas nos permite realizar correcta y eficientemente muchas de nuestras actividades del día a día. Así, evaluar las funciones ejecutivas puede ser de gran ayuda en diferentes ámbitos de la vida: en ámbitos académicos (saber si el alumno va a controlar bien su conducta durante las clases o si va a organizar bien su estudio), en ámbitos clínicos (saber si un paciente va a presentar dificultades para adaptar sus impulsos o sus estados emocionales a la situación) o en ámbitos profesionales (saber si un los trabajadores van a poder resolver los imprevistos que se presenten y tomar las decisiones pertinentes de manera adecuada).

12.5.2. Mediante una completa evaluación neuropsicológica podemos medir de una manera eficaz y fiable las diferentes habilidades cognitivas, como las funciones ejecutivas. CogniFit dispone de un conjunto de test que evalúan algunas de las habilidades cognitivas que componen las funciones ejecutivas, como: la inhibición, la planificación, la flexibilidad cognitiva, la monitorización y la memoria de trabajo. Los tests que emplea CogniFit para medir estas habilidades cognitivas, están basados en los tests clásicos NEPSY, Test Memory Malingering (TOMM), Wisconsin Card Sorting Test (WCST), test de Stroop, Test de Variables Of Attention (TOVA), Continuous Performance Test (CPT), Hooper Visual Organisation Task (VOT), Wechsler Memory Scale (WMS) y la Torre de Londres (TOL). Además de las funciones ejecutivas, el test también mide tiempo de respuesta, percepción visual, percepción espacial, denominación, memoria contextual, memoria visual, memoria auditiva a corto plazo, memoria a corto plazo, reconocimiento, velocidad de procesamiento, rastreo visual, coordinación ojo-mano y atención dividida.

12.6. LAS TRES FUNCIONES EJECUTIVAS, UTILIZADAS POR LOS INVESTIGADORES, LAS CUALES SON IMPORTANTES PARA EL EXITO EN LA VIDA.

12.6.1. Control inivitorio, Memoria de trabajo, flexibilidad cognitiva.

12.6.2. AUTORES

12.6.2.1. El recorrido histórico de las funciones ejecutivas se inicia con Luria, el antecesor directo de este concepto, el cual aborda el estudio de esta terminología desde 1966 Ardila, A. 2008), luego Baddeley en 1986 habla del síndrome disejecutivo creando un paradigma sobre el estudio de las funciones ejecutivas a partir de la descripción y análisis de casos de patologías de la zona frontal. A partir de este paradigma se reconoce al término funciones ejecutivas propias del siglo XX, pero no sin antes reconocer los aportes de Harlow (1868 citado en Ardila y Rosselli, 2007), Feuchtwanger (1923 citado en Ardila, 2008), Goldstein (1944 citado en Ardila, 2008)

12.6.2.2. Harlow, (1868 citado en Ardila y Rosselli, 2007 ) inicia el contexto histórico de las funciones ejecutivas describiendo el caso histórico de Phineas Gage, como un ejemplo de las disfunciones ejecutivas y patologías del lóbulo frontal.

12.6.2.3. finales del siglo IXX y principio el XX, fueron la documentación de las patologías de los trastornos de la zona frontal apareciendo el “Síndrome de lóbulo frontal” caracterizado por Feuchtwanger (1923 citado en Ardila y Rosselli, 2007), También este autor relacionó las patologías frontales con conductas que afectaban la memoria, o déficits sensoriomotores, cambios de personalidad, trastornos en la motivación, en la regulación afectiva y en la capacidad para regular e integrar otras conductas. Posteriormente Goldstein (1944), incluyo la abstracción, iniciación y flexibilidad mental como capacidades del lóbulo frontal.

12.7. Los beneficios del deporte son los que me han ayudado a poder ejercer mi proceso en las funciones de las habilidades metacognitivas, el control la memoria y la flexibilidad.

12.7.1. debo fortalecer la falta de control, para lograr, el proceso de atención, y concentración.

13. Podemos decir que “La Metacognición es el conocimiento que tenemos de nosotros mismos, de nuestras posibilidades y carencias cognitivas.” ... Las estrategias metacognitivas son herramientas que ayudan al sujeto a tomar conciencia de su proceso de aprendizaje, haciéndolo capaz de autorregular dicho aprendizaje.