Enfermedades por S. aureus- Xiomara Huertas- UNAD

Enfermedades por S. aureus- Xiomara Huertas- UNAD

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
Enfermedades por S. aureus- Xiomara Huertas- UNAD por Mind Map: Enfermedades por S. aureus- Xiomara Huertas- UNAD

1. TRATAMIENTO

1.1. El tratamiento de una infección por estafilococos comprende lo siguiente:

1.1.1. Antibióticos. El médico puede realizar análisis para identificar los estafilococos que provocaron la infección y así poder elegir el antibiótico que mejor funcionará. Los antibióticos que se recetan habitualmente para tratar las infecciones por estafilococos comprenden ciertas cefalosporinas, nafcilina o antibióticos relacionados, sulfamidas o vancomicina. Cada vez más se requiere la vancomicina para tratar infecciones graves por estafilococos porque muchas cepas de estafilococos se han vuelto resistentes a otros medicamentos tradicionales. Sin embargo, la vancomicina y otros antibióticos deben administrarse por vía intravenosa. Si te administran un antibiótico oral, asegúrate de tomarlo según las indicaciones y de terminar todo el medicamento recetado por tu médico. Pregúntale al médico a qué signos y síntomas debes estar atento porque estos pueden indicar que la infección está empeorando.

1.1.2. Supuración de la herida. Si tienes una infección en la piel, es probable que el médico te haga una incisión en la llaga para drenar el líquido que allí se ha acumulado.

1.1.3. Extracción del dispositivo. Si la infección está relacionada con un dispositivo o prótesis, se debe extraer el dispositivo de inmediato. Puede que algunos dispositivos tengan que extraerse mediante cirugía.

1.2. Resistencia a antibióticos Los estafilococos son muy adaptables: muchas variedades se han vuelto resistentes a uno o más antibióticos. Por ejemplo, actualmente, solo alrededor del 10 por ciento de las infecciones por estafilococos pueden curarse con penicilina. Debido al surgimiento de cepas de estafilococos resistentes a antibióticos (a menudo descritas como cepas Staphylococcus aureus resistentes a la meticilina), se han empezado a usar antibióticos intravenosos, como la vancomicina, que pueden producir más efectos secundarios.

2. NOMBRE DE LA PATOLOGÍA

2.1. Staphylococcus aureus (pronunciación, conocido como estafilococo áureo o estafilococo dorado

2.1.1. es una bacteria anaerobia facultativa, grampositiva, productora de coagulasa, catalasa, inmóvil y no esporulada que se encuentra ampliamente distribuida por todo el mundo, estimándose que una de cada tres personas se hallan colonizadas, aunque no infectadas, por ella. Puede producir una amplia gama de enfermedades, que van desde infecciones cutáneas y de las mucosas relativamente benignas, tales como foliculitis, forunculosis o conjuntivitis, hasta enfermedades de riesgo vital, como celulitis, abscesos profundos, osteomielitis, meningitis, sepsis, endocarditis o neumonía. Además, también puede afectar al aparato gastrointestinal, ya sea por presencia física de Staphylococcus aureus o por la ingesta de la enterotoxina estafilocócica secretada por la bacteria. En la actualidad, este microorganismo se encuentra como el principal causante de las infecciones nosocomiales. Esta situación se ve favorecida por el hecho de que esta especie habita tanto en las mucosas como en la piel de los seres humanos, lo que permite que a través de las heridas quirúrgicas pueda penetrar en el torrente sanguíneo del paciente por medio del contacto directo o indirecto con el personal sanitario, con un objeto contaminado o incluso con otro paciente. Las cepas habituales de Staphylococcus aureus son resistentes a la penicilina, dejando como los antibióticos más eficaces para combatirlos a los aminoglucósidos, la oxacilina o la nafcilina.3​ Además de la administración del tratamiento antimicrobiano correspondiente, puede ser conveniente, en función del caso, la eliminación de puertas de entradas como catéteres venosos permanentes o drenajes quirúrgicos.

3. FACTORES DE LA VIRULENCIA

3.1. Diversos factores, que comprenden desde el estado del sistema inmunitario hasta los tipos de deportes que practicas, pueden aumentar el riesgo de contraer infecciones por estafilococos.

3.1.1. Afecciones no diagnosticadas Ciertos trastornos o los medicamentos utilizados para tratarlos pueden aumentar la susceptibilidad a infecciones por estafilococos. Entre las personas que pueden tener más probabilidades de contraer una infección por estafilococos se encuentran aquellas que sufren las siguientes enfermedades:

3.1.1.1. Diabetes que requiere insulina

3.1.1.2. VIH/sida

3.1.1.3. Insuficiencia renal que requiere diálisis

3.1.1.4. Sistema inmunitario debilitado, ya sea a causa de una enfermedad o de medicamentos que inhiben el sistema inmunitario

3.1.1.5. Cáncer, especialmente en aquellas personas que se están sometiendo a quimioterapia o radiación

3.1.1.6. Daño a la piel provocado por afecciones como eccema, picaduras de insectos o un traumatismo menor que provoca grietas en la piel

3.1.1.7. Enfermedad respiratoria, como fibrosis quística o enfisema pulmonar

3.1.2. Hospitalización actual o reciente A pesar de los intentos enérgicos de erradicarlos, los estafilococos siguen estando presentes en hospitales, donde atacan a las personas más vulnerables, entre las que se encuentran aquellas que tienen lo siguiente:

3.1.2.1. Sistemas inmunitarios debilitados

3.1.2.2. Quemaduras

3.1.2.3. Heridas quirúrgicas

3.1.3. Dispositivos invasivos Los estafilococos pueden viajar por los tubos que conectan el mundo exterior con los órganos internos. Por ejemplo:

3.1.3.1. Tubos de diálisis

3.1.3.2. Sondas urinarias

3.1.3.3. Sonda de alimentación

3.1.3.4. Tubos de respiración

3.1.3.5. Catéteres intravasculares

3.1.4. Deportes de contacto Los estafilococos pueden esparcirse rápidamente a través de cortes, abrasiones y el contacto piel con piel. Las infecciones por estafilococos también pueden contagiarse en un vestuario al compartir afeitadoras, toallas, uniformes o equipos.

3.1.5. Preparación insalubre de los alimentos Las personas que manejan alimentos y no se lavan adecuadamente las manos pueden transferir los estafilococos de su piel a los alimentos que están preparando. Los alimentos que están contaminados con estafilococos tienen aspecto y sabor normales.

4. SIGNOS Y SINTOMAS

4.1. Las infecciones por estafilococos abarcan desde problemas leves en la piel hasta endocarditis, una infección de la capa interna del corazón (endocardio) que pone en riesgo la vida. Como resultado, los signos y síntomas de las infecciones por estafilococos varían mucho, según el lugar y la gravedad de la infección.

4.1.1. Infecciones de la piel Las infecciones de la piel provocadas por el estafilococo comprenden:

4.1.1.1. Forúnculos. El tipo más frecuente de infección por estafilococos es el forúnculo, una acumulación de pus que se forma en un folículo piloso o una glándula sebácea. La piel que se encuentra por encima de la zona infectada suele enrojecerse e hincharse.

4.1.1.2. Si un forúnculo se revienta, probablemente el pus supurará. Los forúnculos aparecen, con mayor frecuencia, debajo de los brazos o alrededor de la ingle o de los glúteos.

4.1.1.3. Impétigo. Esta erupción cutánea contagiosa, a menudo dolorosa, puede ser causada por estafilococos. El impétigo suele caracterizarse por ampollas grandes que pueden supurar líquido y formar una costra de color miel.

4.1.1.4. Celulitis. La celulitis (una infección de las capas profundas de la piel) causa enrojecimiento de la piel e hinchazón en su superficie. También se pueden formar llagas (úlceras) o zonas de supuración de secreciones.

4.1.1.5. Dermatitis exfoliativa neonatal o estafilocócica. Las toxinas que se producen como resultado de una infección por estafilococos pueden provocar dermatitis exfoliativa neonatal o estafilocócica. Esta enfermedad, que afecta principalmente a bebés y niños, provoca fiebre, una erupción cutánea y, algunas veces, ampollas. Cuando la ampolla se revienta, la capa superior de piel se desprende y queda una superficie roja y rugosa que parece una quemadura.

4.1.2. Intoxicación alimentaria-Una infección por estafilococos en los alimentos no suele provocar fiebre. Los signos y síntomas que puedes esperar con este tipo de infección por estafilococos comprenden:

4.1.2.1. Náuseas y vómitos

4.1.2.2. Diarrea

4.1.2.3. Deshidratación

4.1.2.4. Presión arterial baja

4.1.3. Septicemia También conocida como «intoxicación de la sangre», la septicemia se produce por el ingreso de unas bacterias denominadas «estafilococos» al torrente sanguíneo. Algunos signos de la septicemia son fiebre y presión arterial baja. Las bacterias pueden trasladarse a lugares profundos en el cuerpo y producir infecciones que afecten lo siguiente:

4.1.3.1. Órganos internos, como el cerebro, el corazón o los pulmones

4.1.3.2. Huesos y músculos

4.1.3.3. Dispositivos implantados quirúrgicamente, como articulaciones artificiales o marcapasos cardíacos

4.1.4. Síndrome de choque tóxico Esta afección que pone en riesgo la vida es el resultado de las toxinas producidas por algunas cepas de estafilococos y se ha vinculado con ciertos tipos de tampones, con heridas en la piel y con cirugías. En general, se presenta de repente con:

4.1.4.1. Fiebre alta

4.1.4.2. Náuseas y vómitos

4.1.4.3. Erupción cutánea en las palmas y en las plantas de los pies que parece una quemadura de sol

4.1.4.4. Confusión

4.1.4.5. Dolores musculares

4.1.4.6. Diarrea

4.1.4.7. Dolor abdominal

4.1.5. Artritis séptica La artritis séptica a menudo se produce por una infección por estafilococos. Las bacterias suelen afectar las rodillas, los hombros, las caderas y los dedos de las manos o de los pies. Estos son algunos de los signos y síntomas:

4.1.5.1. Hinchazón de las articulaciones

4.1.5.2. Dolor intenso en la articulación afectada

4.1.5.3. Fiebre