ETAPAS DEL PROCESO FAMILIAR ANTE LOS HIJOS SIGNIFICATIVAMENTE DIFERENTES

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
ETAPAS DEL PROCESO FAMILIAR ANTE LOS HIJOS SIGNIFICATIVAMENTE DIFERENTES por Mind Map: ETAPAS DEL PROCESO FAMILIAR ANTE LOS HIJOS SIGNIFICATIVAMENTE DIFERENTES

1. La llegada de un hijo diferente al seno familiar.

1.1. La discapacidad, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, es definida como cualquier restricción o impedimento de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para el ser humano.

1.1.1. Cabe destacar que; La familia es la principal portadora de valores, costumbres y creencias mediante la convivencia diaria, considerándose como la primera institución educativa y socializadora, como menciona Guevara (1996), “desde que nace comienza a vivir la influencia formativa del ambiente familiar”.

1.2. Se caracteriza por excesos o insuficiencias en el desempeño de una actividad rutinaria normal, los cuales pueden ser temporales o permanentes, reversibles o surgir como consecuencia directa de la deficiencia o como una respuesta del propio individuo, sobre todo la respuesta psicológica a deficiencias físicas, sensoriales o de otro tipo.

1.2.1. Todo proceso de la familia comienza con la decisión de tener una vida en pareja hasta el momento de la llegada del primer hijo o hija; por lo que, para la mayoría de las personas, la llegada del bebé es un fenómeno inolvidable y muy importante, ya que consolida una nueva etapa para la vida de la pareja, es decir, se convierten en padres y madres.

1.3. "HIJO DIFERENTE"

1.4. Sin embargo, cuándo éste bebé presenta algún tipo de discapacidad los padres pueden reaccionar de maneras distintas.

1.5. "El nacimiento de un hijo con discapacidad altera a la familia como unidad social de diversas maneras; padres y hermanos reaccionan con decepción, enojo, depresión, culpa y confusión" (Hardman, 1996).

1.5.1. Winkler, Pérez y López (2005), mencionan que las reacciones que manifiestan los padres pueden ser variadas, en la mujer, pueden ser alegría, miedo, negación y asumir o no asumir la maternidad. El hombre puede reaccionar con miedo o alegría, con negación ante el conocimiento de la discapacidad del hijo (a), pero involucrándose en el desarrollo de este, manteniendo y apoyando la relación de pareja o incluso, de manera extrema, abandonando a la mujer.

1.6. Es un hecho que el tener un hijo o hija con discapacidad trae consigo una serie de implicaciones, lo cual, muchas veces, es manejado de manera negativa; no obstante, no se trata de etiquetar en “bueno” o en “malo” sino de analizar y conseguir comprender los fenómenos que suceden en el interior del núcleo familiar (Ortega, Torres, Reyes y Garrido, 2010).

2. Aceptación y organización familiar.

2.1. Los actuales paradigmas con los que se define a la discapacidad permiten también redefinir el rol de la familia en la vida de una persona con discapacidad, la Convención de los derechos de las personas con discapacidad en su artículo 1 señala que:

2.1.1. Las personas con discapacidad incluyen a aquellas que tengan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo que, al interactuar con diversas barreras, puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás.

2.2. Este concepto obliga a la familia a desterrar ideas que consideran a la discapacidad como castigo divino o enfermedad que impide a la población valerse por sí misma. La evolución histórica de la noción de discapacidad enfatiza que las limitaciones se encuentran en el entorno donde se desenvuelve la persona. En función de este concepto, una familia que no se apropie de esta nueva concepción sobre la discapacidad se puede convertir en la primera barrera para el crecimiento de su hijo o hija, y de esta manera, también limitar su propio crecimiento personal (Díaz, 2011).

2.3. Aceptación del niño con discapacidad.

2.3.1. Se presentan cambios radicales en la dinámica familiar, ya que cada miembro adopta un rol el cual va a seguir hasta que se presente un desequilibrio, cuando se presentan quiebres dentro de la familia el niño se va percatando de que es un ser independiente dentro de su familia, que el apoyo que se le brinda va a ir fortaleciendo su personalidad y autoestima; lo cual va a influir en que el niño aprenda a realizar actividades cotidianas (comer, ir al baño, caminar) que antes no podía realizar por la sobreprotección que existía por parte de sus padres como de su hermano.

2.3.2. Al permitir los padres que el niño con discapacidad comience a realizar actividades tan “sencillas”, esté va a fortalecer su seguridad de tal manera que se va a creer independiente y va a buscar actividades en las cuales el se pueda desenvolver de una manera satisfactoria, logrando el reconocimiento y confianza de sus padres.

2.3.3. Al comenzar con actividades que son extras, el niño comienza a formar relaciones de amistad, las cuales van a ser un apoyo para su crecimiento, así como también el intercambiar experiencias y dificultades que han tenido durante su vida, estas amistades le van a resultar gratificantes cuando existan circunstancias en las que tenga que expresar sentimientos, deseos, necesidades y expresar hasta cierto punto como es su dinámica familiar.

2.4. Relaciones Familiares.

2.4.1. La cohesión de pareja entre los padres va a influir en gran medida a que exista un equilibrio familiar, ya que si no existe una vida de pareja estable los mas seguro es que al verse sumergidos en una situación donde su hijo presente una discapacidad van a existir reproches, reclamos, resentimientos, lo que puede ser la causa a una separación.

2.4.2. Los niños cuando se ven inmersos en situaciones en las cuales sus padres tienen conflictos, comienzan a tener un deterioro en su vida académica y emocional lo cual hace que baje su rendimiento y relaciones de amistades son latentes a que sean una mala influencia en su vida, induciéndolo a riesgos de drogas, alcohol o simplemente con acciones que atenten contra su integridad. Sin que los padres muestren en determinado momento interés por lo que los niños se perciben como personan sin ningún valor como para que ha sus padres les preocupe su bienestar. Lo que hace que las personas con discapacidad busquen un refugio en lugares equivocados, o los sumergen en una sociedad en la cual no son aceptados, ya que son vistos como personas que no pueden llevar una vida “normal”

3. Influencia de la visión social de las necesidades educativas específicas en la familia.

3.1. Las personas con discapacidad son discriminadas socialmente, a pesar de que existe información acerca de este tema, hay demasiados factores que imposibilitan que se desarrollen su vida de manera satisfactoria.

3.1.1. La primera sociabilización que realizan es con sus familiares (tíos, primos, abuelos, etc.) los cuales forman un papel fundamental en la educación del niño, sin dejar de lado las instituciones y medios que intervienen de manera satisfactoria para la educación del individuo.

3.2. La familia con un integrante con discapacidad debe ofrecer oportunidades suficientes para desarrollar aquellas habilidades y competencias personales, sociales que a estos crezcan con seguridad y autonomía. Formando la capacidad de relacionarse y de interactuar satisfactoriamente en el ámbito social.

3.2.1. Tomando en cuenta que cada familia es un sistema abierto y por lo tanto se encuentra en continuo movimiento, cambio y reestructuración buscando una estabilidad y equilibro entre todos los miembro por la que está compuesta.

3.2.1.1. Las familias que tienen un hijo enfermo reaccionan siguiendo estas pautas de conducta: cuando los lazos familiares son fuertes el hecho que contribuye a la unión, y el hijo o se incorpora en el seño de la familia unida o los lazos padre y madre se estrechan excluyendo al niño (Llewellyn, K,1978).

3.3. La mayoría de los padres en la etapa de aceptación, existen ocasiones en las cuales se observa que excluyen al niño de la dinámica familiar; ya que si es primogénito, ellos quienes siguen en la etapa de pareja, por otro lado si el niño es el 2° hijo, existe un desplazamiento de la responsabilidad hacia su hermano mayor, ya que es él quien se hace responsable de velar por su hermano, dejando de lado todas las actividades que el pudiera realizar.